Marcas

Centenario sin deslumbrar

La Razón (Edición Impresa) / Cucho Vargas

09:51 / 21 de febrero de 2014

La Asociación de Fútbol de La Paz celebra un aniversario especial, el centenario de su fundación. Fue una pionera en el fútbol nacional. En 1963, por ejemplo, diez de los once titulares que integraron la selección que conquistó el título sudamericano jugaban en clubes de la Asociación paceña. Tuvo grandes dirigentes; además, en sus torneos brillaron futbolistas de la talla de Vicente Arraya, Mario Alborta, Serapio Vega, Julio Toledo, el Kala Peredo, Remberto López, Manuel Gutiérrez, Víctor Brown, Mario Mena, Willy Camacho, Víctor Agustín Ugarte, entre otros.Creo que con sombras, por el mal trato recibido en los últimos años por la actual llamada Asociación Nacional, la Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP) cumple 100 años lejos del esplendor que tuvo en sus primeros 60 años.

Cuando don Eduardo Sáenz García llegó a la presidencia de la AFLP, me dijo: “Vamos a trabajar para que la década de los 60 pase a la historia”.

Atrás quedaba la pugna que durante décadas enfrentó a las asociaciones de La Paz y Cochabamba. Inclusive con matices políticos, porque el “eterno”, como le llamaban al doctor Alfredo Mollinedo, insustituible presidente de la AFLP, era nada menos que ministro de Gobierno del PURS, Partido de la Unión Republicana Socialista, gobernante por lo menos diez años. Y en Cochabamba mandaba, al frente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), don Alfredo Galindo, connotado dirigente del MNR y dueño, además, de la Asociación de Cochabamba. Galindo inventó la participación de algunas asociaciones provinciales cuyos votos siempre le favorecerían.

Nuestra prédica periodística clamó en toda forma para que terminaran las pugnas, logrando, en un periodo de 10 a 12 años, que la Federación Boliviana se institucionalice, caso que ocurrió en Santa Cruz, como campo neutral, con un cochabambino al frente, don Ángel de la Fuente, y encarar la casi imposible conquista de organizar el Sudamericano de 1963, con Roberto Prada al frente.

Recuerdo que las voces cantantes eran don Lauro Ocampo Crespo en La Paz y don David Pareja Mariscal en Cochabamba. Cada uno de ellos tenía el don de la palabra. Directos. Categóricos. Sin reservas, sus intervenciones no se podían discutir. Entre ambos surgió la figura de don Eduardo Sáenz García, que siendo opositor del MNR logró que el presidente Paz Estenssoro otorgue los fondos necesarios para financiar el evento continental.

Esa es otra historia que, sin embargo, está ligada a la que pretendemos rememorar saludando al centenario de la Asociación de Fútbol de La Paz. Bastaría subrayar que en ese memorable título sudamericano la AFLP tenía, en el equipo titular, a diez de los once gladiadores que dieron la vuelta olímpica en Cochabamba.

Después de la Guerra del Chaco emergió la pasión por el fútbol, especialmente —por todo lo que me contaron— en Cochabamba, La Paz, Oruro, Potosí y Sucre, muy por encima de los otros departamentos.

Se organizaron campeonatos nacionales, al margen de los torneos locales, que aglutinaban a la flor  y nata de cada departamento. Allí brillaron futbolistas de la talla de Vicente Arraya, Alberto Achá, Hernán Rojas, Nicolás Terrazas, el Negro Hugo Gamarra, Mario Alborta, Durandal, Zenón Gonzales, Serapio Vega, Julio Toledo, el Kala Peredo, Remberto López, entre muchos otros como precursores de los que llegarían desde Tarija, Manuel Gutiérrez, Víctor Brown, Mario Mena, Wálter Orozco, y desde Tupiza con el legendario Víctor Agustín Ugarte.

Estos torneos nacionales multiplicaron la pasión por el fútbol extendiéndose a Santa Cruz, que luego con la Academia Tahuichi Aguilera aportó con figuras irrepetibles en el ámbito nacional e internacional.

La memorable Asociación de Fútbol de La Paz tuvo dirigentes formidables como Carlos Eduardo Cano, Rigoberto Mena Morales, Eliseo Pabón, Mario Marañón, el Oso Gamarra, Mario Blacut, Jorge Jáuregui, Felipe Murguía, Carlos Pozo Trigo, Agustín Ocampo; también precursores, dejando la semilla para que aparecieran Luis Eduardo Siles, Alberto Alem, Rafael Mendoza, Antonio Asbún, Mario Mercado, José Saavedra Banzer, Fernando Rivera Meruvia, figuras legendarias no superadas.

La Asociación hizo posible el engrandecimiento de The Strongest, Bolívar, Litoral, Municipal; de los grandes Willy Camacho, Zenteno, Montes y los hermanos Alberto y Julio Torres. Del Chaco, Always Ready, Ingavi, Alianza, Atlético La Paz, 31 de Octubre, Ferroviario, Ayacucho y varios más que están en el recuerdo.

Llega este centenario cuando en la memoria quedan décadas de las más vibrantes glorias del fútbol boliviano. Cuando, con nostalgia, recordamos las tardes domingueras de Miraflores para que con el marco musical de bandas interpretando aires nacionales y de otros países hermanos como Perú, emergieran jornadas maravillosas que hicieron posibles lauros memorables que le valieron al glorioso “Estronger” ser el “derribador de campeones” con su vicuña incluida y al también glorioso Bolívar el titulo de “Academia” no igualada en Bolivia por la fineza de sus grandes jugadores.

Que sean las bases para que la AFLP encare el futuro para volver a alcanzar el nivel glorioso de gran parte de su historia.

(*) El autor es periodista y director de ENFOQUES

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia