Cultura

El Convite se impuso a la lluvia

Si el sábado el sol brilló en todo su esplendor sobre las bandas en Oruro, ayer fue la llovizna matutina la que recibió a cerca de 45 mil bailarines de 48 fraternidades que enfrentaron con alegría, color y música el poco promisorio clima del Convite, el día de la promesa.

La Razón / Ricardo Aguilar / Oruro

00:00 / 13 de febrero de 2012

Tras bailar a lo largo de cuatro kilómetros, los bailarines de la Morenada Central Oruro llegaron a las puertas del templo de la Virgen del Socavón. Allí se arrodillaron y se dirigieron en esa posición hacia el altar, donde el párroco Bernardino Salas los recibió mientras de fondo se escuchaba la canción A vuestros pies Madre.

El sacerdote los exhortó a privilegiar el aspecto religioso del Carnaval. “La entrada es, ante todo, una peregrinación en honor de la Virgen. Bailen con devoción y prométanle que danzarán el sábado por ella. Los que lo harán por primera vez, comprométanse a hacerlo por tres años consecutivos”, les dijo el sacerdote.

Acto seguido, los danzantes pasaron en la misma posición hasta los pies de la divinidad. Una vez que llegaron a la altura de la Virgen, se pararon y debieron salir del templo sin dar la espalda a la imagen.

Tras la Morenada Central entraron los niños del Conjunto Infantil Caporales Ignacio León, también en hinojos, aunque a resbalones y entre sonrisas. El clérigo les repitió igual recomendación que a los morenos.

Petardos y bombos de bandas se escuchan afuera de la iglesia. En la puerta, una congestión de danzantes espera su turno. Son las 12.00 y ha cesado la continua lluvia que cayó durante parte de la mañana.

Todo comenzó temprano, a las 07.30, cuando de la esquina de las calles Pagador y Villarroel partió la primera fraternidad: la Diablada Auténtica, fundada en 1907. Ésta seguía a la comitiva de autoridades que encabezaba el desfile. Entre éstas se hallaba la alcaldesa de la ciudad, Rosario Pimentel, quien expresó el apoyo que han dado las personas de su administración para “mostrar el Carnaval al mundo entero”. Sonriendo, contó que durante cinco años bailó en la Morenada Ferroviaria.

La mañana era fría y caía la llovizna sobre las graderías vacías, salvo por espacios ocupados por adultos mayores que aplaudían entusiastas. Aún no había vendedores callejeros.

A eso de las 09.00, la lluvia dejó su timidez. De repente aparecieron,  como por arte de magia, docenas de comerciantes ambulantes de ponchillos plásticos, cerveza y whisky.

Los uniformes de los danzantes no presentaban mayor novedad, pues, según el moreno Carlos Ponce, “se guarda la artillería pesada para el sábado”. No obstante, una tropa de Negritos del Pagador llevaba unas boinas de tipo militar que rompió la continuidad de los ponchos de vicuña de las cinco fraternidades que pasaron antes. Se acercaba las 11.00.

Cuando más arreciaba la lluvia (razón de las casi vacías graderías hasta la salida del sol en la tarde) pasó la banda de los Awatiris. Tras un momento, una espectadora gritó a su celular: “¡Apurate! Ya está llegando la Morenada Central, ¡corré!”.

Con unos 900 danzantes, esta fraternidad es una de las más esperadas. Su pasante, Rubén Abdala, resumió su experiencia mientras sostenía un estandarte de plata de ocho kilos: “Bailar en Oruro es adictivo”.

Las matracas hechas de quirquinchos de estos morenos llamaron la atención. Según Jorge Bilbao, responsable del área administrativa de la Asociación de Conjuntos Folklóricos (Ascfo), esos instrumentos fueron elaborados hace muchos años: “son de las épocas de los abuelos”.

Pasadas las 14.00, el público colmó las graderías: la lluvia se fue. La fiesta explotó. Así, jóvenes parados en los entarimados sincronizaron pasos improvisados y cantaron.El Convite se prolongó hacia la medianoche. Los músicos llegaron a la iglesia del Socavón, hicieron su promesa y se retiraron hacia sus concentraciones. Y a lo lejos, con el eco de la música, se oyó “el Carnaval de Oruro está a la vuelta de la esquina”.

Detalles del convite de carnaval

MatracasSegún Jorge Bilbao, de la Ascfo, se realiza una codificación de las matracas de quirquinchos muertos para identificar los antiguos de los más recientes.

PlatillerasSi antes fueron novedad, ahora la presencia de platilleras es casi una ley entre las bandas: ellas llevan un traje especial y maquillaje que las hace destacar.

AutóctonoAdemás de las agrupaciones folklóricas, resaltó la presencia de grupos autóctonos que mostraron instrumentos singulares.

Antesala de la entrada de Oruro

PeinadosVarias morenas bailaron con trajes de ensayo y el cabello peinado en canelones, en lugar de las típicas trenzas.

EventosEl jueves 16 de febrero se celebrará la entrada autóctona, Anata 2012. El viernes por la noche será la serenata a la Virgen y el sábado llega la entrada de Carnaval.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia