Cultura

Falta de leyes deja a artistas sin soporte en salud

Los creadores no cuentan con protección estatal ya que no son reconocidos

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

01:30 / 17 de mayo de 2015

“Si un artista se enferma, quiera Dios que tenga su seguro propio, porque si no, nadie le ayudará”. Así resume Edwin Méndez, presidente de la Asociación Boliviana de Artistas Plásticos (ABAP), la falta de soporte que sufren sus colegas.

El 1 de abril, el comediante David Santalla fue internado de emergencia. Esto volvió a poner sobre el tablero la indefensión en la que se encuentra el sector, ya que sus integrantes no están afiliados, con pocas excepciones, al sistema de salud estatal y, por tanto, deben recurrir a los ahorros y a la ayuda del público.

Su colega Cacho Mendieta fue uno de los artistas que se movilizaron para conseguir ayuda económica, ya que es consciente de las deficiencias. “Éste es un problema sobre el que los artistas venimos hablando desde hace décadas. Ya son varios los gobiernos que han prometido desde un seguro especial para el gremio hasta un mausoleo en el Cementerio General”, mencionó.

Otra de las falencias es la falta de apoyo a la familia en caso de fallecimiento de uno de los artistas.

“A veces creo que hay un mayor interés estatal en preservar la obra más que la memoria de su autor”, manifestó el gestor Carlos Ostermann, quien trabaja en la Fundación Cultural Córdova-Imaná, institución que se encarga de preservar la obra y legado de  Gil Imaná e Inés Córdova.

Hay algunos autores que lograron inscribirse en la Caja Nacional de Salud, pero eso se logró gracias al esfuerzo de organizaciones específicas.

Una de éstas es la Sociedad Boliviana de Autores y Compositores de Música (Sobodaycom). El director general de la institución, Geoffrey Baldivieso, explicó que se logró que, después de varias gestiones, los socios de Sobodaycom estén inscritos en la Caja Nacional de Salud y habilitaron un mausoleo en El Alto.

Sin embargo, agregó que “somos solo un pequeño sector, nos enfocamos en compositores y, específicamente, en los asociados”.

Y, aunque la salud es una prioridad, los dirigentes de los diferentes sectores advirtieron que el problema no tiene su origen en esta necesidad, sino en la manera en la que el Estado ve, y define, a los artistas.

“Ni siquiera estamos como opción en el censo, menos aún estamos contemplados en la Ley General del Trabajo, que es una de las más importantes para definir los beneficios sociales que reciben los bolivianos”, lamentó la dirigente de Asocine, y realizadora, Mela Márquez.

La asesora jurídica de la red Telartes, Milenka Escóbar, explicó que los artistas no entran en las categorías definidas por la norma y el Ministerio de Trabajo, ya que los creadores no tienen un trabajo regular: pueden dedicar meses a una sola obra, para luego ser contratado o pasar temporadas en paro o trabajando de otra cosa menos en el arte.

“Incluso los comerciantes informales tiene ventajas sobre nosotros: les dan espacios para su comercio y no les agobian con impuestos al momento de trabajar”, reclamó Méndez.

Ante este panorama, las diferentes organizaciones que aglutinan a los artistas —ya sea Telartes,  Sobodaycom, la Asociación Boliviana de Actores (ABDA), la Asociación Boliviana de Artistas Plásticos (ABAP) o la Asociación de Cineastas (Asocine)— plantearon diferentes anteproyectos de ley.

Pero, el cambio de ministro de Cultura a principios de este año obliga a una nueva presentación y discusión sobre el tema.

“Aún estamos en la etapa preliminar, estamos conversando con los representantes de cada sector. No hay duda de que es algo urgente, pero tenemos que llegar a un acuerdo y trabajar, además, con otras carteras”, informó el ministro Marko Machicao.

Machicao aseguró que, en los siguientes días, se reunirá con más representantes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia