Cultura

‘Por fin vamos a conocer Bolivia en dos noches importantes’

Xavier San Martin. La Razón conversó por teléfono con el compositor y tecladista del grupo La Oreja de Van Gogh. El músico expresó su emoción por visitar por primera vez la “Bolivia real” y compartió información sobre el concierto y el proceso creativo de la banda para componer, además de los hitos en su carrera artística.

Grupo. Cinco talentosos de la música se unieron para conformar este conjunto que es un éxito en Latinoamérica y Europa.

Grupo. Cinco talentosos de la música se unieron para conformar este conjunto que es un éxito en Latinoamérica y Europa.

La Razón (Edición Impresa) / Andrea Azcui

03:11 / 19 de octubre de 2014

Los costos de preventa hasta hoy son: Bs 500 (Platino), Bs 350 (VIP) y Bs 150 (General). Desde mañana se podrán comprar las entradas a Bs 650 (Platino), Bs 450 (VIP) y Bs 180 (General). Los tickets se venden en las oficinas de SuperTicket (edificio Alborada piso 1, en La Chiwiña, zona Sur) y a través de sus páginas web www.superticket.com y www.superticket.bo. La organización de este evento es un trabajo de Boris Navarro Entertainement.

— ¿Qué expectativas tienen para su visita a Bolivia?

— Estamos con unas ganas tremendas de conocer por fin Bolivia, que es uno de los pocos países latinoamericanos que nos falta por conocer y queremos que esta visita sea muy grata, pues éste es uno de los conciertos que más se acerca. En La Paz y Cochabamba van a ser dos noches muy importantes, aunque tenemos un poco de miedo por la altura, ya que no estamos nada acostumbrados a ella, pero seguro que logramos acostumbrarnos.

— ¿Qué saben de los fanáticos  que los esperan en Bolivia?

— Sabemos que hay una actividad en las redes sociales a la espera de estos conciertos en Bolivia y existe muchísima gente que estaba esperando una visita de La Oreja de Van Gogh al país. Siempre hemos tenido que pedirles que esperen y postergar esta oportunidad, y por fin esto se va a hacer realidad y podremos conocer cara a cara a los fans.

— ¿Tienen alguna actividad planificada para convivir algún tiempo con sus fans?

— Seguro que sí, la agenda la llevan los mánager desde acá y es posible que ellos puedan encontrar algún espacio en la agenda para poder pasar un tiempo con nuestros fanáticos, ya que para nosotros es muy importante sentir esto. Nuestra música llega más rápido que nosotros, tenemos muchos fanáticos de nuestra música en lugares donde nunca hemos estado —como Bolivia, por ejemplo— y eso nos lleva a dos factores fundamentales: los medios de comunicación que difunden nuestra música y segundo, los fans, que son quienes hacen que esa música prolifere, el grupo sea escuchado y por esto será una prioridad el poder saludarlos.

— Se conoce que llegan a Cochabamba y La Paz, incluso sabemos que van a visitar el Cristo de la Concordia, ¿ustedes suelen quedarse por unos días en los países que visitan?

— Nos encanta, en la medida de lo posible y si la logística lo permite. Nos gusta conocer algo más que el hotel y el aeropuerto. A nosotros cinco la música nos ha permitido conocer muchísima gente y muchos lugares. Queremos aprovechar esta oportunidad, aunque restemos horas al sueño, para conocer lugares típicos de los sitios donde viajamos. Si fuéramos solo a los hoteles y a los aeropuertos cada que viajamos, eso sería desplazarnos y no viajar. Por eso estamos seguros de que en este viaje podremos visitar la Bolivia real.

— ¿En qué va a consistir el concierto de la gira Primera Fila?

— Durará dos horas y media, vamos a tocar los éxitos de todos los discos. Nos gusta que tenga muchas canciones que todos conocen como La playa, Rosas y Cometas por el cielo, entre otras, además de temas del nuevo disco que grabamos el pasado año en México.

— Dada la evolución musical desde su primer disco hasta su más reciente éxito, ¿cómo se mantienen como un grupo sólido y exitoso?

— Imagina todo lo que ha sucedido desde que salió nuestro disco en 1998. Siempre intentamos en cada disco avanzar, no repetir viejas fórmulas, pero tampoco avanzar demasiado hasta el punto que no se nos reconozca, buscamos siempre ese avance para no repetirnos e innovar sin perder nuestra identidad. Entre esos dos extremos vamos avanzado poquito a poco y así vamos haciendo los discos. La Oreja de Van Gogh es un grupo romántico que habla mucho del amor e imagínate los cambios, el primer disco lo escribimos con 18 años y ahora tenemos más de 30 todos, y hay varios padres de familia. En el amor, aunque el sentimiento va creciendo con nosotros, se hace todo más complicado y más amplio y por esto afortunadamente hay más cosas que contar y nos conviene contar con distintas palabras y experiencias.

— ¿Cómo ha sido el trabajo con otros artistas —como Natalia Lafourcade, por ejemplo—, han sabido acoplarse al estilo del grupo sin problema?

— Fue una maravilla pues a pesar de tantos años nunca nos habíamos atrevido a incorporar las voces de otros artistas. Tal vez era un error y nos sentíamos demasiado autosuficientes y nunca nos habíamos atrevido a invitar a otros artistas como Natalia y ha sido una auténtica lección. No nos atrevíamos a ingresar colores o ingredientes que no teníamos en el grupo, pero esta experiencia nos ha dado una lección muy importante y ha sido algo muy enriquecedor.

— Siendo usted uno de los compositores,  ¿cómo funciona el proceso creativo para crear los discos y las canciones?

— No lo sé ni yo sinceramente, todos hemos aprendido a escribir música solos y lo que nos inspira es la vida misma y las emociones, las inquietudes de una persona común y corriente. Yo creo que empezamos a atrapar esas vivencias en una canción, pueden ser vivencias propias, de gente cercana o de quien sea las que nos inspiran.

— ¿Cuál ha sido el aporte personal que Leire Martínez dio para consolidarse en la banda?

— Leire ya está siete años con nosotros y ya ha adquirido su personalidad como artista dentro del grupo. Al principio fue difícil, pues tenía que sustituir a alguien muy talentosa como Amaia Montero, pero ha pasado tanto tiempo y está imprimiendo su huella y su manera de cantar, y ella, si bien aprendió de nosotros, hoy por hoy los cinco aprendemos todos de todos.

— En 2009, el grupo sacó un disco con 11 versiones de sus grandes éxitos con la Orquesta Sinfónica de Bratislava, ¿cómo fue esa experiencia?

— Fue una especie de experimento musical, nos la pasamos muy bien, nos sentimos muy importantes al escuchar canciones nuestras vestidas con el arte de una sinfónica. Fue una propuesta diferente, al no ser solo los cinco en el escenario; estuvimos rodeados de importantes músicos, fue una experiencia inolvidable.

— ¿Tienen canciones preferidas o emblemáticas?

— La creatividad pasa por la mano de los cinco y la verdad creo que no te podría decir que me gusta una más que otra. Emocionalmente todos tenemos identificación con todas las canciones del grupo. Personalmente me gustan mucho dos: Jueves y El último día del resto de mi vida que es una canción más actual y divertida.

— Terminada la gira, ¿cuál es su siguiente paso como grupo?

— En diciembre volveremos a España a descansar, ya que este fue un año de conciertos por toda Latinoamérica y nos centraremos en un nuevo disco. Nos quedaremos en San Sebastián, que es nuestra ciudad, escribiendo, componiendo y grabando para contar muchas cosas que nos están rondando por la cabeza.

— Como grupo exitoso, ¿participan de alguna forma en actividades benéficas?

— Siempre que ha habido oportunidad lo hemos hecho, nos lo han solicitado desde Médicos sin Fronteras hasta para hechos como un huracán o algún conflicto bélico. Siempre que pudimos cooperamos convocando gente para poder ayudar con las diferentes causas.

— Siempre los artistas tienen requerimientos especiales para los conciertos, ¿cuáles son los de La Oreja de Van Gogh?

— Nosotros nunca pedimos nada extravagante, siempre que viajamos nunca hemos tenido esa necesidad y siempre hemos recibido más de lo que esperamos. De verdad se puede ver en cualquier lugar que hemos visitado, lo único que queremos es que venga gente a vernos y que el ambiente sea el mejor. Por lo demás nos basta con una toalla y una botella de agua para refrescarnos y claro, en el caso de Bolivia, un poco de oxígeno para no tener problemas con la altura (ríe). No queremos nada estrambótico.

— ¿Qué le prometen al público que acudirá a verlos?

— Pueden esperar entrega total, mucha energía, canciones que conocen y escucharnos tocando la música desde el escenario. Ninguno de nosotros va a salir volando por el escenario (risas), eso es para las superestrellas: nosotros lo que proponemos al público es darle un buen momento con nuestra música y esperamos que les guste mucho.

Perfil

Nombre: La Oreja de Van Gogh

Nació: 1996, en San Sebastián

Integrantes: Leire Martínez, Álvaro Fuentes, Haritz Garde, Pablo Benegas y Xavier San Martín

El grupo surgió gracias a un concurso de su ciudad

Surgieron en 1996 como un grupo de amigos universitarios al que le gustaba tocar versiones de sus grupos favoritos, pero cuando empezaron a componer temas caen en  cuenta de que ninguno de ellos tenía el don del canto. Después de varios intentos con gente conocida, Pablo conoció a Amaia Montero y la invitó a formar parte del grupo para que sea la voz. Los músicos participaron en el concurso pop rock Ciudad de San Sebastián, lo que les ayudó a promocionarse. En 2006 Montero decide seguir una carrera de solista y el 14 de julio de 2008 se anunció oficialmente el nombre de la nueva vocalista, Leire Martínez, exparticipante de la primera edición española de Factor X. La cantante supo acoplarse perfectamente al estilo del grupo y a ganarse el cariño del público. En noviembre visitarán Bolivia para promocionar su último álbum denominado Primera fila (nombre también de la gira) en dos conciertos —La Paz y Cochabamba— los días 15 (Club Olimpic, Cochabamba) y 16 de noviembre (Teatro al Aire Libre, La Paz) a partir de las 20.00.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia