Marcas

La Academia falla en la cobertura por los laterales

Las jugadas previas de los goles fueron por los costados, también la acción que derivó en el penal que cobró el árbitro uruguayo Roberto Silvera. A los celestes les costó encontrar equilibrio en la defensa cuando el brasileño pisó el acelerador para llevarse por delante a la Academia.

Marca. Aloisio, del Sao Paulo, intenta superar la marca de Miranda y Cabrera. Sigue la acción Justiniano.

Marca. Aloisio, del Sao Paulo, intenta superar la marca de Miranda y Cabrera. Sigue la acción Justiniano. AFP.

La Razón / Jorge Asturizaga / La Paz

03:00 / 24 de enero de 2013

La cobertura por los laterales fue el punto más flaco de la estructura de defensa que planteó Bolívar anoche en el estadio Morumbí de Sao Paulo. Los brasileños aprovecharon la velocidad de sus jugadores y los pases a la espalda de los celestes para hacer trizas la última línea y liquidar el partido.

Las jugadas previas de los goles fueron por los costados, también la acción que derivó en el penal que cobró el árbitro uruguayo Roberto Silvera. A los celestes les costó encontrar equilibrio en la defensa cuando el brasileño pisó el acelerador para llevarse por delante a la Academia.

El cabezazo que metió el zaguero Nelson Cabrera y la tijera de William Ferreira en los minutos 10 y 12 del primer tiempo fueron sólo una anécdota del dominio del local que dejó casi resuelta la llave G5 de la Copa Libertadores de América.

En las dos acciones anotadas de la Academia, el paraguayo demostró que sabe aprovechar su altura para el juego aéreo. Su acción fue una jugada preparada, centro al primer palo y aparición veloz del defensor para meter el balón al primer palo de Rogerio Ceni, quien estuvo atento para neutralizar.

Casi de inmediato, Ferreira demostró lo bien que juega cuando se pone la camiseta de Bolívar; el uruguayo ensayó una tijera en el área grande y su remate pasó cerca del poste derecho del arquero y capitán del cuadro paulista.

Esas dos acciones se sucedieron cuando el marcador estaba 1-0 a favor del local y sirvieron para alimentar las ilusiones de los celestes en su intento por conseguir un buen resultado en el estadio Morumbí.  Luego, el brasileño volvió a imprimir velocidad a su juego y apretó hasta marcar la diferencia de 3-0 a su favor al final de la primera parte.

A pesar de los intentos que hizo, el Bolívar del segundo tiempo fue más defensivo, se prodigó en la marca del medio campo, pero volvió a cometer los errores de la fracción inicial. La falta de atención en la cobertura ayudó para que el brasileño anote dos conquistas y de entrada ratifique que es favorito para pelear en las instancias finales del torneo.

Ferreira estuvo solo contra el mundo. Tuvo que bajar hasta media cancha para tratar de robar un balón y generar situaciones de ataque cuando lo suyo es moverse en el área rival. Faltó alguien que le ayude a llevar el peso el ataque. A pesar de ello, tuvo un par de ocasiones con remates de media distancia que lograron inquietar al arquero Ceni

Queda la revancha del próximo miércoles en el estadio Hernando Siles. La altura de La Paz será de nuevo la principal aliada del celeste, pero por lo abultado del marcador de anoche es ilógico pensar en una remontada para seguir con vida en el certamen.

Bolívar, obligado a hacer seis

A golear

La caída por 5-0 deja al borde de la eliminación a Bolívar. La revancha se jugará el próximo miércoles en La Paz y para dar vuelta la historia la Academia está obligada a hacer seis goles y no recibir ninguno. Si el resultado fuera a su favor por 5-0, se resolvería a través de tiros penales al final de los 90 minutos.

Defensivo

Bolívar se paró con mucha gente de marca desde el comienzo. Incluso jugadores de la talla de Cardozo y Arce, que debían ser los volantes abiertos para la salida, se vieron obligados a marcar. El Conejo, habitual delantero, estuvo activo en el primer periodo tratando de hacer valer su velocidad y habilidad. Después se perdió.

Muy solo

William Ferreira fue un llanero solitario en el ataque de Bolívar. Por el esfuerzo individual que hizo merecía haber anotado al menos un gol, pero solo contra el Sao Paulo era demasiado difícil. En la primera mitad tuvo una clara opción, cuando le pegó a la pelota de tijera y la mandó apenas desviada. En el segundo insistió en vano.

Buen golero

Rogerio Ceni respondió con solvencia en las dos o tres veces que le exigieron. El arquero de 40 años sigue demostrando su vigencia. Aparte, con su habitual tranquilidad convirtió el quinto gol del partido, de penal.

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia