La Revista

Las tentaciones ‘resucitan’ al pepino y empieza el Carnaval

Ante un ataúd amarillo y azul, cientos esperaban impacientes la resurrección del pepino en el Cementerio General. Las más preocupadas eran sus cuatro viudas, que tenían encomendado revivirlo con besos y encantos para dar inicio al Carnaval paceño.

El ataúd del pepino es llevado en andas. En el recorrido, que partió del Cementerio General, el personaje levantó la tapa del féretro en un amague de ‘resurrección’. A. Rocabado

El ataúd del pepino es llevado en andas. En el recorrido, que partió del Cementerio General, el personaje levantó la tapa del féretro en un amague de ‘resurrección’. A. Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Liliana Aguirre / La Paz

01:36 / 12 de enero de 2015

Ante un ataúd amarillo y azul, cientos esperaban impacientes la resurrección del pepino en el Cementerio General. Las más preocupadas eran sus cuatro viudas, que tenían encomendado revivirlo con besos y encantos para dar inicio al Carnaval paceño.

Una vez descargado el féretro en un escenario armado en la avenida Entre Ríos, las primeras en subir a la testera fueron las candidatas a Reina del Carnaval, que desfilaron para lucir su belleza. Las jóvenes lograron que el pepino se sobresalte y agite un poco, pero no consiguieron reanimarlo.

Las segundas en subir al podio fueron las cuatro viudas, vestidas con polleras elegantes y un velo negro. Las damas contornearon sus caderas y acariciaron al pepino, que no desperdició la oportunidad de recibir los mimos. Sin embargo, los esfuerzos no fueron suficientes y el tradicional personaje paceño continuó en su letargo. Finalmente, una de las mises se animó a darle un par de besos y la tentación hizo que el pepino despierte ante el aplauso de los presentes. Luego, el baile dio inicio a la fiesta del Carnaval paceño.

INICIO. Por primera vez, el “desentierro” del pepino comenzó dentro del Cementerio General. Aún no eran las 14.00, pero la multitud reunida allí ya se encontraba exaltada; cuando el alcalde transitorio, Omar Rocha, llegó al lugar, los chiflidos y arengas en su contra acapararon la atención.

Sin embargo, Rocha los ignoró y después de saludar a Javier Escalier, secretario de Culturas, y a Ramiro Lazo Tito, presidente de la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Carnaval, junto a sus correligionarios levantaron el ataúd donde yacía el pepino.

Con un cielo despejado y un sol resplandeciente que acaloró a quienes cargaban el pesado féretro, empezó una peregrinación hasta la avenida Entre Ríos, donde lo esperaban las tentaciones del Carnaval: baile, cerveza y belleza.

Durante el recorrido también destacaron la Chola Peceña 2014 y el Ch’uta 2014, que bailaron y compartieron su alegría. “Hemos armado un acto especial para el pepino con las bellezas que le harán mimos para que reviva, lo están esperando”, explicó Lazo antes de la “resurrección”.

La música fúnebre fue interpretada por la banda Eduardo Caba, que acompañó el paso de las autoridades que llevaron en andas el cajón, mientras el tradicional personaje hacía amagues de despertar después de un año de permanecer “bajo tierra”.

El burgomaestre comentó que hoy se realizará un acto para los músicos. “La banda Eduardo Caba es patrimonio de La Paz y estuvieron 11 años con contratos. Este lunes van a recibir sus ítems. También vamos a institucionalizar a la Guardia Municipal”, indicó.

Durante el recorrido por la avenida Baptista, la calle Lino Monasterios y la avenida Entre Ríos, donde se encontraban tres tarimas para dar comienzo al acto, la gente siguió el peregrinaje ovacionando al personaje paceño.

En la Entre Ríos, más de tres cuadras se cerraron para que se desarrolle el acto, donde a cada paso, además de la venta de comida como choripanes y sándwiches, los cajones de cerveza fueron dispuestos uno al lado del otro.

“Estamos empezando bien, acabaremos bien, que los recuentos de Miércoles de Ceniza no sean de muertos, heridos y apuñalados. Que sean recuentos de alegría con un consumo responsable (de bebidas alcohólicas)”, recomendó la autoridad edil.

Y empezó la fiesta: una vez despierto, el pepino bailó con cuanta bella mujer tuvo en frente, riendo y agitando su matasuegra.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia