La Revista

Hay un plan para liberar las voces del archivo legislativo

Libro. La especialista entrega su obra esta noche en Espacio Patiño

Gestora. Ludmila Zeballos, autora de ‘Voces retenidas’, con discos de aluminio y cartón del Legislativo.

Gestora. Ludmila Zeballos, autora de ‘Voces retenidas’, con discos de aluminio y cartón del Legislativo. Eduardo Schwartzberg.

La Razón / Mauricio Quiroz / La Paz

00:02 / 19 de septiembre de 2013

La bibliotecóloga Ludmila Zeballos se ha propuesto liberar a las voces retenidas que se encuentran en el archivo de la Asamblea Legislativa Plurinacional para que este material sea de utilidad para la investigación científica.

Se trata de catalogar decenas de voces de parlamentarios, senadores y diputados, además de presidentes y otras personalidades que se registraron en 4.500 discos (cartón, aluminio y vinilo), 400 carretes magnetofónicos y 9.088 casetes, entre 1947 y 2005. El plan de la especialista está contenido en el libro Voces retenidas, la memoria oral como documento científico que presentará a las 19.30 de hoy en el auditorio del Espacio Simón I. Patiño (mezzanine del edificio Guayaquil, Ecuador 2503, Sopocachi) con la participación del repositorio Luis Oporto, quien además escribió el prólogo del texto.

Propuesta. El texto plantea un diagnóstico del archivo oral del Legislativo que se encuentra en el edificio de la Vicepresidencia del Estado, originalmente construido en 1926 para albergar al Banco Central de Bolivia, y una propuesta de catalogación que, según Zeballos, debería continuar con la digitalización de todos los registros. Esta tarea es compleja para el caso de algunos soportes como el de los discos de cartón y aluminio porque no existen reproductores para estas grabaciones en el país. 

Zeballos es responsable del Centro de Documentación en Artes y Literaturas Latinoamericanas (Cedoal) de la Fundación Simón I. Patiño y ha trabajado en el archivo del Legislativo, entre 2001 y 2010, desde donde constató, en directo, las dificultades de los investigadores para acceder a la información histórica contenida en los soportes del archivo oral.  

“Hay una gran cantidad de archivos en discos y cintas que no están clasificados ni descritos”, afirmó Zeballos. Anticipó que en su propuesta se sugiere la aplicación de protocolos internacionales y la generación de fichas electrónicas de manera que el usuario del archivo pueda llegar al material a merced de su requerimiento temático. “Se tratan de fuentes primarias que son clave para la investigación”, dijo.

Hay 13.988 archivos sonoros

Según el director del archivo de la Asamblea Legislativa Plurinacional, Luis Oporto, el libro “expone una propuesta de tratamiento técnico del valioso archivo sonoro del Órgano Legislativo que contiene los registros orales de las sesiones públicas” desde 1947 hasta 2005 cuando comenzó el tránsito a la era digital. Antes de la fundación del archivo, en 1943, las sesiones legislativas eran anotadas y resumidas por un relator, cuyos documentos también se conservan en el archivo.

Existen 13.988 archivos en diversos soportes. Los discos estuvieron vigentes desde 1947 hasta 1966, cuando se introducen las cintas magnetofónicas hasta 1967 cuando ingresan los casetes. En los registros de Zeballos también existen videocintas, en Beta y VHS, que si bien están inventariadas aún resta la clasificación por tema y personajes que participaron en audiencias libradas en el escenario de lo que fue el Congreso de la República.

Zeballos aclaró que existe un vacío de registros sonoros entre 1968 y 1981, pues fue un periodo de dictaduras.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia