Espectáculos

Los lamentos, de Quincy Jones a Justin Bieber

La reacción de duelo en el mundo artístico estadounidense fue inmediata

DISCO. En 2009, tras años de ausencia en el mercado, lanzó ‘I look to you’, en el que canta ‘Nothin' but love’.

DISCO. En 2009, tras años de ausencia en el mercado, lanzó ‘I look to you’, en el que canta ‘Nothin' but love’. Foto: AFP

AFP / Los Ángeles

00:00 / 13 de febrero de 2012

Músicos, productores y fans saludaron la memoria y la voz excepcional de Whitney Houston, homenajeando a “una de las más grandes cantantes pop de nuestro tiempo”. 

Numerosos artistas reaccionaron rápidamente a la muerte de la diva del pop escribiendo mensajes en su cuenta de Twitter. “Estoy llorando tras la muerte chocante de mi amiga, la incomparable Whitney Houston”, escribió Mariah Carey.

“Hemos perdido a otra leyenda. Mi amor y mis oraciones a la familia de Whitney”, declaró Christina Aguilera, mientras que Rihanna escribió: “No tengo palabras! Sólo lágrimas”.

El cantante Smokey Robinson declaró a CNN que espera que “la gente se acuerde de las cosas positivas de ella, y no tanto de sus problemas. Todo el mundo tiene problemas”. La cantante, que decayó debido a las drogas, “tenía una de las voces más hermosas de la historia de la música”, añadió.

Para el crooner estadounidense Tony Bennett, la muerte de Houston es “una tragedia”, según escribió en su cuenta de Twitter. La diva del pop era “la cantante más grande que he oído, la vamos a echar de menos”, apuntó. “Qué locura. Una de las mayores voces acaba de morir”, se lamentó a su vez el ídolo de los adolescentes Justin Bieber.

El exmarido de Houston, el cantante de rhythm and blues Bobby Brown, lloró mientras ofrecía un recital con su grupo New Edition en el estado de Mississippi. “!Te quiero, Whitney!”, dijo en la noche del sábado al terminar una de sus canciones, y lanzó un beso al cielo, según reportaron  medios de prensa.

‘tarde’. Robin Gibb, cantante de los Bee Gees, saludó la memoria de “una de las grandes voces de la música popular”. “Como sucede habitualmente, lo aquilatamos cuando ya es demasiado tarde, y manifestamos nuestro cariño por quienes lo merecen una vez que se han ido”.

El músico y productor Quincy Jones, uno de los colaboradores del difunto Michael Jackson, elogió “un talento realmente original e incomparable. Siempre lamenté no haber tenido la ocasión de trabajar con ella”.

Los latinos tuitearon su dolor

Gloria Estefan. “Whitney fue siempre tan dulce conmigo. Tenía la esperanza de que pudiera superar sus problemas y vivir una vida feliz y tranquila.Estoy triste".

Ricky Martin "Vuela, Whitney, vuela".

David Bisbal. “Terrible noticia. Que descanse en paz".

Lolita. “La voz de las voces, la voz más cálida y clara" que ha oído en su vida.

Sí, ella estuvo en la cúspide

En la era de la MTV, Houston fue una de sus superestrellas, a la altura de Michael Jackson o Madonna. Eso fue en los 80, cuando la famosa cadena televisiva creó un nuevo concepto de consumir la música a través de la imagen, marcando las preferencias de toda una generación que se acercaba al pop y haciendo primar en muchos despachos el impacto de la estética por encima del contenido artístico. Pero la cantante de Nueva Jersey no sólo fue esa cara bonita, de mirada dulce y sonrisa luminosa. Su atractivo residió en su música.

A diferencia de las supermodelos del pop actual, tan explosivas en el muslo y el fogonazo, basó su éxito en su voz, la mejor de sus armas para dulcificar el góspel que llevaba dentro y vestirlo para todos los públicos con su ropaje pop.

La cúspide de su carrera llegó a principios de los noventa. Antes que Madonna, Houston interpretó el himno nacional estadounidense en la final de la Super Bowl en 1991... Lo paradójico fue que Madonna, la chica mala, supo controlar su carrera mucho mejor que la buena de Houston, que descarrilló entre los excesos de las drogas y el alcohol y un desastroso matrimonio.

Difícil recordarlo, después de tantos años de sequía y polémicas sentimentales, pero sí, Whitney Houston estuvo en la cúspide. Fue una voz dulce que dio frescura a la música pop y se convirtió en espejo de toda una generación de jóvenes superestrellas femeninas. Fue, sencillamente, un ícono del éxito y la         decadencia de la cultura norteamericana.

Fernando Navarro es periodista de El País, Madrid

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia