Cultura

La Plaza de las Culturas se llamará Pérez Alcalá

Música, poesía y lágrimas despidieron al arquitecto y acuarelista potosino, que falleció el viernes

La Razón / Miguel Vargas / La Paz

00:51 / 26 de agosto de 2013

Así como Ricardo Pérez Alcalá vivió plenamente, el homenaje rendido en su memoria —acto realizado la mañana de ayer en el Salón Rojo de la Alcaldía de La Paz y, posteriormente, en el Cementerio Jardín— fue profuso en música, poesía y palabras sentidas de los dolientes.

Apenas pudo contener el llanto la artista plástica Rina Mamani, discípula del pintor que falleció la madrugada del viernes en La Paz, cuando le tocó tomar la palabra ante el ataúd con los restos del también arquitecto, rodeado de flores y con un retrato del artista para recordarlo en vida. “Mi querido maestro: he tenido que aceptar con el dolor de mi alma su partida. Usted es la persona más maravillosa que he conocido. El mejor homenaje será seguir su moral de trabajo”.

Ante la proyección de imágenes del potosino y de sus obras, el alcalde paceño, Luis Revilla, fue breve para lanzar un anuncio y cumplir con un último pedido del acuarelista. “Teníamos muchas cosas que hablar con él, formuló ideas y propuestas para mejorar la ciudad. Se iniciarán los trámites para que la Plaza de las Culturas tenga el nombre de Ricardo Pérez Alcalá”, dijo antes de que el cuarteto Camus toque Adagio de Albinoni, pieza solicitada en vida por el maestro a su familia.

Mario Careaga, de la Escuela Municipal de El Alto; Alberto Medina, en representación de los artistas plásticos y otras personalidades, ofrecieron palabras de consuelo y de admiración. El cantautor Luis Rico le escribió una canción inspirado en el discurso de agradecimiento que dio Pérez Alcalá por el reconocimiento a sus 60 años de trayectoria. Finalmente, su hijo, Pablo Pérez, hizo un recuento de su obra con la voz entrecortada.

Sin embargo, fue el amigo y colega Gil Imaná quien terminó por conmover a los asistentes en el Palacio Consistorial de la Alcaldía: “Él hacía que vuele el hierro. Fue así que hizo los dos cóndores que todos conocen. Le gustaba destacar la marca del tiempo: a petacas viejas y torcidas les dio vida y valor para que admiremos las cosas que desechamos. Era un soñador: el jueves se fue a dormir y se quedó soñando. Hasta pronto, maestro”.

Jornada de luto para las artes

Sepelio

El cortejo fúnebre partió del Palacio Consistorial a las 11.30. La tumba está en el sector Rosales del Cementerio Jardín. La misa de ocho días será el 3 de septiembre.

Trámite

La familia del pintor anunció que habrá otros homenajes, como la apertura de un museo en la casa del maestro, en Aranjuez.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia