Marcas

Bolívar sufre un doble dolor en la última fecha

Bolívar sufrió ayer, en la Villa Imperial, un doble dolor: por una parte, haber perdido el título cuando lo tenía en sus manos y hasta lo acariciaba, pues incluso la fiesta ya estaba montada; por otra, ver consagrarse campeón a The Strongest, su rival de toda la vida.

La gente de Bolívar se va de la cancha. Wálter Flores, muy afectado, recibe el apoyo del DT Miguel Ángel Portugal. Miguel Carrasco

La gente de Bolívar se va de la cancha. Wálter Flores, muy afectado, recibe el apoyo del DT Miguel Ángel Portugal. Miguel Carrasco

La Razón (Edición Impresa) / R. Siles/J. Ayllón / Potosí

02:49 / 23 de diciembre de 2013

Bolívar sufrió ayer, en la Villa Imperial, un doble dolor: por una parte, haber perdido el título cuando lo tenía en sus manos y hasta lo acariciaba, pues incluso la fiesta ya estaba montada; por otra, ver consagrarse campeón a The Strongest, su rival de toda la vida.

La Academia volvió a fallar esta vez cuando no tenía margen de error, y cayó a manos de Nacional Potosí (1-0), que a su vez logró una histórica clasificación —por ser la primera— a la Copa Sudamericana de 2014.

El equipo celeste, al que mejor le fue en condición de visitante en el Apertura, ayer no pudo refrendarlo en el estadio Víctor Agustín Ugarte (el nombre de una de las estrellas que tuvo Bolívar), y aunque intentó varias veces no estuvo acertado en la puntada final.

Bolívar fue virtualmente el dueño de la primera parte, pero hubo en especial cuatro o cinco minutos en los que estuvo cerquita del gol: primero Álvarez remató y Florentín salvó; luego fue el turno de Ferreira, cuyo cabezazo se topó también con el arquero; acto seguido, un remate de Callejón apenas desviado y, por último, un disparo de Ferreira, al palo. Todo eso entre los 35 y 38 minutos.

Y lo pagó caro, porque a los 42’, en una de las poquísimas llegadas de Nacional, Huayhuata, de cabeza, superó a Quiñónez poquito después de la apertura de la cuenta a favor de The Strongest sobre Real).En la segunda parte, el celeste se volcó con todo, y una vez más fue superior en juego; sin embargo, una cosa es dominar, llegar al fondo, tener chance, y otra es convertir, y no lo hizo nunca, en algún caso porque de nuevo estuvo Florentín para evitarlo.

Ni los cambios que hizo el técnico, el español Miguel Ángel Portugal, rindieron frutos. Ni Jaime Arrascaita ni Rudy Cardozo —que está volviendo de una lesión— pudieron ayudar ante una defensa de Nacional que rechazaba todo, sin importar a dónde, y de tanto en tanto provocaba algún contragolpe peligroso; de paso los nervios ya los consumían a los celestes al saber que The Strongest ganaba a esas alturas en La Paz y les quitaba lo más preciado, la corona.

Falló en La Paz, a pesar de no haber perdido ningún partido

Ser invicto en La Paz no le sirvió de nada a Bolívar, porque precisamente como local arruinó lo que pudo haber sido la obtención de un cómodo título.

Los números, además, ponen a la Academia como el equipo con más goles anotados y con la valla menos vencida al cabo de las 22 jornadas; sin embargo, quedó en el segundo puesto.

De paso, fue —entre los 12 clubes— el de mejor rendimiento como visitante, aunque ayer falló precisamente en el partido que debía ganar para que su consagración no corriera peligro.

Las mayores debilidades del cuadro dirigido por el español Miguel Ángel Portugal —un DT que porfió con los constantes cambios en las alineaciones, de un partido a otro— estuvieron en los tres empates que cedió en La Paz: uno ante San José y los otros dos aún más dolorosos, contra Sport Boys y Real Potosí.

Si ganaba esos seis puntos, la historia sería otra.

“Es verdad, nosotros perdimos el campeonato jugando en La Paz, dejando que nos empataran cuando nuestra obligación era ganar todo. Y hoy (por ayer), si bien tuvimos opciones de convertir, no lo hicimos”, reconoció el español Juan Miguel Callejón.

Bolívar —al ser segundo en la tabla— no pudo clasificarse a la Copa Sudamericana.

La figura

Aristides Florentín, el guardameta de Nacional, ahogó varias veces el gol bolivarista. En el primer tiempo tuvo tres buenas intervenciones y en la segunda mitad volvió a estar seguro.

Mal estado

La lluvia de las horas previas arruinó la cancha, y Bolívar, que está acostumbrado a jugar a ras del piso, lo sintió más. A ratos la pelota era frenada por el agua retenida.

El árbitro

Alejandro Mancilla exageró al comienzo con las amarillas, pues hubo jugadas fuertes, pero en ningún caso cargadas de mala intención. El árbitro, sin embargo, entendió otra cosa.

A la copa

Por primera vez en su historia, en 2014 Nacional jugará un torneo internacional, ya que ayer se clasificó a la Copa Sudamericana. Los jugadores festejaron en grande ante su afición.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia