Marcas

Carlos Chávez: ‘Al fracaso yo le llamo abandono al fútbol’

El presidente federativo le responde a Guido Loayza: ‘No tiene sangre en la cara’

El presidente de la FBF dice que ésa es la realidad desde hace dos décadas porque el fútbol boliviano no tiene apoyo,

El presidente de la FBF dice que ésa es la realidad desde hace dos décadas porque el fútbol boliviano no tiene apoyo, Miguel Carrasco-Archivo.

La Razón / Jorge Asturizaga / La Paz

01:55 / 12 de septiembre de 2013

— ¿Qué balance hace de la campaña de Bolivia en la Eliminatoria?

— No ha sido buena, igual que las otras, y no nos eximimos de culpa, porque no sería maduro. Pero ésa es una realidad que la venimos transitando desde hace dos décadas. Los otros países tienen apoyo, ayuda pertinente y sus dirigentes no están en solitario en ese tortuoso camino de dirigir en el fútbol.

Al margen de acabar último, penúltimo o séptimo, igual no estamos en el Mundial, pero no hay que hacer un análisis mediocre, sino decir la verdad de que estamos en un círculo vicioso del lamento que viene desde hace 15 años sin encontrar un mapa correcto para transitar hacia mejores días.

— ¿La eliminación de Bolivia puede ser considerada como otro fracaso?

— Es la realidad del fútbol boliviano y estamos llamando y apelando con mucha insistencia al Gobierno de turno. Estamos esperanzados en que, como es un querendón del fútbol (Evo Morales), apoye de manera firme con políticas de Estado claras. Ecuador, por ejemplo, invierte 60 millones de dólares en el deporte y en el fútbol en particular; Venezuela también lo hace y con el mismo presidente de su federación de fútbol. Desde el año 2000 que comenzaron a mejorar el fútbol en particular.

— ¿Esa realidad de la que usted habla es fracaso?

— Bolivia viene fracasando desde hace mucho tiempo, es un fracaso al que yo le llamo abandono al fútbol nacional. La dirigencia entra a esa vorágine de inflacionar el fútbol. Hace siete años un club tenía una planilla mensual de 40.000 dólares, ahora está arriba de los 180.000 dólares. Esa espiral tiene sus causas porque la pasión es irresponsable e irracional y seguimos en el mismo círculo vicioso, con cero políticas del Estado, que es una obligación que la reclamamos, que la rogamos cuando en otros países es normal el apoyo. Este lamento no es de ahora, sino que viene desde 1998.

—Guido Loayza señala que el cambio de estructuras debe comenzar por la marcha de la actual dirigencia…

— No tendría sangre en la cara para decir semejante barbaridad. Por esa irresponsabilidad que tuvo en 1994, por el tema de las entradas, es que nosotros terminamos pagando más de 4.000.000 de dólares, cuando por la venta de derechos de televisión entraron 6.000.000 de dólares. Tendría que tener mucha vergüenza.

El único presidente que no mete la mano a su bolsillo es Loayza, los otros se sacrifican, se exponen y arriesgan su patrimonio; mientras Loayza no sabe qué es poner un dólar por su club, porque todo le llega de afuera.

— ¿Qué piensa de la baja recaudación que se registró en el partido contra Ecuador?

— Somos hinchas y es normal que el ciudadano de a pie sufra, se lastime y luego se ilusione otra vez cuando llega un nuevo técnico, pero esa esperanza es mentira y no le podemos faltar el respeto al hincha. Lo que el aficionado tiene que saber es cuál es nuestra realidad verdadera.

— ¿Considera que Xabier Azkargorta debe seguir como técnico?

— Fue el único que ha dado oportunidad desde hace rato a jóvenes de manera progresiva y coherente. Las otras selecciones de América no lo hicieron porque parece que para un técnico la apuesta es por la experiencia y no por el futuro.

— ¿Se va a quedar el técnico?

— Su contrato acaba en octubre, pero pienso que no se trata de cambiar técnicos, sino que el proceso debe continuar. Hay que ganar todo en 2014 y el primer semestre de 2015 para llegar bien a la Copa América de Chile, y por supuesto que tenemos que tener técnico; pienso que hay que darle la continuidad al trabajo que él comenzó. Muchos dicen que Bolivia debe trabajar el doble o triple, pero también hay que gastar en esa misma proporción.

— ¿La solución pasa exclusivamente por un incentivo del Gobierno?

— Los Estados tiene la obligación de apoyar al deporte en general, los pocos logros conseguidos en el país son esfuerzos personales o familiares como el de (el piloto de motociclismo) Juan Carlos Salvatierra, por tanto tiene que haber una política, sino habrá decrecimiento.

— ¿Qué debe hacer la dirigencia para el cambio?

— Estoy de acuerdo con que los dirigentes debemos tener un cambio y eso se habla en el legislativo del fútbol con la Liga y las asociaciones, pero la figura es clara: no hay que esperar éxitos para que el Gobierno nos apoye, es a la inversa, tiene que haber inversión para que llegue el éxito.

— ¿Escucha la dirigencia el reclamo del hincha?

— Lo que pasa es que la afición reacciona por una pasión y le mutilan la realidad. El hincha no sabe por qué no crece el fútbol nacional, sólo ve los resultados. Hace diez años que en torneos de clubes no pasamos la primera fase de las competencias internacionales y el culpable no es Carlos Chávez ni nadie, es una realidad de Bolívar The Strongest, Oriente y los otros clubes. El hincha se frustra porque se compite con clubes con presupuestos 20 veces mayor al nuestro.

Al fin y al cabo es la dirigencia la que se sacrifica. Es evidente que el hincha compra su entrada o su abono, como lo hace para ver un concierto, nadie le obliga, su aporte es voluntario. Estoy de acuerdo con que hay que escuchar a la gente, pero eso no es determinante.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia