Marcas

Carlos Farfán apunta casi perfecto

El parapentista paceño Carlos Farfán fue el ganador de la competencia de precisión en el aterrizaje del primer Campeonato Nacional de Parapente, denominado “Irupanapente 2013”, desarrollado durante el fin de semana en el Complejo Eco Turístico Deportivo de Churiaca.

Por el cielo de Irupana, una espectacular toma de lo que fue la competencia durante el fin de semana. FOTO: Eduardo Schwartzberg

Por el cielo de Irupana, una espectacular toma de lo que fue la competencia durante el fin de semana. FOTO: Eduardo Schwartzberg

La Razón (Edición impresa) / Marcelo Avendaño

00:00 / 05 de agosto de 2013

El parapentista paceño Carlos Farfán fue el ganador de la competencia de precisión en el aterrizaje del primer Campeonato Nacional de Parapente, denominado “Irupanapente 2013”, desarrollado durante el fin de semana en el Complejo Eco Turístico Deportivo de Churiaca, a cinco kilómetros de la población de Irupana, en Sud Yungas, donde también se disputó un concurso de disfraces y otro de tiempo de vuelo.

El cielo de Irupana, que brindó corrientes de aire ascendente casi todo el tiempo, se llenó de deportistas de riesgo con sus aeronaves hechas solamente a base de tela y cuerdas, sin ninguna estructura rígida aparte de la silla destinada al piloto.

Farfán tuvo una gran actuación, pues entre los 28 parapentistas participantes fue el que más se acercó a la diana (el punto central).

El piloto de La Paz aterrizó a una distancia de 60 centímetros, después de realizar una magnífica demostración en el aire.

El segundo fue el cochabambino Jhusvel Luther (a dos metros con 40 centímetros); tercero se ubicó el paceño Marco Aruquipa (a dos metros con 60 centímetros) y cuarto el valluno Marcelo Blanco (a siete metros).

Una medalla por el primer lugar, un diploma de reconocimiento —que se les entregó a todos los participantes— y Bs 700 de premio obtuvo el ganador de la prueba.

El sábado hubo un divertido concurso de disfraces, con la participación de 23 parapentistas, que volaron con los trajes puestos y simularon a varios personajes.

En la ocasión se impuso el paceño Marco Aruquipa, acompañado por el irupaneño Ariel Maguiña. Ambos adornaron su parapente de Batimóvil, el piloto se convirtió en Batman y su copiloto en su compañero Robin.

Aruquipa, quien tiene diez años de experiencia en esta disciplina, triunfó con 924 unidades.

El segundo puesto fue para el cochabambino Jhusvel Ruiz, quien se disfrazó de La Muerte, con un puntaje de 891 unidades; en tanto que en el tercer lugar hubo un empate entre los paceños Julio César Fernández y Maicol Méndez, con 792 puntos cada uno. El ganador obtuvo un premio de Bs 900 .

Por último, la prueba tiempo de vuelo, en la que participaron 17 pilotos, quienes debían durar el mayor tiempo posible en el cielo, fue dominada por los competidores cochabambinos.

El primer puesto —y Bs 700  de premio— fue para Cristian Bustillos, quien voló durante tres horas; en el segundo lugar acabó Germán Navia (02h09’); y el tercero fue Rodrigo Lobo (01h34’).

En los dos días de competencia hubo unas 5.000 personas que asistieron a presenciar el evento.

Tres del exterior, en la cita

Foráneos

De los 48 pilotos participantes, tres fueron del exterior: Alan Flemming, de Irlanda; Justin Clark, de Estados Unidos; y Ueli Weder, de Suiza.

Escuela

Este año,   en octubre, se creará la primera escuela de   parapente para personas mayores de 18 años.

El homenaje a un impulsor

El primer nacional fue a la vez el décimo Festival de Parapente, que homenajeó a una persona que impulsó esta disciplina en Irupana, Víctor Alberto Farfán Torrico, fallecido hace ocho meses en una prueba de parapentismo.

Farfán —según Jaime Cuevas, coordinador del evento, y Clemente Mamani, alcalde de Irupana— fue además de un gran deportista, un entusiasta para hacer conocer a la población, ubicada en la segunda sección de la provincia de Sud Yungas.

“Fue una persona integradora, noble, muy grande”, dijo Cuevas.

Pese a la desaparición de Farfán, sus dos hijos, Víctor y Carlos, son parapentistas como él.

“Mi padre fue un amante de este deporte, hizo de todo para que se volviera algo grande;  puso de su parte para que Irupana fuera conocida, todo esto es en su nombre”, expresó Víctor.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia