La Revista

‘El olor de tu ausencia’: no hay futuro

La irregularidad, los problemas de montaje, las idas y venidas y otras pequeñeces hablan de una “opera prima” especialmente auspiciadora, pero que amaga con golpearte y no lo hace. ¿Pedía demasiado? El filme logra incluso abordar la marginalidad urbana sin regodearse en lo porno-miseria.

La Razón / Ricardo Bajo H. / La Paz

00:31 / 15 de agosto de 2013

La última película boliviana en estrenarse ha sido El olor de tu ausencia, de Eddy Vásquez. La mirada honesta sobre una Cochabamba periférica, el sólido sello autoral, el particular código fragmentado y la apuesta altamente política han sido algunas de las cualidades esgrimidas. Todas son verdad aunque no pueden evitar que El olor de tu ausencia se me quede en el (buen) camino.

La irregularidad, los problemas de montaje, las idas y venidas y otras pequeñeces hablan de una “opera prima” especialmente auspiciadora, pero que amaga con golpearte y no lo hace. ¿Pedía demasiado? El filme logra incluso abordar la marginalidad urbana sin regodearse en lo porno-miseria. A la dura y pesimista película de Vásquez, le falta una mirada que clarifique la estética y la narrativa para que ésta no se pierda.

Desconocemos la labor de dos directores que han marcado al cine boliviano de la última década (Bellott y Boulocq son los productores): tan solo alcanzo a notar cierta “marca” de un estilo boulocquiano. Película para charlar un buen rato de ella, para disfrutar de nuevo: y eso ya es mucho en nuestro desigual cine boliviano. A destacar, de nuevo, la presencia de uno de nuestros actores con mayor talla: Roberto Guilhón, desaprovechado en el cine.

Ricardo Bajo H. es periodista

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia