Cultura

Un canto a la amistad

La Razón / Ricardo Bajo H.

21:12 / 06 de diciembre de 2011

"Divorciadas, evangélicas y vegetarianas" es una comedia amena, divertida, inusual en nuestro "serio" panorama teatral lastrado por el escepticismo nadaísta y por ende, obra imprescindible y necesaria. El texto del venezolano Gustavo Ott -subido a escena en innumerables países con rotundo éxito- es el principal arma para sostener la obra, apoyada esta vez en un trío de actrices jóvenes bolivianas donde destaca -por llevar el timón con fuerza y aplomo- Francia Oblitas.

Bajo la dirección de Miguel Ángel Estellano, la evangélica Mechi (Karol Fernández), la divorciada suicida Gloria (Carmen Guillén) y la "vegeta" Beatriz (Francia Oblitas) salen del paso con temple, gran humor, comadrerío y agilidad dramatúrgica. 

"Divorciadas, evangélicas y vegetarianas" es un canto a la amistad entre mujeres, a la complicidad, a la esperanza, sazonado con un humor políticamente incorrecto, callejero, sarcástico.

Mujeres al borde, golpeadas, valientes y cobardes, sumisas y corajudas; una mujer estereotipada en las películas del manchego Almodóvar. Teatro sobre infidelidad, doble moral, religión, violencia, sexo y mujeres que divierte y hace pensar a todos; chicas y chicos. Pero sobre todo, un himno a la amistad entre las personas: pequeñas grandes heroínas de nuestra cotidianeidad, esas luchadoras que te cruzas todos los días por la calle.

¨La obra vuelve los días 24 y 25 de noviembre (este jueves y viernes) al Centro Sinfónico de La Paz (Ayacucho, frente al Banco Central).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia