La Revista

La vista es lo de menos en la nueva muestra de la galería Manzana 1

El miedo a perder la vista y el deseo de permitir a los no videntes la posibilidad de disfrutar el arte, motivaron a Ejti Stih, Juan Bustillos y otros artistas a presentar la muestra ‘Regreso a los sentidos’ en Manzana 1 de la capital cruceña.

Tacto. A la izquierda, Drina Guzmán enseña a un visitante, que lleva gafas oscuras, cómo “ver” con las manos una de las obras de Ejti Stih. Abajo, el escultor Juan Bustillos enseña a un estudiante novidente el acabado de una pieza.

Tacto. A la izquierda, Drina Guzmán enseña a un visitante, que lleva gafas oscuras, cómo “ver” con las manos una de las obras de Ejti Stih. Abajo, el escultor Juan Bustillos enseña a un estudiante novidente el acabado de una pieza. Foto: Regreso a los sentidos

La Razón / Jorge Soruco / La Paz

02:08 / 01 de marzo de 2012

Elaborada con el apoyo de la Fundación de Desarrollo para las Culturas y el Diálogo (Fundecyd), la exposición está conformada por esculturas, tanto tradicionales como sonoras; instalaciones en oscuridad que permiten experimentar una vida sin luz; altorrelieves y pinturas acompañadas de textos en braille.

Las obras son resultado del trabajo de tres meses de los artistas Raquel Schwartz, Wara Cardozo, Horacio Montes, Luigi Cominetti, Romaneth Zárate, Marvin Montes, Carolina Sanjinés, Óscar Soza, Ejti Stih y Juan Bustillos. Cada uno de ellos trabajó con la intención de producir piezas que harán posible tocar, escuchar y hasta oler el arte.

Stih preparó libros con ilustraciones en altorrelieve que están acompañadas por textos de Darwin Pinto traducidos al braille. “Siempre nos llamó la atención en la galería la inclinación que tienen los visitantes de tocar las obras. Bueno, eso es lo que estamos permitiendo desde hoy”, dijo la artista, una de las impulsoras del evento.

La pintora explicó que la exposición nació del temor que provoca la idea de la ceguera,  de la necesidad de los artistas de compartir su creatividad con aquellos que no pueden ver sus obras, y de la exclusión que se hace de los otros sentidos cuando se crea arte.

“Desde la invención de la imprenta vivimos en una cultura que es primordialmente visual. Fuera de la música, nos hemos olvidado de otro tipo de forma de expresión”, lamentó Stih.

La muestra también pretende  que las personas videntes experimenten, aunque sea por un momento fugaz, lo que es vivir en Bolivia sin la ayuda de la vista. Para ello se prepararon dos salas completamente oscuras y en una de ellas se reprodujeron las aceras de Santa Cruz.

Quienes quieran experimentar la visita, tal como lo hará un no vidente, recibirán al ingresar unas gafas oscuras con las que circularán por la galería sin contar con la ayuda de los ojos.

Como parte del programa, además se dictarán talleres de creación artística para no videntes. Entre éstos, uno de cerámica estará a cargo de Josiane Perillat.

La entrada al evento, que estará abierto al público durante cinco semanas, es gratuita. Los guías de la exposición son estudiantes invidentes, capacitados para explicar las obras en exhibición.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia