Espectáculos

Avril Lavigne tendrá una boda de ensueño

La famosa intérprete contrae matrimonio este lunes con Chad Kroeger en la ciudad de Cannes, una localización que guarda gratos recuerdos para ella y un claro simbolismo sobre los entresijos de su vida sentimental.

Avril Lavigne y Chad Kroeger. Foto: Revista Hello

Avril Lavigne y Chad Kroeger. Foto: Revista Hello

La Razón Digital / Bang / EE.UU

10:14 / 01 de julio de 2013

La artista canadiense Avril Lavigne pasará por el altar este lunes con Chad Kroeger --su prometido y líder de la banda de rock Nickelback--, un feliz acontecimiento que tiene lugar en la ciudad francesa de Cannes y que se verá acompañado de tres días de intensa celebración que tienen más que entusiasmada a la extrovertida intérprete, quien ya ha confesado que cumplirá el sueño de casarse en una de sus ciudades preferidas.

"[Avril] decidió que su boda se realizaría en Cannes porque Francia, y especialmente París, son lugares que guardan un significado especial para ella y un claro simbolismo del romanticismo que siempre ha definido su relación con Chad. La pareja suele acabar veraneando en St. Tropez cuando ambos tienen la oportunidad de pasar unas semanas recorriendo el país y visitando su capital, algo que les ha dado la oportunidad de sumergirse profundamente en la cultura local, su gastronomía, su historia y la belleza de sus monumentos", reveló al portal E! News una fuente cercana a la afortunada pareja.

Aunque a las celebraciones acudirán varios representantes del mundo del espectáculo en Estados Unidos --como el productor musical y antiguo jurado de 'Factor X' L. A Reid--, se espera que la ceremonia esté rodeada de un profundo secretismo con la intención de que sea lo más íntima posible, y ello motiva que ni siquiera los invitados vayan a conocer el lugar exacto del evento hasta que se encuentren instalados en su hotel.

Esta boda será la segunda que protagonice la estrella de la música, quien hace tres años se divorció de Deryck Whibley y eligió precisamente Francia para pasar unos meses de soledad y reflexionar en profundidad sobre su entonces inestable universo sentimental.
"Me instalé en un lugar en el que no conocía absolutamente a nadie, me apunté a clases de francés que se impartían cinco días por semana con la intención de hacer amigos, y reconozco que tuve mucha suerte. Conservo un grupo de gente muy interesante con la que mantengo el contacto porque, gracias a ellos, logré sentirme por primera vez como una persona normal que no tenía que dar explicaciones sobre nada", confesaba recientemente la intérprete al portal Access Hollywood.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia