Cultura

Espías, Oldman y ‘guerra fría’ - Ricardo Bajo H.

La Razón / La Paz

00:18 / 03 de mayo de 2012

Me gustan las películas de espías, de los de antes. Nada de James Bond, ni “misiones imposibles” con saltos, explosiones y persecuciones. Para espías, los de la “guerra fría”: inteligentes, fumadores, dipsómanos, callados, conspiradores, con lentes antiguos, siempre entre el poder y la lealtad. “El espía que sabía demasiado” (Multicine) es una película con estética del clasicismo de los años 50 y 60, sólida, pausada, sobria, con fotografías grises.

Con tres nominaciones a los pasados Oscar (actor, música original —a cargo del “almodavariano” Alberto Iglesias— y guion) está basada en el “best seller” de John Le Carré. Dirige con elegancia y sofisticación clásica, el sueco Tomas Alfredson y actúan en un reparto de lujo el gran Gary Oldman quizás en el mejor papel de su carrera (interpretando al mítico espía Smiley) acompañado por secundarios de la altura de Colin Firth, John Hurt (“Control”) y Tom Hardy.

Un “thriller” político que te obliga a pensar hasta la última vuelta de tuerca, a permanecer atento durante dos horas para no perderte en la compleja estructura narrativa. Todo con el fin de averiguar quién es el agente doble de los soviéticos incrustado en la élite de los servicios de inteligencia británicos. Un ajedrez, al que le sobran 20 minutos de metraje para que nadie se canse antes de tiempo.

Ricardo Bajo H. es periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia