Marcas

Bol-Mar pierde en su primer partido como local

El paceño Bolivia Mar (Bol-Mar) cayó por segunda vez en la Liga Boliviana de Básquetbol (Libobásquet), rama masculina, ante el Club Atlético Nacional (CAN), de Oruro (71-91), en su primer partido como local, el viernes en el coliseo cerrado Julio Borelli, y perdió el liderato del Grupo A.

Una incidencia del juego entre Bol-Mar y CAN en La Paz. Foto: Víctor Gutiérrez

Una incidencia del juego entre Bol-Mar y CAN en La Paz. Foto: Víctor Gutiérrez

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

01:19 / 07 de abril de 2014

El paceño Bolivia Mar (Bol-Mar) cayó por segunda vez en la Liga Boliviana de Básquetbol (Libobásquet), rama masculina, ante el Club Atlético Nacional (CAN), de Oruro (71-91), en su primer partido como local, el viernes en el coliseo cerrado Julio Borelli, y perdió el liderato del Grupo A.

Unas 2.500 personas asistieron a ver un partido atractivo, con ataques alternados, en el que al final se impuso el conjunto visitante por una diferencia amplia, de 20 puntos, una de las mayores hasta el momento, por la tercera  fecha del certamen.

El partido comenzó con buen ritmo y el local inauguró el marcador por medio del estadounidense Leonard Lewis, sin embargo, la respuesta no se dejó esperar ya que Mauricio Tola marcó el primer triple de la noche y desde el inicio puso al orureño encima en el marcador.

Hubo pasajes en el primer cuarto en el que CAN  —campeón de la Liga Superior de Básquetbol— estuvo por delante, aunque de tanto en tanto apareció el juego de conjunto del local para superar la adversidad y terminar como ganador en esa fracción con un registro de 20-18.

Sin embargo, desde el segundo cuarto el orureño se adueñó del compromiso gracias a su refuerzo extranjero, el cubano Marvin Cairo, quien con sus clavadas y tapones fue vital para lograr la ventaja al término de la mitad del partido (48-37).

Bol-Mar comenzó con fuerza el tercer cuarto, pero al pasar los minutos sus jugadores se fueron cayendo —los estadounidenses no tuvieron una buena jornada— y CAN se fue alejando en el score (67-54) casi de manera definitiva, haciendo muy complicado revertir la cuenta.

En el último cuarto, aparte del buen juego de Cairo, también apareció la habilidad de uno de sus compañeros de CAN, Marcelo Meleán, quien trabajó en desestabilizar a la defensa de Bol-Mar con sus entradas por el costado derecho de la cancha.

Pese a la derrota de Bol-Mar, la gente que asistió al coliseo paceño se mostró satisfecha por el espectáculo —especialmente el desempeño del basquetbolista cubano— y al finalizar el compromiso muchos aficionados entraron a la cancha para sacarse fotos con los jugadores, de los cuales el más requerido fue el refuerzo del plantel de la ciudad de Sebastián Pagador.

En el Grupo B, Amistad de Sucre dio un batacazo en Potosí, pues derrotó al local Pichincha 82-92 y continúa invicto con tres victorias consecutivas y con puntaje perfecto (seis).

Asimismo, Universidad Católica Boliviana (UCB) venció en el denominado clásico cochabambino a Universidad San Simón en el coliseo de La Coronilla, por el interseries. El marcador final fue de 85 a 59 para UCB, la mayor diferencia registrada hasta el momento en la Libobásquet.

Por el grupo A también se enfrentaron Peñarol de Quillacollo y Vikingos de Tarija, partido en el que el conjunto chapaco ganó de visitante por 86-88 tras jugar un alargue de cinco minutos, pues terminaron igualados en el tiempo reglamentario a 73 puntos, y es líder de la llave A.

Finalmente, el tarijeño La Salle le ganó 89-79 al cruceño Universidad Gabriel René Moreno.

Agotamiento  de jugadores influye en el resultado

La derrota de Bol-Mar ante CAN de Oruro se debe al “agotamiento físico” que tienen los jugadores, dijo el entrenador del conjunto paceño, José Luis Revollo.

“Cuando el jugador está con una sobrecarga o un agotamiento, empieza a fallar el aspecto técnico y sobre todo los lanzamientos, en los cuales nosotros nos basamos mucho”, explicó el técnico, quien a lo largo del compromiso advirtió la falta de efectividad en los basquetbolistas del conjunto dueño de casa.

Revollo fue directo y manifestó que “los porcentajes (de puntos obtenidos durante el partido) estuvieron bajos” en su equipo, lo que se debe “corregir” durante la semana para que no se repita en los próximos compromisos.

A Bol-Mar le quedan aún cuatro encuentros de local y para sus aspiraciones sabe que no debe ceder más terreno.

A pesar de la derrota y de haber perdido la punta del grupo A, el entrenador paceño no se siente preocupado, ya que aún quedan varios partidos. “Estaba dentro de lo previsto una derrota con este plantel, pues creo que es el más fuerte de nuestra zona. Ahora hay que sacar los puntos de visitante, que son los que clasifican, y pienso que las chances todavía están intactas, debemos seguir”.

Al igual que Revollo, los jugadores del cuadro de La Paz no se sienten contrariados por el mal resultado, ya que esta competencia recién comienza.

“Sabíamos que CAN iba a ser un equipo complicado, tiene buenos jugadores, es el último campeón, no debemos bajonearnos y hay que seguir adelante”, señaló Rodrigo Fernández.

En cuanto a la presencia del público, el técnico del plantel paceño se mostró muy feliz por el apoyo que la afición le dio a su equipo durante el juego, aunque manifestó que “esperaba más gente, tal y como vimos en los lugares donde jugamos, los reductos estaban llenos. Espero que esta derrota no influya y que la gente vuelva”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia