Marcas

Carlos Trucco: ‘León será profundo y ambicioso’

‘El corazón no juega, en cambio la inteligencia sí’, dice, sin inclinarse por algún equipo

Pareja. Carlos Leonel Trucco junto a su esposa Mónica, en Pachuca.

Pareja. Carlos Leonel Trucco junto a su esposa Mónica, en Pachuca. Facebook: Carlos Leonel Trucco.

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

00:46 / 25 de marzo de 2014

—¿Cómo es el León jugando en condición de local?

—Es un equipo con buen volumen de juego, que siempre sale a presionar y buscar el resultado. Es de quitar el balón y tenerlo en posesión el máximo de tiempo. Recuerden cómo jugó allá (en La Paz), quizás los primeros 20 minutos tardó en acomodarse, pero luego salió al frente, no está en su ser el especular. Acá (en Guanajuato) será intenso, profundo y ambicioso. Su manejo y control del balón serán totales.

—¿Qué potencialidades individuales tiene León?

—Ustedes los vieron, hay gran potencial individual en el equipo. Estuvieron en La Paz el arquero William Yarbrough, luego (Edwin) Hernández, un gran marcador lateral, y después tenemos a cuatro seleccionados mexicanos que ojalá lleguen al Mundial como son Rafael Márquez, (Jonny) Magallón, (Carlos) Peña y Luis Montes.

—¿León es parte del grupo empresarial Pachuca?

—Sí, León es uno de los equipos consentidos del grupo, porque además está en una ciudad muy grande como Guanajuato, muy distinta a Pachuca que es mucho más pequeña. La verdad es que le fue muy bien en estos últimos años, es el vigente campeón mexicano.

—¿Qué significa que sea del grupo Pachuca?

—Que el club es propiedad del grupo empresarial, que cuenta con un apoyo económico total. Junto con el Pachuca son clubes de Primera división, pero tenemos otros equipos en Segunda y Tercera. Somos casi 3.200 empleados que trabajamos para el fútbol.

—¿El León es un club grande?

—Fue un grande de México hace años, pero luego descendió y estuvo mal por mucho tiempo; pero apareció el Grupo Pachuca y lo recuperó hasta hacerlo campeón. Ahora estamos esperando que llegue lejos en la Copa Libertadores y también trabajamos para que Pachuca retome su historia con la llegada del profe (Enrique) Meza.

—¿Qué sabe del Bolívar actual?

—No sé mucho como quisiera, pero Bolívar siempre apuntó alto y hace las cosas bien, seguro que nunca hay que confiarse. Logró un punto importante en Brasil y luego ganó en La Paz (ante Flamengo) y eso le permite tener chances. El otro día que fue León para allá tuvo una gran presentación y ahora, en la vuelta, Bolívar la tendrá dura.

—¿Qué se imagina de este cotejo entre León y Bolívar?

—Será un lindo partido, porque el León tiene un fútbol elevado, lucha todas las pelotas, no da por perdida ninguna y si la pierde, pues enseguida trata de recuperarla. Bolívar no se quedará atrás y seguro también tiene lo suyo.

—¿Qué sugerencia le haría a Xabier Azkargorta de cómo jugar en Guanajuato?

—No, no, para nada. Yo no me animo a sugerir nada y menos a un entrenador tan grande como el profesor Azkargorta, eso para nada.

—A propósito, ¿qué le parece su incorporación a Bolívar?

—Muy bien, al poco tiempo que supe lo llamé, le felicité y le deseé éxitos, porque sé qué significa Bolívar para el país. Me acordé cuando ya Guido Loayza lo quiso llevar a Bolívar antes que a la selección, pero no se dio creo que por el tema económico, no sé, pero ahora que está me parece espectacular.

—Usted es parte indirecta del León y fue parte del Bolívar, ¿se inclina a favor de alguno?

—A la gente de Bolívar siempre le voy a desear lo mejor. Pasé momentos maravillosos de mi vida y mi carrera en La Paz. Tengo muchos éxitos y recuerdos buenos, pero como vemos, esto del fútbol da vueltas y mirá, la vida te pone a veces al frente por donde tú pasaste, en este caso de un equipo que quiero y solo digo que espero que le vaya bien.

—¿Pero qué dice su corazón?

—El corazón no juega, en cambio la inteligencia sí. Si a uno cuando está dentro de la cancha le toca superar al otro, al de su frente, lo hará, sin importar quién esté, porque así es el fútbol competitivo. Yo les deseo lo mejor a los dos equipos, ya me conocen como soy, ya dije mi sentir por el Bolívar y también le expliqué mi situación con el León, del que esperamos llegue muy lejos en la Copa Libertadores.

—¿Irá a Guanajuato?

—Me tocará ir por el trabajo que tengo, que es el de seguir a nuestros equipos. Iré a ver el partido.

—¿Saludará a los de Bolívar?

—No lo sé. Me gustaría, pero tampoco me gustaría romper la intimidad de ellos, yo sé cómo es eso. En todo caso, a Xabier lo tenemos por acá en México cada cierto tiempo, siempre lo estamos saludando. Estaré en el partido por el tema del trabajo que tengo, pero no sé si me dará el tiempo y si será oportuno que vaya donde ellos.

—En otro tema, ¿qué sabe de la posibilidad de que el arquero Romel Quiñónez vaya a León?

—No sé del tema. La verdad es que acá hay grandes arqueros, en México hay importantes guardametas en diversos equipos, incluso el único extranjero ahora es (Justo) Villar y los demás todos son nacionales. En este momento creo que estamos con un gran nivel. No digo que no se dé lo de Quiñónez, pero la realidad acá es que hay buenos arqueros.

—¿Conoce a Romel Quiñónez?

—No lo conozco, y sí lo vi en los partidos internacionales. Romel es confiable, es un chico joven a quien le va bien, creo que le puede ir mucho mejor y tiene un gran camino por delante.

—¿Qué es lo último que ha sabido del fútbol boliviano?

—No salieron muchas cosas bien, pero en el fútbol la paciencia es la mejor consejera del éxito, y que se pueda trabajar bien para el próximo Mundial. Quisiera de corazón que se vuelva a vivir lo que vivimos cuando nos tocó ir a Estados Unidos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia