Cultura

Un fiscal constata que el Museo Lítico se halla en ruinas

Salones en ruinas contienen parte de las piezas arqueológicas de Tiwanaku. En el Museo Lítico la humedad penetra las paredes, aflora el material salino y partes del techo penden sobre el patrimonio. Ayer, el fiscal Aldo Ortiz hizo la inspección ocular.

Daño. Un hoyo a los pies de la famosa estela Benett o Pachamama.

Daño. Un hoyo a los pies de la famosa estela Benett o Pachamama.

La Razón / Ricardo Aguilar / La Paz

02:24 / 20 de enero de 2012

Ortiz, en la puerta del Museo Lítico, inició la inspección ocular para constatar los desgastes en el interior del mismo.  El principal imputado es Raúl Gómez, dueño de la empresa que se encargó de la obra: RAH Gómez. Sin embargo, había más personas citadas, todas las cuales, a través de sus abogados, anunciaron que, como la inspección atañe a las fallas de construcción, ninguno de ellos tenía nada que hacer ahí y que procederían a retirarse.

Dichos imputados son: el supervisor de la obra durante la tercera fase (2005-2010), Freddy Montero; el exjefe de la Unidad de Arqueología (gestión 2009), Javier Escalante; el exjefe de la Dirección General de Patrimonio del Ministerio de Cultura durante 2005, Rolando Saravia; y Fernando Cajías, quien como viceministro de Cultura, entre 2004 y 2005, habría invitado a RAH Gómez a la licitación. Finalmente, el único que cumplió con la palabra de retirarse fue Cajías.

En el interior del museo no hay necesidad de rebuscar los daños, pues éstos saltan a la vista: hay manchas de salinidad y humedad por las paredes; incluso en la Sala Verde penden trozos del cielo falso que parecen reírse de la gravedad. Además, algunas de las estelas del salón están peligrosamente equilibradas con piedras como cuñas, cosa muy riesgosa para el patrimonio y los potenciales visitantes.

El fiscal Ortiz vio los daños y dio la palabra a cada uno de los imputados y a la parte demandante: el Ministerio de Cultura. Los denunciados deslindaron toda responsabilidad. “Es extraño que las roturas en el techo sean tan simétricas, alguien nos ha boicoteado haciendo destrozos, es por eso que prohibí a Gómez que reparara esa evidencia”, dijo Montero.

Todo el tiempo se actuó bajo esa lógica, desde el intento de entrega del museo en 2010, cuando los comunarios la rechazaron por las fallas que advirtieron. Desde entonces nadie quiso reparar los daños, aduciendo que la construcción era una escena del crimen que no debía ser contaminada. Además de estas acusaciones, se dice que al hacer los cimientos encontraron vertientes, a pesar de lo cual se continuó la obra.

También se puede ver burdos remaches que pretenden ocultar los estragos del mal manejo de las piezas líticas. “Sólo la Unidad de Arqueología está autorizada a mover el patrimonio cultural”, se defiende Raúl Gómez, acusando indirectamente a Javier Escalante de esos daños. Éste, a su vez, dice que las piezas fueron removidas “por alguien” para tapizar los soportes de cemento. Al final, la ministra Salguero manifestó que las piezas estarían mucho más seguras en la intemperie que al interior de ese recinto.

Monolito Benett está totalmente expuesto

El detalle del monolito Benett o Pachamama muestra la presencia de un hoyo colindante a su base frontal izquierda. En la parte posterior de la misma existe una capa de sales insolubles de color blanco producto de la humedad. Asimismo, en el techo, casi a la misma altura de su parte superior, hay un desgajamiento del cielo falso.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia