Marcas

Carri, la palabra justa y la estadística precisa

Periodista Dueño de un lenguaje exquisito, es un apasionado por la búsqueda de datos y la comprobación.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles

04:42 / 12 de noviembre de 2012

Lorenzo Carri es un símbolo del periodismo deportivo boliviano y aunque su tarea fue más allá para traspasar la frontera que le permitió ingresar en el ámbito de la información general —donde también es muy reconocido— no hay duda de que es una figura fundamental del deporte en el país.

Llegó a Bolivia (nació en Pasteur, un pueblo de la provincia de Buenos Aires) en 1959 —entonces ya era un enamorado de la radio y la prensa escrita— y no se fue nunca más.

Dueño de un lenguaje exquisito y una facilidad congénita para acertar con la palabra justa, trabajó por primera vez en Bolivia en radio El Cóndor, con Saúl Abdelnur Sare, y tiempo después integró —a invitación de Mario Cucho Vargas— aquel famoso equipo de transmisiones radiales denominado La verdad desde la cancha, que narró el inolvidable Sudamericano de 1963, en el que la selección boliviana obtuvo el único título internacional de fútbol de su historia.

Trabajó en muchas radios y diarios, hasta que a principios de los años 70 integró al equipo de Hoy Deportivo, un inédito suplemento de deportes —del de-   saparecido periódico Hoy— que marcó época. Ahí estuvo muchos años con su “hermano boliviano” Miguel Velarde Tapia, con quien también desarrollaron una destacada labor en Presencia del Deporte y fueron fundadores del primer periódico deportivo en el país: Viva.

Carri, que hizo largos ciclos en radio y televisión, nunca se apartó del periodismo escrito y actualmente es asesor general de la Revista Marcas Plus y colaborador del área deportiva de La Razón, periódico del que fue director hace algunos años.

Se trata del más grande especialista en estadísticas de fútbol del país, como lo cataloga Carlos D. Mesa Gisbert.

Como autor de datos propios comenzó en los certámenes  de la Asociación de Fútbol de  La Paz (AFLP) y extendió esa labor a los campeonatos nacionales, a la Liga y traspuso fronteras para ocuparse también de Copa América, eliminatorias mundialistas, Mundiales de fútbol, Fórmula Uno y otros acontecimientos internacionales.

En sus cuadernos muy bien ordenados están registrados los datos —comenzando con el lugar y la fecha de nacimiento— de cientos de deportistas, antiguos y actuales, nacionales y extranjeros, además de clubes, entidades deportivas, etcétera, que muestran la pasión de Carri por la búsqueda, la indagación y sobre todo la comprobación.

Lorenzo Carri —autor de la famosa “Página de Lorenzo” en Hoy Deportivo y más reciente el “Ají de lunes” en Marcas Plus, entre otros extraordinarios trabajos y aportes— acaba de abrir un paréntesis en esa su labor de años.

“Le hago llegar todo mi corazón, pidiéndole al Señor para que lo restablezca lo más pronto posible”, es el mensaje de Cucho Vargas, su entrañable amigo desde las épocas del 63.Mesa dice que Carri “es un hombre que enfrenta con valentía todos los momentos y esa fortaleza será el sostén más fuerte en un momento de salud complicado como ahora”.  

Un ícono y un maestro en el periodismo

Imparcial Cucho Vargas dice que Carri alcanzó su máxima dimensión en 1963 con su fama de comentarista probo

Rafael Sempértegui

Lorenzo Carri “es un verdadero ícono del periodismo deportivo en Bolivia desde cuando en los años 50 llegó de Argentina”, dice Mario Cucho Vargas.

“Se vinculó inicialmente a radio el Cóndor, donde era director Saúl Abdelnur Sare, y muy pronto tomamos contacto, nos pusimos de acuerdo, hubo una química directa y nos hicimos amigos entrañables. Luego lo incorporé al programa La verdad desde la cancha, que dirigíamos con Luis Lazarte Lazo, y desde entonces hasta el Sudamericano de 1963 Lorenzo fue un bastión en todos los comentarios, porque sus análisis siempre eran serenos, siempre constructivos, sin adjetivos para perjudicar a nadie. Consiguientemente se hizo de una fama de comentarista probo, imparcial, objetivo que nos permitió redondear un programa que en el 63 ya alcanzó su máxima dimensión. Logramos una sintonía tal que en el país la gente vibraba con nuestras transmisiones, al extremo de prácticamente calificarnos como parte del equipo y de esa selección boliviana. Esos y otros recuerdos me atan a Lorenzo como uno de los verdaderos hermanos no sólo de profesión, sino sentimental, pues hemos pasado momentos de alegrías y sin sabores, por eso yo no lo cambio”.

Vargas considera que Carri “es el más grande analista, sin ninguna duda el más objetivo, el más coherente, sereno y certero, siempre construyendo. Un hombre verdaderamente bien formado”.

Juan Carlos Costas le reconoce a Carri el haber sido “un maestro” dentro del periodismo deportivo. “Yo he aprendido mucho de él, inclusive ahora aprendo, porque Lorenzo es una permanente fuente de sabiduría y experiencia. Ante todo es una buena persona”.

“Dentro de la profesión es incomparable, obviamente no lo vamos a descubrir como el estadístico más grande el país, pero en el tema humano es un excelente padre, es un excelente esposo, es un excelente humano”.

‘Es el gran padre de la estadística deportiva’

Lorenzo es el mejor retrato del periodismo entendido como una actividad humana integral”, sostiene Carlos D. Mesa Gibert.

“Es un periodista de sepa, de vocación; pero además de ser un gran profesional, es un hombre que puede convertirse, así debería ser, en un modelo para los periodistas de hoy como integridad y ética aplicada en el trabajo y en la vida. Como persona es esa combinación tan difícil, es no traicionar nunca las convicciones que hacen que una persona sea recta en el trabajo profesional y recta en la vida”.

Mesa no tiene “la menor duda de que Lorenzo Carri es el gran padre de la estadística deportiva, de la seriedad rigurosa hasta la obsesión por el dato, pero no ese suelto y en función de la colección de información, sino el dato que te sirve para analizar, para valorar y te sirve para proyectar. Cuando tú tienes adecuada información estadística en el fútbol, puedes sacar conclusiones de gran utilidad para dirigentes, para jugadores y para la sociedad. Pero no fue ese su único trabajo, yo creo que Lorenzo fue el mejor comentarista de fútbol que haya conocido en el país. Un hombre que mira el fútbol debajo del agua, por ponerlo de manera metafórica. Él tiene un uso correcto e impecable del castellano. Una capacidad de expresarse con claridad”.

‘En Hoy marcó una extraordinaria época’

Con Miguel Velarde Tapia emprendieron el mayor proyecto en medios escritos, cuando hicieron de Hoy Deportivo el primer y más reconocido suplemento del deporte.

Velarde recuerda que esa fue sólo “una parte del aporte de Lorenzo en medios escritos, pues antes estuvo en varias redacciones: Clarín, El Sol, Ultima Hora y seguramente alguno más. Sin embargo, fue en Hoy donde se asentó, permaneció muchos años y donde marcó una extraordinaria época”.

Ese equipo “cambió el tratamiento que los periódicos le daban hasta entonces al deporte. Dejaron de ser una página para convertirse en separata”.

Sus ediciones de lunes se vendían al doble de precio de otros medios que gozaban de gran tradición y prestigio.

Ese éxito, de muchos años, se prolongó en Presencia, donde, como en el caso de Hoy, se registraron con sus ediciones los tirajes más altos de la historia de medios bolivianos.“Lorenzo siempre imprimió a su trabajo un sello muy personal, y siempre se acopló al equipo, contribuyendo con iniciativas, viviendo con intensidad éxitos y fracasos”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia