Cultura

Los tres de ‘San Antonio’ - Ricardo Bajo H.

00:31 / 17 de mayo de 2012

En Bolivia, abre una chichería en una esquina y a dos días se inaugura otra al ladito. ¿Cuántos documentales carcelarios se estrenaron en cine? Entre mayo y junio, dos. El primero, San Antonio, sobre el penal de Cochabamba, construido para 80 y donde penan 300 personas. San Antonio es un ameno y duro documental del cochabambino Álvaro Olmos y rescata la vida de tres personas: Ramón, un argentino preso por narcotráfico; Sergio, un rapero boliviano acusado de homicidio; y Guery, un chango con ínfulas de maleante. De los tres, Ramón Ojeda se roba la peli por su “buen corazón”.

La cámara de Olmos nos pasea por pasillos donde se trabaja, se vive con niños, se “disfruta”, se consumen drogas… todo como en la “vida real”. En realidad, la protagonista es la prisión, un microcosmos con nuestros defectos y virtudes.

Próximamente se estrenará el documental Ciudadela de Diego Mondaca, sobre San Pedro. Ambas obras, la de Olmos y la de Mondaca, tienen un “fin”: dignificar y hacer visible a los presos. San Antonio saca la cámara para seguir a los personajes —más de 100 horas de grabación— y a ratos “resbala” en estereotipos: violencia, droga, exhibicionismo gansteril... A ratos, Olmos pierde la brújula, “pisa el palito” sensacionalista. San Antonio es un ejemplo de la pujanza vibrante del nuevo documento boliviano, comprometido, arriesgado, necesario.

Ricardo Bajo H. es periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia