La Revista

La parte boliviana del Qhapaq Ñan está ‘muy abandonada’

Declaratoria. No es turística como otros caminos, pero era sagrada.

Valor. El camino del Inca o Takesi, que se inicia en Mina Chojlla, no forma parte de la declaratoria. Foto: La Razón-archivo

Valor. El camino del Inca o Takesi, que se inicia en Mina Chojlla, no forma parte de la declaratoria. Foto: La Razón-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Gemma Candela / La Paz

12:30 / 23 de junio de 2014

Los aproximadamente 80 km que tiene el Qhapaq Ñan (camino inca) entre Desaguadero y Viacha son parte de los más de 30.000 km que el sábado fueron declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco. Esta parte boliviana está “muy abandonada”, según los expertos.

“Los caminos han sufrido un proceso muy largo de diferentes actividades desde hace más de 500 años: hay tramos que están bien conservados, otros que han sido hasta asfaltados, tramos que en parte se utilizan... Es un camino vivo”, explicó el director general de Patrimonio, Marcos Michel.

“Está bastante deteriorado”, aseguró el presidente de la Sociedad de Arqueología de La Paz, Carlos Lémuz. Los trechos cercanos a las serranías son los que mejor se conservan, mientras que otros ya están “perdidos” o “pocos visibles por la maleza y la actividad agrícola”, expresó el arqueólogo.

El trayecto boliviano es parte del eje central de la vía de más de 30.000 km que comunica Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Venezuela, y que tiene seis siglos de historia. De la ruta principal nacen miles de tramos secundarios, de los que también hay varios ejemplos en Bolivia. “Ha habido una selección de tramos. No se puede declarar semejante cantidad de caminos. El que se ha declarado patrimonio en Bolivia es un tramo central: el de Desaguadero a Viacha”, dijo el Director General de Patrimonio.  

Aunque no es el mejor conservado de los que existen en el país, ni turístico como otros, su importancia radica en que era sagrado para el imperio incaico. “Pasaba por Tiwanaku, que era considerado el centro de origen de los incas”, contó Michel. Según algunas de las leyendas del origen del Cusco, los fundadores, Manco Cápac y Mama Ocllo, eran tiwanakotas.

“No son, como se podría esperar, tramos empedrados como los que se pueden ver por el lado de Copacabana: una parte sí tiene empedrado y otra es como un sendero con muros a los costados”, describió Lémuz. Tiene restos de tambos, donde se alojaban y alimentaban los viajeros imperiales, como militares o el propio Inca. A través de la enorme red de caminos corrían las noticias, literalmente, llevadas por los chasquis (mensajeros).

“Seguramente se va a disponer de fondos internacionales” tras la declaración de Patrimonio, de acuerdo con Michel. Con ellos, espera Lémuz, se podrá “mejorar la situación de los caminos, que están muy abandonados y a merced de cualquier acción que modifique el paisaje sin considerarse que es patrimonio, y que pueden constituirse en un importante medio para que las mismas comunidades obtengan trabajo e ingreso.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura añadió a la lista de lugares patrimoniales 5.000 km de la Ruta de la Seda, conocidos como Chang’an-Tian-shan y que transcurren por Kirguistán, China y Kazajastán.

También se sumaron a la lista la ciudad de Namhansanseong, a 25 km de Seúl, que sirvió de capital a la dinastía Joseon defendida por monjes-soldados budistas; el Gran Canal, un sistema de conducción de aguas de más de 2.000 en China; y Rani-ki-Vav, un pozo en Gujarat, India, que posee siete plantas escalonadas, según EFE.

Bienes de la humanidad

  • Bolivia

Aunque no han sido incluidos en la declaratoria, el país tiene caminos incas secundarios como el del Choro y el Takesi.

  • 992

Son los lugares registrados hasta ahora como Patrimonio Mundial.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia