Espectáculos

Adiós a Chita, la compañera de Tarzán

Cine. El chimpancé, que en realidad se llamaba Jiggs y era macho, tenía 80 años de edad

Tarzán y Chita

Tarzán y Chita

Jacinto Antón / Jacinto Antón / Madrid

00:05 / 29 de diciembre de 2011

Ha muerto la mona Chita. He ahí un obituario. La noticia ha saltado el día de los inocentes provocando inicialmente las lógicas reservas. Pero la defunción queda confirmada. Ha sido de infección renal a la edad de 80 años, en un centro de primates en Florida.

Varias generaciones de humanos por no hablar de la selva entera estamos sobrecogidos. Se ha ido la célebre mona (para nosotros siempre fue ella, aunque para los anglosajones era Cheeta, él, un macho) y con ella el último mito vivo del cine de hombres mono.

Bestezuela entrañable, traviesa y resolutiva, de muchos de los filmes canónicos de Tarzán, Chita es tan famosa en el imaginario como Rin-tin-tin o Lassie. Tanto da que en realidad no se llamara Chita ni fuera una mona, sino un mono y que su condición y sus aventuras no tuvieran en realidad nada que ver con lo que tenía en mente Edgar Rice Burroughs cuando creó el personaje literario de Tarzán.

Efectivamente, sólo a una imaginación calenturienta de Hollywood y desconocedora de la fauna africana se le podía haber ocurrido que los grandes monos en cuyas peludas manos pone el autor el destino del niño humano Greystoke, el Tarmangani, fueran las de los pequeños chimpancés. Sin duda Burroughs pensaba en una gorila al imaginar a Kala, la mona que cría a Tarzán. A una gorila la puedes llamar mamá, pero con una chimpancé está claro que algo no cuadra. En fin, como la fama no entiende de lógica ni el cine de sutilezas, nos tocó ver al fornido Weissmüller acompañado de Chita.

El macho chimpancé que la encarnó en cuatro de los filmes clásicos de Tarzán (aunque no el primero) y que se ha llevado toda la hirsuta gloria hasta fallecer el 24 de diciembre se llamaba Jiggs. Según el relato oficial de su vida había nacido en 1932 en Liberia. El éxito profesional de la mano de Maureen O’Sullivan en la segunda entrega protagonizada por Johnny Weissmüller, Tarzán y su compañera (1934), en el que el título se refería a Jane y no a Chita.

Considerado el mono más viejo del mundo por la lista del récord Guiness, Jiggs-Chita ha muerto tras sobrevivir a todo el resto del reparto, incluidos Boy (Johnny Sheffield, fallecido en 2010).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia