Marcas

Azkargorta elige a los titulares para mañana

Se prevé que sean pocos los cambios que ensaye respecto del equipo que comenzó el lance contra Argentina. Tendrá que elegir a los reemplazantes de Raldes y Gutiérrez.

Práctica. Marcelo Martins controla el balón en el entrenamiento de ayer en Blooming.

Práctica. Marcelo Martins controla el balón en el entrenamiento de ayer en Blooming. La Razón.

La Razón / Jorge Asturizaga / La Paz

02:38 / 05 de abril de 2013

Jorge Asturizaga/La Paz

La práctica de esta noche en el estadio Tahuichi Aguilera (19.00) servirá para que Xabier Azkargorta defina el equipo que comenzará el partido de mañana contra Brasil. El seleccionador nacional tiene el equipo en mente desde que eligió a los 22 futbolistas convocados, pero prefiere tomarse unas horas y esperar la presencia de todos para tomar la decisión final.

Sin embargo, se prevé que sean pocos los cambios que ensaye el estratega respecto del equipo que comenzó el lance de la eliminatoria mundialista contra Argentina.  Tendrá que elegir a los reemplazantes de Ronald Raldes y Luis Gutiérrez, ausentes porque sus clubes no les autorizaron a venir; tampoco podrá jugar el lesionado Rudy Cardozo.

Será la ocasión para que vea en cancha a Edivaldo Rojas Hermoza, quien fue llamado exclusivamente para este compromiso. Ayer trascendió que podría hacer pareja en ataque con Marcelo Martins. La práctica en cancha de Blooming fue liviana, de recuperación para quienes jugaron el miércoles sus compromisos de Liga. El resto ejercitó jugadas de definición en la que los dos goleros (Sergio Galarza y Hugo Suárez) fueron exigidos.

El solo nombre de Brasil ya es motivo de suficiente motivación para los jugadores. El delantero Marcelo Martins calificó el compromiso como “una final” en su carrera deportiva. El atacante no tiene un buen presente futbolístico en el Gremio, por tanto quiere demostrar en la selección que en su club se han equivocado con él.

“Jugar contra Brasil es como una final, todos sueñan estar en partidos contra ellos. Ojalá que las cosas nos salgan bien y podamos ganar”, dijo Martins. También Jhasmani Campos expresó su alegría por la posibilidad que tiene de estar. “Siempre es motivo de orgullo entrar en una convocatoria de la selección, ahora hay que ganarse un puesto entre los titulares”, dijo.

En el primer día hubo una buena venta de entradas

Un importante número de aficionados interesados en asistir al partido de mañana entre Bolivia y Brasil adquirieron ayer sus entradas en las boleterías del estadio Tahuichi Aguilera. Al cierre de la actividad se informó que se vendieron 10.027 localidades y hasta ahora se recaudó Bs 1.458. 670. Donde más demanda hubo fue en el sector de la recta de la tribuna de general. Entre los hinchas había ciudadanos brasileños residentes en la capital oriental.

Si la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) vende las 33.500 entradas que puso a la venta, obtendrá una recaudación histórica de 4.015.000 y su equivalente al cambio oficial sería de 576.887 dólares. El monto superaría lo obtenido en el partido del 26 de marzo contra Argentina en el estadio Siles, en el que hizo ingresar Bs 3.741.537. Los precios de las localidades son de Bs 400 para el sector de butacas; preferencia, 250; recta de general, 140; medio boleto para este sector, 80 y curvas, 70.

De acuerdo con el cronograma dispuesto por la FBF, hoy continuará la venta en el mismo recinto entre las 09.00 y las 18.00. “Hubo mucha gente por las cercanías del estadio, sobre todo hinchas brasileños que tienen la gran oportunidad de ver a su selección en el partido”, dijo Juan Guzmán, de la venta de boletos.

Será un amistoso inédito en Bolivia

Lorenzo Carri/La Paz

Aunque las selecciones brasileñas han llegado varias veces a Bolivia para jugar, siempre lo han hecho “obligadas” por los compromisos internacionales, así que el partido de mañana tendrá algo diferente: por primera vez estos planteles disputarán un amistoso en territorio nacional.

No quedan dudas de que la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) fue reticente en el caso de Bolivia: porque efectivamente vino a jugar partidos oficiales pero nunca aceptó medirse en un amistoso —como el de Santa Cruz—, y menos si se trataba de La Paz, por evitar la altura que   sus equipos siempre han temido.

Por el contrario, la selección boliviana jugó dos amistosos en campos del vecino país. En 1973 (en el Maracaná de Río de Janeiro), y en 2002 en Goiania. En ambos casos, los resultados fueron muy adversos para la Verde: 5-0 hace 40 años, y 6-0 en el segundo de esos cotejos.

Oficiales. Nueve veces vino Brasil para disputar partidos por alguna competición: tres de ellos por la Copa América, y seis por los campeonatos clasificatorios para Copas Mundiales. Uno de esos encuentros (jugado el 2 de junio de 1985) tuvo lugar en el estadio cruceño —cuando la Federación decidió por primera y última vez no jugar en Miraflores las eliminatorias— y los brasileños se impusieron por 2-0, resultado que les facilitó su pasaje al Mundial de 1986.

Aunque la historia es conocida, y muchas veces fue resonante, como el cotejo de 1993 —cuando Bolivia superó a Brasil 3-1 en el Hernando Siles y le quitó un invicto de 40 años en eliminatorias—, cabe recordar que de los nueve partidos como dueña de casa, la Verde ganó cinco, empató uno, y perdió los tres restantes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia