Marcas

Cardozo se lesiona ‘justo ahora’

Distensión de ligamento podría dejarlo un mes fuera. Quiñónez también está lastimado

Trabajo. Wálter Flores (izq.) y Sánchez Capdevila trabajan ante la vista del técnico Miguel Ángel Portugal. Fue ayer, en el estadio valluno Félix Capriles.

Trabajo. Wálter Flores (izq.) y Sánchez Capdevila trabajan ante la vista del técnico Miguel Ángel Portugal. Fue ayer, en el estadio valluno Félix Capriles. Fernando Cartagena.

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

00:50 / 20 de septiembre de 2013

El jugador de Bolívar Rudy Cardozo se arriesga a sufrir una baja médica de cuatro semanas, sin nada de fútbol, si una resonancia magnética, a la que será sometido hoy, confirma una distensión de ligamento de primer grado en su rodilla derecha.

El futbolista lamentó ayer que la lesión hubiera llegado en su mejor momento futbolístico, y admitió que con los tiempos que se manejan podría perderse también la próxima convocatoria de la selección nacional, que en octubre se despedirá de las eliminatorias.

Por lo pronto, Bolívar no podrá contar con él para el partido del domingo ante Aurora, en Cochabamba, por la octava jornada del torneo Apertura, y probablemente tampoco con el golero Romel Quiñónez, ambos lesionados el miércoles frente a Wilstermann.

Cardozo, convencido de que se trata de algo grave, ayer ya se hacía a la idea de que su vuelta podrá darse después de varias semanas. “La verdad es que me siento triste y dolido. Justo ahora me pasa esto”, exclamó. Tras conocer hoy a ciencia cierta lo que tiene, “lo que corresponderá de ahí en más será sobrellevar el mal momento y tener mucha paciencia”.

Ayer, desde Cochabamba —donde Bolívar estuvo casi todo el día antes de volver anoche— el jugador contó que quiso sacarle el balón al wilstermanista Eric Aparicio, “pero mi pierna se trabó en el césped, sentí un pinchazo y un fuerte dolor. En ese momento supe que se trataba de algo serio”.

Su intención no es acelerar el proceso de recuperación para intentar un retorno rápido a las canchas, sino seguir “al pie de la letra las recomendaciones de los médicos”, esperanzado en estar recuperado cuando el cuerpo técnico de la selección lance la convocatoria para el partido con Perú (15 de octubre), por la última fecha de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial Brasil 2014. El caso Cardozo no es el único que tiene en alerta a los celestes, pues también está en observación el golero Quiñónez, quien recibió un golpe durante el cotejo ante el Rojo.

En la jugada previa al primer gol de Wilstermann, convertido por Rodrigo Ramallo, Quiñónez chocó su cabeza con la rodilla de su compañero Nelson Cabrera, por lo que al cabo del primer tiempo fue sustituido por el argentino Marcos Argüello. Ayer fue sometido a una tomografía, cuyos resultados no mostraron ninguna complicación; pero por precaución se le colocó un cuello ortopédico.

Hoy será evaluado para ver si podrá volver a los entrenamientos o necesitará más días para la recuperación, por lo que es duda para jugar con Aurora. “Estoy más tranquilo después del trabajo del cuerpo médico. Siento alguna molestia, pero me dijeron que no es para preocuparse. Tras los exámenes de mañana (hoy) sabré si puedo jugar”, dijo.

En caso de que Quiñónez no esté en Cochabamba, Argüello será el titular, y será convocado para el banco de suplentes el tarijeño Diego Zamora, quien llegó al club hace cinco años. El guardameta nacional declaró que está “listo” para el momento en que sea requerido por el entrenador. “Si me necesita, ahí estaré. Ojalá pueda darse mi debut”.

Los datos

Práctica

El plantel celeste trabajó ayer dividido en dos. El grupo que viajó a Cochabamba para jugar el miércoles con Wilstermann cumplió una tarea regenerativa en el estadio Félix Capriles. Los jugadores que no integraron la delegación realizaron una tarea física en Tembladerani.

Retraso

La comitiva celeste regresó recién anoche de Cochabamba, debido a que unas fallas técnicas en el avión le impidieron hacerlo por la mañana. Los celestes volverán mañana a la capital valluna para jugar el domingo con Aurora.

‘Chávez tiene odio enfermizo al Bolívar’

Un antiguo dirigente de Bolívar, el fiscal general del club, Lothar Kerscher, criticó al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, por “hablar siempre mal” de la Academia. Chávez y la cúpula celeste actual están distanciados desde hace tiempo y en los últimos días, el titular de la FBF y el de Bolívar, Guido Loayza, se criticaron mutuamente mediante notas publicadas en Marcas de La Razón.

“Como dirigente de Bolívar, de muchas décadas, estoy muy molesto y enojado” con Chávez, dijo Kerscher, quien considera que el mandamás federativo “tiene un odio enfermizo a nuestro club y a sus dirigentes”.

“Permanentemente habla mal de don Marcelo Claure, dirigente del club Bolívar y presidente de BAISA SRL, que da su tiempo y dinero para que el club sea cada vez más grande, y ahora se toma con el presidente Loayza, atreviéndose a asegurar que él no ha aportado con dinero al club”.

Kerscher preguntó “qué sabe él (Chávez) de Bolívar, de su economía y de quién aporta o deja de aportar”. Porque aparte de dinero, Loayza y otros dirigentes, entre los que se incluye, “dieron más que plata, su tiempo, su conocimiento y su inteligencia que han servido para ganar muchos campeonatos y prestigio”.

Recordó que el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol nunca habló con el desaparecido Mario Mercado Vaca Guzmán, “por tanto no puede meterlo hoy a él para decir cosas en contra de Loayza” y que el presidente vitalicio de la Academia “formó dirigentes con su cultura, que es la de entrar al fútbol para dar, no para sacar absolutamente nada de él”. La semana pasada el titular federativo dijo —entre otras cosas— que Loayza “no sabe qué es poner un dólar para su club, porque todo le llega de afuera”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia