Marcas

Bolívar cede terrenos por deudas

Tenía 40.000 metros cuadrados en Cotahuma. Detectó que no eran aptos para construir canchas de fútbol y los entregó a cambio de Bs 17.000.000

Parque. La Alcaldía realizó esta construcción en lo que en algún momento fueron los terrenos del Club Bolívar, en Cotahuma, y que ahora pasaron a propiedad de la Municipalidad.

Parque. La Alcaldía realizó esta construcción en lo que en algún momento fueron los terrenos del Club Bolívar, en Cotahuma, y que ahora pasaron a propiedad de la Municipalidad. Wara Vargas.

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

01:09 / 28 de junio de 2013

Bolívar ya no tiene terrenos en Cotahuma. Ahí pensaba levantar un pequeño complejo deportivo sobre todo para las divisiones inferiores. Sin embargo, Bolívar Administración, Inversiones y Servicios Asociados SRL (BAISA SRL), la empresa que administra al club desde hace años, consideró que lo mejor era deshacerse de ellos.

Esos predios, de 40.000 metros cuadrados y ubicados en el sector oeste de la ciudad, sirvieron para cubrir una antigua deuda impositiva por dos de sus bienes. De esa manera fueron cedidos a la Alcaldía paceña con base en un convenio.

Según Martín Claure, vicepresidente de BAISA SRL, el club adeudaba por el tema impositivo alrededor de 17.000.000 de bolivianos por las gestiones comprendidas entre 1999 y 2011 del Gran Centro (donde actualmente se construye una moderna edificación) y del estadio Simón Bolívar de Tembladerani.

Explicó que la entidad intentó sanear esas deudas acogiéndose al “perdonazo”, también afrontó un proceso para buscar una exención por ser el club una entidad sin fines de lucro; pero, finalmente, acordó con el Gobierno Municipal entregar los predios de Cotahuma y de esa manera limpiar la deuda; entonces firmó el convenio con el municipio, suscrito de esa parte por el alcalde Luis Revilla.

Para mucha gente —dijo Claure— esos terrenos se perdieron, pero aclaró que se tomó esa decisión tras realizar dos estudios: uno técnico y otro jurídico. En el primero se constató que el sector era inestable y vertical, por tanto no procedía construir allí dos canchas de fútbol como se pensaba, además de una residencia para los jóvenes jugadores.

Como los técnicos de la Alcaldía descartaron esa posibilidad y advirtieron que si se hacían movimientos de tierra se corría el riesgo de desestabilizar la parte alta del cerro, entonces se tomó la decisión de cederlos, explicó Claure. “Además, por el informe geológico de la misma Alcaldía, los terrenos no nos servían para encaminar lo que teníamos planificado”, insistió.

Un estudio jurídico reveló que los predios están invadidos por gente que tomó el sector y edificó viviendas, “incluso nosotros tratamos de delimitar el área, pero no se pudo porque hay asentamientos desde hace varios años”.

Tras consolidarse el acuerdo, Bolívar ya no debe nada. En todo caso —aclaró Claure— se trataba de deudas que “venían antes de que BAISA asumiera el control de la institución”. A futuro, el estadio de Tembladerani no acumulará más deudas por el tema impositivo, “porque ahora Bolívar está registrado correctamente como una entidad sin fines de lucro”.

Tras la imposibilidad de construir en Cotahuma, Martín Claure anticipó que la parte de formación deportiva se extenderá hacia la ciudad de El Alto, donde el club cuenta con una gran extensión de terreno, en el sector de Santa Rosa. Allí —indicó— serán construidas dos canchas de césped sintético, además de infraestructura adecuada para oficinas y se dotará al sector de una posta policial.

Los datos

Proyecto

Bolívar conservó los terrenos de Cotahuma durante décadas, sin ejecutar ninguna obra en ellos. La actual administración tenía previsto construir en ellos un complejo deportivo para divisiones inferiores. En El Alto

El plan se traslada ahora a El Alto, donde “no tenemos mucho que tramitar, tampoco realizar movimientos de tierra, simplemente es tener listo el proyecto”, según Claure.

El estadio tendrá nuevas viviendas

Las estructuras metálicas que soportan las tribunas del estadio Simón Bolívar, en la zona de Tembladerani, empezarán a desmontarse en agosto, anunció Martín Claure, vicepresidente de BAISA SRL.

Tres de las cuatro tribunas de ese escenario son de fierro y soportan grandes tablones que están en desuso, y ya existe una empresa que se encargará de hacerlas desaparecer. La otra curva, la norte, cuenta con graderías de cemento que no serán tocadas.

El funcionario dijo que la empresa se adjudicó esas tareas luego de una licitación: “Debe sacar boletas de garantía y luego organizarse porque nosotros queríamos empezar las labores este mes (junio), pero hay que cumplir con normas de seguridad, las mismas se están tramitando, así que habrá que esperar hasta agosto para proceder”. Una vez que se cumpla con esa tarea se procederá a la construcción de un complejo de viviendas para futbolistas en las áreas libres.

La idea, de acuerdo con un proyecto que maneja la dirigencia desde hace un par de meses, es contar con dormitorios nuevos, comedores y otros ambientes destinados a la concentración de jugadores, específicamente aquellos de los equipos preprofesional y juvenil que están en un periodo de formación.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia