Espectáculos

Se parte un cerro en Ventilla y 9 familias se quedan en la calle

Drama. Tan solo una de las afectadas logró sacar sus pertenencias de su vivienda.

Riesgo. Una nube de polvo se alza donde hasta ayer había una casa de 2 pisos en la prolongación 23. Foto: Luis Salazar

Riesgo. Una nube de polvo se alza donde hasta ayer había una casa de 2 pisos en la prolongación 23. Foto: Luis Salazar

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia / La Paz

00:00 / 11 de febrero de 2015

Entre las 11.00 y las 11.33 de ayer,  tres casas se vinieron abajo, cada una en menos de un minuto, a la vista de sus propietarios y de vecinos de Ventilla, una zona de alto riesgo del municipio de La Paz, quienes no lograron rescatar sus pertenencias.     

“Ya no por favor, que pare. ¿Por qué no nos han dicho nada? Hubiéramos sacado nuestras cosas. ¿Por qué tuvo que pasar esto?”, se lamentó una de las afectadas quien no quiso dar su nombre.  

Por la tarde se derrumbaron dos inmuebles más y para hoy la Alcaldía anunció la demolición de las otras dos que quedaron afectadas por el escarpe (partición, división) de un cerro ocasionado por la granizada del martes y el corte de un talud.

El desastre se produjo en la prolongación calle 23 de Ventilla, en inmediaciones de la avenida Mecapaca, al sur de La Paz.

La apertura de una grieta de 15 centímetros, cerca de la una de la madrugada, en una vivienda de la parte superior del cerro alertó del desprendimiento. El movimiento, que no fue de consideración en ese momento, hizo que los vecinos llamaran a la línea de emergencias 114.

“Una rajadura que era de dos centímetros se convirtió de 15. Nos pusimos en alerta y con el apoyo de los funcionarios de la Alcaldía logramos sacar algunas de nuestras pertenencias, pero mi hija no ha podido rescatar nada”, contó Benigno Mamani.  

El secretario municipal de Gestión Integral de Riesgos, Vladimir Toro, explicó que a esa hora solo estaba afectada la casa de Mamani, por lo que se dispuso su evacuación. Los perjudicados preguntaron si debían abandonar sus hogares, sin embargo, se les informó que no era necesario porque ese momento no había riesgo.

No obstante, cuando las personas se disponían a iniciar sus actividades cotidianas, entre las 07.30 y 08.30 de ayer, se emitió la alerta para que todos abandonen sus casas. “A esa hora se agudizó el problema. El escarpe se movió secuencialmente y afectó a las viviendas aledañas por lo que se dispuso la salida”, añadió Toro.  

 

  

 

Secuencia. En menos de un minuto, una de las viviendas se desplomó aproximadamente a las 11.15, luego de que se fuera inclinando lentamente desde las 08.30 de ayer.

Desde ese momento, se cercó y precintó el paso por la prolongación de la calle 23 y las graderías de ingreso al Barrio de Verdad de Alto Ventilla, ante la amenaza de colapso inminente.

Andrea Romay, quien tenía una vivienda de dos pisos, habitada por cuatro personas, reclamó que los ediles solo hayan evacuado a una familia cuando comenzó la emergencia, a la 01.00.

 “Nadie nos informó que evacuáramos, nos dijeron que no había problemas, pero mi casa se vino abajo. ¿Cómo no nos van a ayudar a prevenir? Ahora no tengo nada, estamos en la calle”, se quejó entre sollozos.  Los vecinos contaron que en el sector, hace un año, se presentó la propietaria de un predio de la parte baja e hizo movimiento del talud, lo que ocasionó la rotura de cañerías, factor que creen originó el escarpe.

“Han dado permiso para construir sin muro. Hemos pedido a la Alcaldía que controle, pero solo han impermeabilizado”, denunció Romay. Victoria Flores comentó que debido a las granizadas se filtró agua que viene de la parte superior, lo que sumado a una filtración por una mala reparación a una cañería afectó el terreno.

“Ellos (municipalidad) tenían conocimiento de lo que iba a pasar. Hemos pedido que se tomen medidas, pero no nos hicieron caso. Intentamos sacar algunas cosas, pero ya se han perdido varias”, añadió apesadumbrada.

El lugar donde se produjo el movimiento es una pequeña parte del área de riesgo, ubicada entre Ventilla y Mecapaca, explicó Toro. Para el edil, el problema fue superficial, aunque afectó a las ocho casas. “No se ha activado el deslizamiento ni el área de riesgo. El problema puntual se generó por la granizada del martes y el corte de talud para una construcción”, precisó el secretario.

El presidente de la junta de Vecinos de Ventilla, Rudy Tarifa, reclamó que el gobierno local no haya realizado trabajos de prevención. “Nadie ha venido a notificar sobre la situación en la que se encuentra el barrio. Es lamentable que las familias se queden sin hogar por falta de previsión”.

Toro respondió que se invirtieron Bs 3 millones en la captación de aguas subterráneas y la construcción de muros de pilotes de 16 metros. Añadió que el deslizamiento antiguo está a 14 metros.

“Este es un deslizamiento lateral que evidentemente afecta a las personas, pero no pone en riesgo a los demás”, recalcó.

Además, rechazó la versión de que no se hubiera alertado a las familias damnificadas. Se entregaron notificaciones a los propietarios (el 31 de octubre de 2013, el 2 diciembre de 2013 y el 25 de marzo de 2014), a través de la Subalcaldía del Macrodistrito Sur, lo que fue rechazado por los vecinos.

La última está fechada el 23 julio de 2014, y en ella se instruye el desalojo preventivo.

Consultado sobre el tema legal, el subalcalde Sur, Ernesto Villarroel, declaró que no tenía información sobre la situación de los propietarios damnificados y que la prioridad era dar condiciones a los afectados para recuperarse de la pérdida. “Luego veremos”, apuntó.

Hasta el cierre de edición habían colapsado seis viviendas. Hoy se efectuará la demolición controlada de las otras dos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia