Marcas

Bolivia venció a Colombia y recobró confianza

Tras ir perdiendo, mejoró su rendimiento y consiguió una victoria, que afianzó su camino

Ataque. El estadio Capriles fue el escenario del segundo partido. Bolivia trabajó más en la delantera.

Ataque. El estadio Capriles fue el escenario del segundo partido. Bolivia trabajó más en la delantera.

La Razón / Tomado de El Diario

00:00 / 30 de marzo de 2013

Bolivia obtuvo una inesperada pero justa victoria ante Colombia por 2-1, y así mantuvo intactas sus esperanzas de lograr una posición destacada en el Torneo Sudamericano de Fútbol que ha organizado con tanto sacrificio.

Unas 10 mil personas presenciaron el encuentro disputado en esta ciudad que tuvo un desarrollo atractivo y en cuyo curso los bolivianos que al principio parecieron reincidir en las fallas que acompañaron en su primera presentación en el certamen frente a Ecuador, se rehabilitaron frente a los ojos de sus compatriotas.

Colombia se lanzó a la lucha con gran vigor y dominio durante los primeros 15 minutos. Fruto de ese mejor desempeño fue la ventaja inicial de los norteños, conquistada a los 5 minutos de iniciado el match por el entreala Botero, rematando un tiro servido por Charol González sobre la valla boliviana.

Transcurrido el primer cuarto de hora, las líneas bolivianas comenzaron a asentarse merced al excelente desempeño de García.

La mayor coordinación de las líneas bolivianas se cristalizó en el empate a los 13 minutos. Cuando Alcócer, en una veloz entrada al recibir un pase de Aramayo, batió la valla colombiana con un tiro violento, bajo y cruzado.

La conquista fue recibida clamorosamente por los espectadores, que parecieron olvidar los sinsabores de minutos antes. A partir de ese momento creció el conjunto vencedor, sin que se entregarán los colombianos, evidentemente cansados tras haber llegado a Cochabamba apenas ayer y soportado una verdadera odisea, pues debieron permanecer largas horas en el aeropuerto paceño de El Alto a la espera de un avión.

Prosiguió presionando Bolivia y a los 38 minutos Castillo, que había reemplazado a Aramayo, conquistó el tanto que en definitiva sería el de la victoria. Demostrando gran sentido de la oportunidad, el entreala remató violentamente una pelota que había quedado muerta en la zona defensiva colombiana, tras pegar contra la espalda de Charol González y venció nuevamente a Mosquera.

Como ocurriera al comienzo de la etapa anterior, Colombia se lanzó decididamente hacia la ofensiva, en un esfuerzo por equilibrar el marcador.

Al palo. A los diez minutos, un ataque colombiano iniciado con un tiro libre indirecto, que tomó Botero, hizo que la pelota rebotara en el travesaño. García entretanto, convertido en el “cerebro” del conjunto vencedor, apareciendo en los puntos más necesarios de apoyo, tanto en la defensa como en la vanguardia.

Los minutos finales del encuentro se disputaron con gran ardor. A los 27, García tiró alto sobre la valla y cuando en las tribunas se aclamaba el gol, la pelota salió ligeramente desviada por sobre el horizontal.

Cuatro minutos más tarde, Gamboa, que fue el más brillante de los jugadores colombianos, avanzó solo y disparó sobre la meta, pero la pelota también resultó desviada.

Los esfuerzos finales de uno y otro equipo resultaron fallidos y el match terminó    así con la victoria de Bolivia por dos goles a uno.

Primer triunfo en el torneo

Buen repunte

“Comienzo muy flojo. Repunte oportuno y gran actuación de Ausberto García y Abdul Aramayo para permitir que Camacho y Ramírez se erigieran en conductores, fueron los factores que gravitaron para que la selección nacional se adjudicara su primer triunfo en el Sudamericano”, escribió la revista Panorama.

Casi gol

“Segundos previos al empate  de Alcócer hubo una jugada que fue coreada como gol. La pelota picó ante el arco desguarnecido y hasta Aguirre dado vuelta, mirando hacia el campo, comenzó a celebrar la conquista. Pero el balón picó a medio metro del arco y se elevó por encima del travesaño”, agregó.

La visita

La revista narraba que “los colombianos, con la tranquilidad de dos manejadores de pelota hábiles y tranquilos —Serrano  y Coll— causaron estragos en la defensa local. Tanto que el  1-0 —fruto de una enorme vacilación de López y Espinoza— pareció estrecho en esos momentos para justificar en el marcador lo que sucedía en la cancha. Fueron de 15 a 20 minutos llenos de angustia. Plenos de impotencia”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia