Marcas

¿Había razón para el escándalo?

Orosco cobró penal, hizo una seña para indicar mano, pero le interpretaron como si hubiera acudiera al VAR, que en Bolivia no existe. El mundo se le vino encima.

Reclamo. Arce, capitán de Bolívar, reclama con gesto incluido el cobro del penal para Always Ready.

Reclamo. Arce, capitán de Bolívar, reclama con gesto incluido el cobro del penal para Always Ready. Foto: Christian Calderón

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

10:23 / 04 de agosto de 2019

Fue victoria de Bolívar, valiosa, en la casa de Always Ready gracias a un único gol de Vladimir Castellón. Pero el resultado (0-1) pasó a segundo plano por un cierre de escándalo, desde que el árbitro Raúl Orosco cobró un penal en la adición tras recibir un aviso de uno de sus asistentes.

Cuando Orosco pitó la pena máxima levantó el brazo izquierdo e hizo un puño, con el derecho indicó con el dedo que estaba cobrando mano y luego se tocó el oído para avisar que era por la alerta de uno de sus asistentes por el intercomunicador, pero ese accionar fue interpretado, empezando por la gente de Bolívar, como si estuviera aplicando la tecnología del VAR, inexistente en el país.

El encuentro estaba por finalizar con Always volcado con todo al ataque en pos del empate, circunstancia en la que en un rechazo en el área celeste hubo una acción polémica que la gente de la banda roja reclamó como mano, aunque Orosco entendió que no hubo nada. Ante los reclamos airados del técnico Julio César Baldivieso a un asistente, el árbitro se dirigió hacia el banco de suplentes y expulsó al DT, aunque al retornar al terreno de juego pitó penal haciendo la señal que ocasionó todo el lío. Ahí el mundo se le vino encima.

Bolívar todo lo rodeó para reclamarle. El argumento celeste fue uno solo: cómo es que supuestamente hizo la seña del VAR si el asistente de video no existe en el fútbol boliviano. Eso creyeron ver todos.

El bochorno duró más de 10 minutos. Lo vergonzoso tras ese gesto de la autoridad fueron los reclamos de todo tipo y en especial de algunos bolivaristas: tanto el técnico César Vigevani como el capitán Juan Carlos Arce, ambos fuera de sí, hacían señales al resto del equipo para salirse del terreno de juego como protesta.

Si ese abandono se daba, le hubiera ocasionado serias consecuencias al vigente campeón. La cordura de la mayoría primó. Orosco se mantuvo firme en su decisión e hizo ejecutar la pena máxima, que la tomó a su cargo el delantero exceleste William Ferreira; con tan mala fortuna que su disparo, tras engañar al arquero Leonel Moreira, fue a dar al palo derecho.

De inmediato el partido concluyó. Si Orosco hacía las cosas correctamente, lo que correspondía era que ordenara repetir el penal por la invasión de área que hubo en la anterior acción, pero con lo que ya había pasado lo hubieran "matado". En los algo más de 90 minutos de juego "normal", los dos equipos tuvieron buenas opciones para abrir la cuenta, Moreira evitó las mejores de Always y su colega Raúl Olivares hizo lo propio con las de Bolívar, salvo en el tiro salvador de Castellón.

Lugones: ‘Su delito fue hacer una señal extraña ’especial’ tienen en los cobros'

Juan Carlos Lugones, director del Departamento de Arbitraje de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), dijo que la seña que hizo el árbitro Raúl Orosco al cobrar el penal para Always fue mal interpretada y se la asoció con el VAR.

“Reglamentariamente obró bien, paró la acción para expulsar al técnico Julio Baldivieso por agresión al asistente y luego de recibir el mensaje por el auricular cobró penal. Su delito fue hacer una señal extraña que de ninguna manera es VAR porque el sistema no hay en el país y Bolívar reaccionó, empezando de su técnico (César Vigevani) y su capitán Juan Carlos Arce’, dijo Lugones.

Agregó luego: “Lo único que puedo decir que hizo mal fue que elevó mucho los brazos y la gente lo malinterpretó y lo asoció con el VAR, porque de inmediato se lleva la mano al oído en muestra de que hizo uso de la tecnología y se llevó la mano al oído. No pensó en que iba a motivar semejante reacción”.

Cuando se registró esa acción el técnico César Vigevani reaccionó molesto: “Aquí hace la señal del VAR y qué, de arriba le llamaron al interlocutor y solo se complica”, dijo al final del compromiso.

Pedro Saucedo, presidente del Comité Superior de Árbitros, comentó que los intercomunicadores son de última tecnología y ninguna señal puede interferir.

“Solo son cuatro equipos, nadie más puede acceder a ellos”, comentó Saucedo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia