Marcas

Baldivieso: ‘Hablaré con Callejón’

Baldivieso. El seleccionador nacional participó de un seminario en España y dialogó con el diario deportivo Marca.

El entrenador nacional, Julio Baldivieso, cuando estuvo en La Paz para preparar los partidos contra Venezuela y Paraguay. Foto: Alejandra Rocabado

El entrenador nacional, Julio Baldivieso, cuando estuvo en La Paz para preparar los partidos contra Venezuela y Paraguay. Foto: Alejandra Rocabado / El entrenador nacional, Julio Baldivieso, cuando estuvo en La Paz para preparar los partidos contra Venezuela y Paraguay. Foto: Alejandra Rocabado / archivo

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

04:00 / 11 de enero de 2016

Julio César Baldivieso, seleccionador nacional, participó con Marcelo Torrico (preparador de arqueros) de un seminario en España que abordó temáticas relativas a la actividad futbolística. Admitió interés por contar con Juan Miguel Callejón, jugador de Bolívar. El periódico deportivo español Marca lo entrevistó. Aquí parte del diálogo.

— La altura de La Paz es fundamental para Bolivia. ¿Cómo gestionan la adaptación de los futbolistas que vienen de fuera y no están acostumbrados?

— Hemos decidido jugar con un equipo en La Paz y otro afuera. A la gente que llega del extranjero la vamos a utilizar en otros partidos porque no se habitúan rápidamente y no pueden jugar de la forma que queremos. Hay diferentes teorías sobre la adaptación. Unos dicen que llegando el mismo día se siente menos, tras 21 días, 15... No hay nada específico. Pero nosotros necesitamos, por nuestro ritmo futbolístico, ser superiores al resto en casa y en esas condiciones de altura.

— Marcelo Martins renunció a la selección tras la Copa América. ¿Por qué?

— Tiene derecho a tomar la decisión que crea conveniente y yo la respeto. Ser convocado por la selección de cualquier deporte y país debe ser un privilegio, no una obligación. Queremos cambiar esa mentalidad.

— ¿Es algo personal?

— No. Pienso más en los 30 o 35 futbolistas que convocamos. Es anecdótico, pero espero que algún día Martins reconsidere su posición y vuelva a ser útil al país. Defiende los colores de Bolivia, no el apellido del técnico.

— ¿Qué tiene que cambiar para que Martins vuelva a la selección?

— Él. Es posible que tenga algo contra mí, pero yo tengo el apoyo del país. Tener un 90% de aceptación dice mucho de lo que estamos haciendo en la selección.

— Hablando de nuevos jugadores. ¿Cómo está la situación de Juanmi Callejón?

— Ha hecho saber que le gustaría jugar para el país. Es un gran jugador, me interesaría contar con él, pero tiene que decidir si de verdad quiere defender los colores de Bolivia.

—¿Ha hablado con Callejón?

—No. He leído y he escuchado en la prensa que está tramitando su naturalización. La Liga terminó hace dos semanas. Además, Bolívar no ha tenido un buen año. Es el club más grande y con más inversión del país, y no ha sido campeón de la Liga. Pero hablaré con él y si toma la decisión, será importante para la selección.

— ¿Qué dimensión tiene la figura de Azkargorta en Bolivia?

—Mientras no haya un técnico que nos meta en una Copa del Mundo seguirá siendo un ícono.

— ¿Cómo es como DT?

— Su trabajo psicológico es importante. Es muy hábil con el futbolista y muy importante para nuestro fútbol. Yo he trabajado con muchos técnicos. También admiro y respeto lo que ha hecho Antonio López aquí. Y (Miguel Ángel) Portugal, quien salió campeón con Bolívar, marcó diferencias como todo el que gana.

— En su cuerpo técnico se ha rodeado de compañeros suyos de la Bolivia que llegó al Mundial de 1994. ¿Qué buscaba con ello?

— Darle al país un cuerpo técnico que le traiga recuerdos, a los futbolistas que les llene de satisfacción tener a cuatro mundialistas dirigiendo a la selección y un mensaje: hasta ahora en Bolivia se habla del equipo campeón de América en 1963 y de no-        sotros, pero ¿cuándo van a hablar de la gente joven? ¿Cuándo van a hacer algo por el fútbol boliviano? Nosotros debemos pasar a la historia y la gente joven debe ocupar nuestro lugar.

— ¿Su objetivo con Bolivia?

— Nunca vendo humo. No prometo clasificarnos, solo trabajo y honestidad. El camino es largo. Con la gente joven que está jugando queremos llegar lo más lejos posible en estas eliminatorias, pero esto es un trabajo a largo plazo pensando en el Mundial de Catar. Después de muchos años se percibe una gran empatía entre el país y su selección. Ese romance del Mundial 1994 ha vuelto a nacer.

— Están (con Torrico) en España para aprender. ¿Qué le falta al fútbol boliviano que tiene el español?

— Estuvimos en el entrenamiento del Atlético hace dos días y yo les decía que lo único que nos falta es ser profesionales mentalmente. La intensidad con la cual entrenan. Técnicamente somos “iguales”. El futbolista boliviano tiene una riqueza técnica que no termina de descubrir. El día que se dé cuenta, podrá jugar en cualquier latitud del mundo.

— El trabajo de cantera también es importante.

— Tenemos solo 12 equipos profesionales, de los cuales únicamente tres o cuatro tienen una cantera como las que hay aquí. Tenemos que cambiar las infraestructuras en las inferiores para crecer. Eso pasa por muchos factores. Tener una cantera que se autosustente, profesionales idóneos que trabajen el día a día... Es un proceso largo que no se logra de la noche a la mañana.

— ¿Cuánta importancia tiene para Bolivia el nombramiento de Erwin Sánchez como entrenador del Boavista portugués?

— Que haya un técnico fuera es buenísimo. Nos da la oportunidad de cruzar las fronteras. Aunque deberían salir más jugadores.

— Hagamos fútbol-ficción. ¿Cómo quedaría un partido entre España y Bolivia en Madrid?

— Es difícil saberlo. Hay un gran abismo. Nosotros estamos haciendo un cambio importante. Tenemos futbolistas con experiencia a los que añadimos muchos jóvenes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia