Marcas

Azkargorta acierta al proponer sangre nueva

La selección nacional no jugó bien el miércoles, opina la gente de fútbol, al mismo tiempo aplaude la decisión del DT de dar oportunidad a varios jóvenes

Motor. El volante boliviano Jhasmani Campos intenta superar la marca de un adversario.

Motor. El volante boliviano Jhasmani Campos intenta superar la marca de un adversario.

La Razón / Rafael Sempértegui / La Paz

04:12 / 17 de agosto de 2012

La selección nacional no jugó bien el miércoles, en el reestreno de Xabier Azkargorta como director técnico de la Verde, pero más allá de la producción futbolística, un efecto positivo fue la inclusión de nuevos jugadores, tendencia que, pensando en el futuro, debería mantenerse.

Ésa es la conclusión general de un sondeo de opinión entre gente del fútbol que se refirió al partido que Bolivia le ganó a Guyana por 2-0 en el inicio de la segunda vez de Azkargorta como seleccionador. El resultado se definió en los últimos tres minutos, cuando la Verde hizo los dos goles. Antes que eso parecía que el cero a cero estaba sellado.

Pocos se animaron a analizar el juego de Bolivia. Sin importar los detalles, la mayoría considera que hay que apoyar el proceso, sobre todo si la señal enviada por Azkargorta, de dar paso a jóvenes jugadores, se mantiene.

Víctor Hugo Antelo, histórico goleador de la Liga, vio un rendimiento irregular e impreciso. “Lo bueno que vi fue la actitud y desempeño que tuvieron muchos jugadores, y por eso creo que debe seguir dándose paso a los nuevos pensando en el futuro”. Para Antelo, “sin querer ser aguafiestas, nosotros ya no debemos pensar en el Mundial de Brasil, sino en mucho más adelante, dar opción a los jóvenes para que lleguen bien cuando les toque jugar el siguiente campeonato” premundialista para 2018.

Por su parte, el excapitán del seleccionado, Carlos Borja, dijo que lo bueno del nuevo proceso es el resultado, y mostró su optimismo respecto a que paulatinamente se verá la mano del DT.

“Fiel a su estilo, yo creo que el profe (Azkargorta) comenzó por atacar el orden en la selección, por eso si bien no hubo un gran juego, lo que menos se observó es un equipo caótico, los jugadores siempre mantuvieron las líneas y posiciones. También vi un equipo con vocación ofensiva, que pese a algunas limitaciones siempre buscó el arco rival”, explicó Borja.

También aplaudió la presencia de jóvenes jugadores, tal el caso de Pedro Azogue y Miguel Suárez, y dijo que otros como Alejandro Chumacero o Ronald Segovia están ganando minutos de competición que les beneficiará sobremanera en el futuro.

El excapitán también hizo notar que persiste la falta de efectividad en ataque, siendo que Bolivia cuenta con jugadores de buen nivel. “Es muy difícil pensar y creer que será una maravilla si nuestro fútbol doméstico tiene las mismas deficiencias. Yo creo que se debe exigir a nuestro fútbol desde los clubes, para que eso se refleje en el equipo de todos”.

El exatacante Arturo García opinó que la selección tuvo de todo; un lado bueno por la victoria y el debut de algunos chicos que en realidad deberían tener más oportunidades. “Siempre es bueno ganar, no importa a quién, pues sumar ayuda en muchas cosas; sin embargo no tenemos que confundirnos, el equipo está aún lejos de lo que el mismo Azkargorta debe pretender y para alcanzar el objetivo tendrá que trabajar bastante”.

Los datos

Excusaron

Algunos técnicos y exjugadores se excusaron de opinar, unos no vieron el partido y otros evitan criticar duro.

Crédito

Algunos exseleccionados consideran que Azkargorta tiene tarjeta de crédito especial porque por ahora tiene gran respaldo.

El rival debe ser de más fuste

Para conocer la real capacidad del seleccionado boliviano, lo recomendable es que juegue frente a rivales de mayor fuste, aquellos que realmente sean exigentes, algo que no ocurrió con Guyana, aunque a pesar de sus limitaciones el visitante se bastó para complicarle la vida a Bolivia y desnudó sus falencias.

“La verdad, no es para desmerecer a nadie, porque cada equipo tiene lo suyo, pero para superarnos, para vernos realmente en dónde estamos, tendríamos que jugar con rivales fuertes o mucho más fuertes que nosotros. Así sabremos cómo reaccionan nuestros propios jugadores ante una camiseta distinta”, afirmó el entrenador y exgoleador Víctor Hugo Antelo.

También Arturo García dijo que le apena bastante que Bolivia, sea en la altura o en el llano, no pueda pactar un partido con un rival de jerarquía.   La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) explicó que es difícil hallar selecciones que quieran venir a jugar en la altura, y además que se adapten al presupuesto de la entidad, que atraviesa complicaciones económicas y no está en condiciones de erogar gastos mayores.

“Sabemos que Colombia estuvo libre, pero bueno, no sé qué sucedió (en alusión a que se hubiera buscado pactar un amistoso frente a esa selección). Se dice que es difícil conseguir rival para jugar en La Paz, pero tampoco se pudo traer a uno más fuerte a Santa Cruz”, señaló García.

Opiniones en el inicio de la nueva era

‘Se comenzó con un triunfo’: Eduardo Villegas, DT de The Strongest

‘Lo bueno es que se comenzó con un triunfo, eso motiva a todos, a quienes estamos afuera y a la misma selección. No haré una análisis técnico, sería una falta de respeto’.

‘Más que evaluar, apoyemos’: Luis Galarza, entrenador de fútbol

‘Esto apenas empieza con el nuevo entrenador y más que evaluar, apoyemos. Pensemos en recuperar terreno; sin decir que iremos al Mundial, apuntemos a ir adelante”.

‘El profe sabe, podemos mejorar’: Modesto Soruco, mundialista de 1994

‘No olvidemos que había muchos chicos nuevos, no creo oportuno hacer una evaluación. Este inicio es positivo. El profe sabe, podemos mejorar y ojalá se den más resultados’.

‘Conocí a un perfecto motivador’: Ronald Segovia, lateral

‘Tuve muchos técnicos, todos te motivan, pero en el profe Azkargorta conocí a un perfecto motivador. Tiene la palabra exacta, el momento adecuado. Creo que nació motivador’.

‘Es más que un entrenador’: Ricardo Verduguez, lateral

‘Por cómo nos trató y apoyó, es más que un entrenador, es un profesional que te incentiva y da confianza. Eso hacía falta en el fútbol boliviano. Él cree en nosotros y hace que nosotros tengamos fe que se puede’.

Los jugadores destacan que el DT priorice al ser humano

El trabajo de Xabier Azkargorta causó impacto en los jugadores que por primera vez se pusieron al mando del personaje que en los años 90, cuando ellos eran aún niños, llevó a Bolivia al Mundial de Estados Unidos ’94.

“Tiene el don de la palabra, pero además prioriza al ser humano antes que al futbolista, lo que no ocurre con otras personas que están en el fútbol, que piensan que un jugador es una máquina. Con Azkargorta conocí a una persona que cree en ti, te hace sentir que tú puedes lograr aquello que te propongas individual y colectivamente”, afirmó Gualberto Mojica, el capitán del seleccionado en el partido frente a Guyana.

El mediocampista de Oriente Petrolero afirmó que conoció a una gran persona, con las ideas muy claras y que desarrolla mucho trabajo. “Lo que más me agradó es que nos trata primero como personas y luego como futbolistas, que primero está el ser humano. Que si estamos cómodos, optimistas, tranquilos, pues en la cancha transmitiremos todo eso y tendremos chance de mejores actuaciones”, explicó.

Destacó que él técnico deposita toda la confianza en los futbolistas, les da responsabilidad y les pide que confíen en sus propias capacidades, sin importar el rival que esté al frente.

Por su parte, el guardameta Hugo Suárez —quien fue titular el miércoles— destacó que fue una experiencia muy positiva el haber trabajado estos días con el vasco, quien transmite una seguridad y una confianza únicas para encarar el trabajo y el partido como tal. “Es un técnico diferente con el que me entrené de manera excelente. Nos pidió que pensemos siempre por el lado humano, porque ante todo está eso, y que si vamos bien como personas, pues en el resto estaremos igual de bien. La verdad fue una bonita experiencia”, dijo el portero de Wilstermann.

Para el volante de The Strongest Alejandro Chumacero, el trabajo psicológico y motivacional que realiza y transmite Azkargorta es lo que más cabe destacar. “Una muy linda experiencia trabajar con un entrenador como él. Es un técnico positivo, muy humano con todos y además transmite confianza. Sabe manejar las emociones para lo bueno”, dijo el stronguista.  José Luis Chávez, de Blooming, recordó que cuando era niño junto con su padre vio a la selección de Azkargorta hasta que logró la clasificación al mundial.

“Trabajar con él ya es motivante, aprender de alguien que sabe mucho es un paso importante. Él tiene una sabiduría, sabe cómo llenarte de confianza, de optimismo y conocimiento. La verdad que aprendí muchos conceptos, sobre todo en el lado humano. En otras partes no nos valoran como él lo hace”.

El vasco dice que hay una cantera inagotable

Xabier Azkargorta está convencido de que material humano hay en Bolivia, pero que a esos buenos jugadores no se los sabe aprovechar por falta de adecuadas políticas de formación.

En una reciente entrevista publicada por la página oficial de la FIFA (fifa.com), Azkargorta destacó que “Bolivia tiene una cantera inagotable de futbolistas, aquí salen hasta de debajo de las piedras”. El problema es la falta de estructura para aprovecharlos. Entonces, si bien no se pueden dejar de lado los resultados inmediatos de cara a una posible clasificación para el próximo Mundial, hay que pensar en sacudir los cimientos del fútbol y en el desarrollo de los jóvenes. Y empezar a crecer a partir de allí”, declaró el Bigotón.

Desde su punto de vista, y aunque admitió que la comparación es injusta, en 1993, cuando Bolivia fue al Mundial, él se hizo cargo “de un grupo que estaba terminando un ciclo” en cambio el actual “recién lo empieza” y se animó a decir que “incluso creo que ahora hay más calidad que en aquel entonces”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia