La Revista

Los fotógrafos de antaño logran un pacto con la tecnología digital

Sin abandonar sus viejas cajas fotográficas, donde se hacía el revelado químico de sus fotos, los fotógrafos paceños de antaño pactaron con la tecnología digital, pero sin abandonar el arte de retratar.

Oficio. Un fotógrafo en la Alonso de Mendoza con una cámara digital; abajo, Escóbar y su caja fotográfica.

Oficio. Un fotógrafo en la Alonso de Mendoza con una cámara digital; abajo, Escóbar y su caja fotográfica. Oliver Mercado.

La Razón / Ana María Ramírez / La Paz

00:18 / 28 de febrero de 2013

Sin abandonar sus viejas cajas fotográficas, donde se hacía el revelado químico de sus fotos, los fotógrafos paceños de antaño pactaron con la tecnología digital, pero sin abandonar el arte de retratar a las personas, a la vida.

La plaza Alonso de Mendoza todavía conserva a uno de estos personajes de antaño de la urbe paceña, el fotógrafo tradicional. Las cámaras de cajón de inicios del siglo XX, con una apertura para el revelado y una lente, eran los principales instrumentos de trabajo de estos artistas. Estos artefactos son sólo un adorno para llamar la atención de los clientes.

“Al día ganaba entre unos  Bs 150 a Bs 200 porque antes venían muchas personas a tomarse una fotografía, parejas, familias y amigos; pero ahora ya no hay mucha gente y se gana poco, entre Bs 30 a Bs 40 diarios”, comentó Apolinar Escóbar Campa (85), considerado el último fotógrafo de cajón que trabaja desde hace más de 60 años en el oficio. Sus compañeros de arte tuvieron que adaptarse a la tecnología con las cámaras digitales, aunque él todavía plasma imágenes y rostros con su caja.

En la actualidad, ya no se encuentran en el mercado materiales ni reactivos para las fotos en blanco y negro, por lo que ya no conviene hacer su revelado. Además, la gente prefiere la fotografía a color, explicó Escóbar.

Los turistas son los más curiosos. Se aproximan a las cámaras para ser retratados por el cajón fotográfico; sin embargo, se llevan una sorpresa cuando ven sacar del bolsillo de estos artistas una  pequeña cámara digital.

“Desde hace tres o cuatro años trabajo con cámaras digitales, pero era mucho mejor la antigua, la foto en blanco y negro. El negativo tiene una duración de por lo menos 70 u 80 años. Yo tengo fotos de mi padre, de la Guerra del Chaco, que hasta ahora se conservan sanas”, afirmó Gregorio Alcón Beltrán (78). Él es otro de los fotógrafos de antaño que trabaja en la plaza y que aún conserva su caja fotográfica, pero sólo como una reliquia de atracción, pues siempre lleva un dispositivo digital.

La principal diferencia entre las fotos antiguas y las digitales consiste en que las primeras necesitan un proceso de elaboración antes de que se registre la foto. En cambio, las digitales usualmente no se preparan, incluso las imágenes se pueden corregir luego de haber sido capturadas.

“La fotografía es un arte. Para sacar una foto se necesita ver la luz, las tomas, el tipo de rostro, el tipo de ojos, la iluminación y otros aspectos que quizás no son considerados por quienes hoy tienen una cámara digital”, comentó Geraldine Gosálvez Gismondy, bisnieta del italiano Domenico Gismondy, uno de los fundadores de la fotografía en Bolivia en 1907. 

Para el historiador Fernando Cajías de la Vega (63), estos artistas son personajes de antaño que han sobrevivido con el paso de los años debido a que La Paz es una ciudad que mezcla la tradición y la modernidad. “Decidir entre una foto de estudio o una fotografía tradicional en la plaza Alonso de Mendoza es como decidir entre el rock y el folklore, depende de las circunstancias. Si uno está apurado va a un estudio, pero si tiene tiempo va a sacarse una foto con calma a la plaza”, manifestó.

Los fotógrafos de antaño de     La Paz se encuentran todos los días en esta plaza Alonso de Mendoza desde las 09.00 hasta las 16.00, a la espera de activar sus nuevos dispositivos y tomar fotos, las que también son reveladas al instante. Cobran entre Bs 15 a Bs 20 por las fotografías a color, pero las de blanco y negro, con la calidad de antes, sólo puede producirlas la caja de Apolinar Escóbar.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia