Cultura

5.000 músicos lucieron su vena cívica en el XI Festival de Bandas de Oruro

Homenaje. Vistiendo la tricolor, tocaron los himnos de todos los departamentos

La Razón / Ricardo Aguilar y Juan Mejía Cisneros / Oruro

00:00 / 12 de febrero de 2012

La aguda nota con que empieza el Himno Nacional salió de cientos de trompetas y fue replicada por igual número de trombones. Los golpes de los bombos también retumbaron al unísono. A las 10.45 de ayer, el XI Festival de Bandas de Oruro comenzaba con aire patriótico.

Más de 5.000 músicos de bandas pesadas y livianas de bronces se habían congregado en la plaza Cívica de la ciudad de Pagador, formando tres grandes franjas en rojo, amarillo y verde. Tres también fueron los maestros que se encargarían de armonizar al gran número de artistas congregados en el evento realizado en honor a la Virgen del Socavón y la Patrona de los Músicos, Santa Cecilia. Este año, el mensaje para Bolivia fue el de “unidad” para el “retorno al mar”.

Terminada la interpretación de la canción patriótica en su totalidad,  fue repetida luego en aymara, quechua y uru-chipaya. Para esta última versión, se contó con la presencia de pobladores de esta región.

No fue el único elemento cívico que engalanó la jornada: las bandas ofrecieron al público los himnos departamentales, ejecutados con una destacada sincronización musical, pese a las estructuras tonales. "Hemos recopilado los primeros y segundos compases de cada himno, pero más que eso, el mensaje de ejecutar en uno solo los nueve himnos, es la unidad y reivindicación marítima", reafirmó el My. de música Germán Salas Quispe, quien dirigió este número destacado del programa.

Los primeros compases de Salve ¡Oh! Patria, dieron inicio a la interpretación de los himnos departamentales, para concluir también con el Salve ¡Oh! Patria, premiado luego con un cerrado aplauso del público local, nacional e internacional que se dio cita a la emblemática avenida Cívica.Repertorio. La Virgen del Socavón fue la principal agasajada. Antes del acto oficial, a las 10.30, los miles de músicos tocaron el yaraví A vuestros pies Madre. Debido a la ocasión, una réplica del cuadro en que se muestra a la imagen milagrosa fue sacada para la ocasión: “La hemos traído para que se escuche música”, comentó Carlos Hualpa, uno de los devotos.  

El evento oficial continuó con las palabras del ministro de Culturas, Pablo Groux, quien a nombre del presidente Evo Morales inauguró el festival, mencionando además que el folklore nació en esta parte del mundo, que es un reflejo de la tierra, de los pueblos y de sus costumbres.  "Los músicos, vestidos con la tricolor boliviana, son el alma que nos hacen sentir orgullosos de lo que somos y es un tributo a Oruro, a los hombres y mujeres de esta tierra", dijo en su breve discurso de apertura.

Tres maestros estuvieron a cargo de dirigir a la gran banda: Germán Salas, Lucio Apaza y Zenón Choque, cuyo desempeño destacó por una  sincronía impecable. “Guiar a tantos artistas hace que uno se sienta realizado como músico orureño. Reconozco la capacidad profesional del músico boliviano”, resalto el director Lucio Apaza.

En el intermedio, el ministro Groux agregó que es muy importante que el evento reivindique el origen de estas tradiciones de Bolivia. “No se trata de que no se baile o toque estos géneros en otras partes del mundo, sino de que se reconozca a Bolivia como el lugar de su nacimiento”.A continuación, cada una de las interpretaciones musicales contó con la actuación de solistas en trompetas, trombones y tubas (contrabajos). Además, la presencia de grupos musicales folklóricos, fue destacada en la segunda parte, donde se interpretó música selecta, como Obertura Primaveral  o el foxtrot Alma Andina.

En la tercera parte destacó la música folklórica, con invitados especiales en el canto. Hubo desde una tonada chapaca, hasta taquiraris, selección de morenadas, caporales, tinkus, tobas y diablada, para terminar con la Marcha al Mar.

"Maravilloso, simplemente maravilloso. No hay nada que envidiar, son verdaderamente músicos natos del ande, tal como se los conoce", comentaba un violinista suizo que llegó a Oruro exclusivamente a presenciar el Festival de bandas que se ganó un sitio en el Record Guiness 2006.

Costo. La organización de este festival tuvo un costo de aproximadamente medio millón de bolivianos, distribuidos en la confección de más de 5.000 trajes (Bs 350 a 400 mil), armado del escenario ($us 3 a 4 mil) y la contratación del sistema de sonido (Bs 28 mil), según el presidente de la Federación de Bandas de Oruro, Gonzalo Choque Huanca. El dirigente reconoció el apoyo de los patrocinadores de CBN-Huari, Entel y el Ministerio de Culturas.

Músicos faltantes

“Hemos autorizado a tres bandas para que viajen a Puno (Perú): a la Pagador, a la Intercontinental Poopó y a la Sebastián Pagador. Son las bandas más representativas, pero viajaron en un número reducido”, comentó el dirigente Gonzalo Choque.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia