Cultura

El Bocaisapo brindará esta semana por sus 17 años

Cuentan que en este bar un duende juega con vasos y un reloj recupera el tiempo

SÍMBOLO. Cayo Salamanca, propietario del local, adquirió en 1997 este sapo de piedra que ahora adorna el lugar. A éste no le falta el cigarro y la coca.

SÍMBOLO. Cayo Salamanca, propietario del local, adquirió en 1997 este sapo de piedra que ahora adorna el lugar. A éste no le falta el cigarro y la coca. Foto: Gentileza bocaisapo

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / La Paz

00:00 / 02 de febrero de 2014

Dicen que en el Bocaisapo el alma puede rozar el cielo con la cueca Como un fueguito o que el corazón late emocionado al compás del taquirari Mi socio. Rodeado de mitos, el local cumplirá este viernes 17 años y los celebrará en grande.

“Yo estuve el año pasado y me encantó, por eso cuando mis amigos me preguntan: ‘¿Qué local hay que visitar en Bolivia?’, siempre les digo el Bocaisapo”, cuenta el francés Clément Ourgaud sobre el bar ubicado en la calle Indaburo casi esquina Jaén. Es un sitio donde el vino, el arte, la coca y la concertina de Cayo Salamanca y Marcela Gutiérrez, sus propietarios, abren los brazos a los bohemios.

Los festejos por el aniversario se iniciarán este martes 4 y seguirán hasta el fin de semana. El viernes 7 habrá una k’oa comunitaria y el sábado 8 se celebrará la procesión del sapo, la escultura de piedra que caracteriza a este nido nocturno de artistas.

Mitos. Se dice que en el Bocaisapo un duende juega con los vasos, un viejo reloj marca la hora hacia atrás y el espíritu del mítico local Peña Naira se renueva cada noche cuando se abre el local.

Cuentan que cuando el último de los bohemios deja su lugar, un duende sale de las sombras y juega con los vasos. “Se escuchan sonidos, luego vamos y no hay nada, y a veces se rompen los vasos, parece un duende juguetón”, revela Gerson, actual administrador. Otros creen que es el espíritu del recordado escritor Víctor Hugo Viscarra, que murió en 2006. 

Como Viscarra, muchos se quedaron viendo el reloj cuyas manecillas van en sentido contrario al de cualquier otro. “Yo creo que ese reloj quiere recuperar el tiempo perdido”, dijo una vez Ernesto, otro cófrade. El viejo aparato adorna la entrada, donde una barra que perteneció a la mítica Peña Naira es otro tesoro.

“Después de que se cerró el Avesol, se sintió algo así como una orfandad por un espacio para el arte, por eso con Cayo decidimos abrir, en 1997, el Bocaisapo”, recuerda la literata Gutiérrez. El nombre viene de una pequeña flor silvestre que crece en La Paz, llamada también “zapatito”.

En 17 de febrero el Bocaisapo se convirtió en refugio del arte. Escritores como Pedro Shimose y Jorge Coco Manto Mansilla, o políticos como César Navarro, Gabriela Montaño y Cecilia Chacón visitaron este espacio donde día a día se construyen los mitos.

Discos

Martes 4

Los festejos se iniciarán con la noche de vinilos, cuentacuentos y teatro de Antonio Vargas.

Juegos

Miércoles 5

La tunkuña, el trompo, el tapagol y el sapo serán los invitados. Y el jueves 6 habrá guitarreada.

Procesión

Viernes 7

Será la k’oa tradicional por los 17 años y el sábado 8, la procesión del sapo, con una tropa  de moceños.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia