La Revista

Gestores y artistas dirigirán el Parque de las Culturas y la Pachamama

Mi Teleférico recoge sugerencias de la ciudadanía para el plan y una meta es recuperar el patrimonio ferroviario paceño. 1930 fue cuando se construyó el edificio patrimonial que ahora es la entrada y fachada de la Estación Central de Mi Teleférico.

Vista general de la maqueta del proyecto del Parque de las Culturas y Pachamama.

Vista general de la maqueta del proyecto del Parque de las Culturas y Pachamama. Foto: Jorge Soruco

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

08:20 / 24 de julio de 2017

“Los gestores y artistas serán quienes administren el Parque de las Culturas y la Pachamama”, aseguró César Dockweiler, gerente de Mi Teleférico. También indicó que se espera el aporte de la ciudadanía para la elaboración del programa.

Dockweiler dijo que la empresa se encargará de la administración de la infraestructura del parque —cuyo proyecto fue anunciado la anterior semana por el presidente Evo Morales— pero que se buscan especialistas para la gestión.

“El éxito del parque no será la infraestructura, será el programa, la gestión cultural tiene que darle vida. Para esto pensamos crear una institucionalidad con diferentes actores que se especialicen en este tema. Queremos involucrar a varias instituciones para que éstas generen este proceso”, mencionó la autoridad.

Aunque no especificó con quiénes se está conversado para esto, el gerente destacó que mediante las redes sociales se continúa consultado a diferentes actores sociales.

En este sentido, explicó que Mi Teleférico recibirá aportes ciudadanos sobre las actividades que se realizarán una vez terminada la primera fase.

El proyecto se levantará en  cinco hectáreas del terreno de la Estación Central de Mi Teleférico, al lado norte del mismo y pasando las terminales de las líneas Roja y Naranja.

Está formado por dos etapas. La primera, con un financiamiento de $us 12.000.000, contempla nueve áreas. Los responsables del plan esperan que esté lista en 2019.

Por eso, actualmente el personal de Mi Teleférico está trabajando en el diseño final del proyecto, el cual por instrucciones del presidente Morales, deberá presentarse en el plazo dos meses.

El trabajo fue dirigido por los arquitectos Teddy Aguirre y Marcelo Patiño en colaboración con especialistas de distintos campos como arqueólogos, historiadores y sociólogos.

Dockweiler recalcó que el diseño es original. “Podría haber sido fácil mandar a nuestro personal a otros países para que copien otros lugares de este tipo, pero no queremos eso. Lo que buscamos es que sea único en el mundo y, como sucede con la ópera de Sydney, entre otras, los turistas consideren algo esencial visitarnos y sacarse una foto en el lugar”.

Durante estos dos meses se continuarán recibiendo sugerencias mediante las redes sociales y en las oficinas de la empresa.

“Nuestra meta es que los bolivianos se apropien desde ya del parque y que en el futuro acudan sin pensar al espacio, sabiendo que encontrarán muchas cosas”, añadió. En ese sentido afirmó que la recepción de sugerencias continuará tras terminado el trabajo.

Aguirre y Patiño señalaron que otro objetivo es recuperar material de la Empresa Nacional de Ferrocarriles, anterior propietaria del predio.

Tres locomotoras, un grupo de vagones, rieles e incluso dos puentes ferroviarios que estaban abandonados en el lugar serán reutilizados en varios puntos del parque.

Eso también incluye al edificio patrimonial de la Estación Central. Diseñado por  Julio Mariaca Pando en 1930, este edificio de tres plantas y una torre forma parte de las nueve zonas del parque. Allí  se colocarán galerías de exposición; la Zona T (Espacio para jóvenes) dedicada a las artes audiovisuales; talleres artísticos y un Museo Ferroviario.

Otro edificio a recuperarse es el galpón de locomotoras. Allí se planea habilitar al menos dos salas de artes escénicas. Según la propuesta inicial, se tendrá una plataforma de audiencia que podría moverse gracias a las rieles del lugar para cumplir con distintas necesidades del artista.

Al medio del complejo estará la Gran Plaza de las Culturas, donde se podrán efectuar ferias itinerantes, entradas folklóricas y presentaciones escénicas. Al final de dicho espacio se instalará un puente ferroviario en desuso, creando dos escenarios de música.

“Van a estar colocados de tal manera que mientras que en uno actúa un grupo o cantante, en el otro estarán probando equipos. Así no se crearán tiempos muertos entre las presentaciones”, contó Aguirre.

Más al norte, se tendrá otro teatro al aire libre, un Centro de Interpretación Interactivo. Allí se representarán los seis sistemas de vida del país (altiplano, valle, Yungas, Chaco, sabana, Chiquitanía y Amazonía). También tendrá áreas verdes con espacio de recreación infantil, puentes colgantes y juegos tradicionales.

En esta zona se rehabilitarán las residencias ferroviarias para las oficinas, tiendas de recuerdos y salas de exposiciones, entre otras.

En el lado noreste —a lo largo de la plaza, galpón y edificio patrimonial— se construirá un parque seco de texturas de tierra. Este circuito peatonal estará adornado con fuentes de aguas danzantes.

Finalmente se tendrán circuitos de ciclovías, trotadores y practicantes de parkour. El parqueo de vehículos, con una salida hacia la avenida Montes, completará la primera fase del proyecto.

Los arquitectos indicaron que cuando se presente el plan final no se registrarán mayores modificaciones a la propuesta existente.

Sobre la segunda fase del parque, Dockweiler adelantó que consiste en tres áreas: un centro de investigación cultural; la reformulación de los edificios de oficinas, que se trasladarán, y el memorial de la Madre Tierra. Sin embargo, todavía no se tiene un plan definido, ni se ha determinado cuándo comenzará el trabajo. (24/07/2017)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia