La Revista

De escaleras y cornudos

El próximo año tendremos ascensores y todo será más lindo, incluido ese acceso tenebroso por un callejón con barro por donde los peatones llegamos de la avenida Costanera a Bajo Següencoma. Seguro que con el paso de los años, extrañaremos las incomodidades.

La Razón / Ricardo Bajo H. / La Paz

00:03 / 17 de octubre de 2013

La Feria del Libro es más útil que el Día del Peatón: nuestras pantorrillas están cada día más robustas. No hay nada más sano para el corazón que subir escaleras. Y eso es lo que hay que hacer para llegar al cuarto piso y poder disfrutar de las charlas en las salas Yolanda Bedregal y Joaquín Aguirre. El próximo año tendremos ascensores y todo será más lindo, incluido ese acceso tenebroso por un callejón con barro por donde los peatones llegamos de la avenida Costanera a Bajo Següencoma. Seguro que con el paso de los años, extrañaremos las incomodidades.

El otro día don Mario Ríos Gastelú se hizo cargar para llegar al cuarto piso donde el martes a la noche Humberto Quino presentó su diccionario Cornudos por la gracia de Dios (Editorial 3.600, con unos preciosos dibujos del gran Marco Tóxico). A Quino sólo le falta en su libro el cornudo de feria del libro; ése que por distraerse entre libros ve cómo se escapa la liebre. Hablando de stands, el domingo la Cámara del Libro premiará al más lindo: uno de los preferidos es el puesto de Lectura con esas letras descolgadas del techo. ¿Y los peores? Tengo mis favoritos, pero quiero seguir paseando por, así que, mejor me callo.

Ricardo Bajo H. es periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia