TV-Radio

‘Decidí ponerme las botas y darle más impulso a Luciérnaga’

Érika Apaza. Tiene 24 años de experiencia en medios, dejó RTP a principios de año. No descarta regresar a la Tv, pero por ahora se concentra en el programa ‘Luciérnaga’ de Melodía 99.3 FM.

Érika Apaza.

Érika Apaza.

La Razón / Iblin Linarez / La Paz

00:01 / 25 de enero de 2013

— ¿Qué planes tiene para 2013 ahora que no está en RTP?

— Este año me tocan muchos retos y atender cosas de mis hijos, uno de ellos entra al colegio. Además quiero reforzar el programa de la radio que regresa el 4 de febrero. Va a tener más sectores e incluiré uno para recordar los espacios más interesantes de La Paz.

— ¿Qué es Luciérnaga?

— Es una revista familiar donde tenemos especialistas en áreas de salud y psicología, además hay literatura. Hablamos sobre ser madres. A mí, como a muchas, me ha tocado salir de la clínica con mi hijo en brazos y preguntarme, ‘¿a qué me metí?’, porque tu vida tiene muchos cambios y ha sido un desafío. Ahí pones a prueba tus capacidades y yo, pataleando, he salido adelante y creí que debía compartir esta vivencia.

— ¿Qué tendrá el programa para este 2013?

— Continuaremos con los microprogramas que vengo trabajando con un grupo de jóvenes de escasos recursos de El Alto. Los resultados han sido muy positivos; ya llegamos a 1.000 microprogramas. Para este año trataremos el bullyng, daré tips a las mamás para meterse sin entrometerse.

— ¿Prefiere la radio a la Tv?

— Soy más amiga de la radio. Pasé mucho tiempo en Panamericana y de ahí salté a la televisión.

— ¿Por qué se fue de RTP?

— Primero por mi hijo que irá al colegio, él me ha reclamado. Pero el motivo profesional es porque vi que no crecía a ningún lado, estaba haciendo lo que siempre hice y no había un desafío, no estaba ocurriendo eso y fueron casi tres años. No me ví como alguien más interesante, sino igual.

—¿No la dejaron despedirse del público en RTP?

— Yo vi que las cosas ya no iban en RTP. Me dijeron que me quede unos días para despedirme, pero no quise despedirme, porque igual me encontraré con la gente en la radio.

— ¿Por qué prefiere la radio?

— He llegado a mantener un buen contacto con las oyentes. Me hablan de sus cosas más íntimas. No me dicen Érika, me dicen Luciérnaga. Decidí ponerme las botas y darle más impulso a Luciérnaga. Además la radio me ha puesto nuevos desafíos de ver la manera de ampliar el espacio a la noche y eso va a satisfacer mis necesidades profesionales y personales. Ahora le estoy agarrando los cuernos a las redes sociales.

— ¿Se rehusaba a ellas?

— Sí, es más, hoy (miércoles) debuté en Twitter y en Facebook ya tengo más de 5.000 contactos gracias a mis señoras que oyen el programa y es ahí donde llegan los casos de la gente. Yo trato de ayudarles porque me cuentan cosas muy fuertes. Mantengo una relación con la audiencia más allá del micrófono.

— Usted ayuda, ¿y quién la ayuda a usted en su trabajo de mamá?

— Es grave, porque yo aconsejo a las madres, pero a veces me toca escuchar de mi hijo: “¿cuándo te vas a trabajar?”, si él ve que me pongo fuerte y le pido que haga algo. Ahí me toca respirar profundo y les digo a las oyentes: “no hay recetas mágicas, lo único es intentarlo, no hay peor trámite que el que no se ha hecho”.

— ¿Pasará Luciérnaga a la Tv?

— Nadie me lo ha ofrecido, pero me gustaría, me parece una buena idea. En todo caso, estoy abierta a la posibilidad de volver a la Tv.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia