Cultura

El arte alteño crece a pesar de la falta de apoyo estatal

Artistas y gestores se quejan por el desinterés en el desarrollo de la cultura en El Alto

Estudio. Alumnos de guitarra de la Escuela Municipal de El Alto practican en una de las aulas de la institución, que está ubicada en la Alcaldía Quemada.

Estudio. Alumnos de guitarra de la Escuela Municipal de El Alto practican en una de las aulas de la institución, que está ubicada en la Alcaldía Quemada. Foto: Ángel Illanes

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

00:00 / 21 de junio de 2015

Artistas y gestores creen que, pese a que los gobiernos municipal y estatal muestran desinterés por las culturas en El Alto, las iniciativas van en aumento en esta urbe, potenciadas por los movimientos ciudadanos y emprendimientos independientes. 

“Hay una intensa actividad cultural y artística, pero toda ella se desarrolla sin apoyo alguno del Estado. Es la ciudadanía, los jóvenes, quienes se mueven para crear, enseñar y difundir sus trabajos”, indicó Iván Nogales, director de Compa Teatro.

Nogales precisó que ése no es un problema reciente ni exclusivo de la gestión del exalcalde Édgar Patana, sino que es un mal que viene desde hace ya varios años.

De distinta opinión son la pintora Rosmery Mamani y el cineasta Juan Carlos Aduviri. Ambos son graduados de la Escuela Municipal de las Artes de El Alto, institución que creen fue dañada por el anterior gobierno municipal.

“Hemos tenido cinco años de una dura sequía, no es coincidencia que el periodo de sequía sea el mismo tiempo de la gestión del exalcalde Patana. Este periodo destaca por su inexistente política cultural. La Escuela de las Artes es lo único que da indicios de trabajar porque genera actores culturales, pero ha sido descuidada como nunca antes; el daño que se le ha hecho la ha herido de muerte”, consideró Aduviri.

De igual forma, Mamani considera que la escuela fue la más afectada por el descuido municipal, especialmente en la selección de profesores. “Antes teníamos grandes maestros, ahora es gente que entró porque es amiga de alguien de la administración. Hay excepciones, pero la calidad y el prestigio de la institución se han perdido”, sostuvo.

Pese al abandono estatal, existen proyectos que buscan continuar la formación. Uno es el dirigido por Freddy Céspedes, quien ensambló la Orquesta Filarmónica de El Alto con estudiantes de esa ciudad, algunos de los cuales fueron sus alumnos cuando trabajaba en la escuela municipal. “Ahora trabajo independientemente. Sigo enseñando y continuaré haciéndolo”, aseguró el director.

Espacios como Wayna Tambo, en Villa Dolores, se abren a talleres, conciertos y exposiciones.

Nogales destacó que trabaja con diferentes centros y proyectos para establecer una alianza que permita crear una red que ayude a que estas iniciativas continúen fomentando la producción alteña.

Transición

Encuentro

Los artistas anunciaron que se reunirán con las nuevas autoridades con sus propuesta.

Migración

Oportunidades

Aduviri y Mamani trabajan en La Paz, ya que sí cuenta con mejores condiciones para su arte.

Recursos

Auspicios

Céspedes lamentó que los artistas alteños no pueden difundir su obra en el exterior por falta de apoyo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia