Cultura

Veneno que mata, agua que libera

La Razón Digital / Marta Monzón, actriz y directora / Santa Cruz

17:42 / 24 de abril de 2013

Velos negros y transparentes, aletean, se abren, son brisa, son viento, son puertas, corredizos abiertos a la traición, parajes de penumbras, intrigas, asesinatos, muerte y venganza.

Ahogarse en el agua, o en el veneno de la venganza, la locura como liberación, el agua como liberación.

La escenografía y los objetos, entornan y determinan el paso del tiempo, la multiplicidad de personajes, los diferentes espacios dramáticos; la luz y las músicas marcan la propuesta que transcurre desde el drama al humor, desde las cholitas luchadoras hasta el trágico final de la muerte de Ofelia.

Esta versión de Hamlet, marca un hito en la trayectoria del Teatro de los Andes.

Dicen todo lo que querían decir, muchas de ellas fueron las que se callaron durante veinte años, otras de ellas las dicen por primera vez.

¿Es un puente entre dos épocas? El sueño, las fantasías, las pesadillas, el delirio, el alcohol y la duda arrastran a Hamlet a plantearse el ser o no ser; al de los Andes lo condiciona el de seguir o perecer… dejar todo o renacer.

Quizá la poética muerte de Ofelia a través del agua, es la imagen final de un tiempo que se termina y una nueva historia que comenzará a escribirse a partir de la próxima obra.

 

  • HAMLET DE LOS ANDES. Teatro de los Andes. Bolivia. Texto: Diego Aramburo. Dirección: Diego Aramburo y Teatro de los Andes.
  • La obra fue puesta en escena durante la jornada inaugural del Festival de Teatro.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia