Marcas

Una DT con vocación ‘bien ofensiva’

Hilda Ordóñez se convirtió en la primera mujer en dirigir un club profesional en Bolivia

Entrenadora. Hilda Ordóñez en el estadio de Warnes, el día que su equipo goleó a Oriente.

Entrenadora. Hilda Ordóñez en el estadio de Warnes, el día que su equipo goleó a Oriente. La Razón-Archivo.

La Razón (Edición Impresa) / Marcos Bonilla / La Paz

01:59 / 20 de diciembre de 2013

Hilda Ordóñez revolucionó el fútbol boliviano hace aproximadamente tres semanas al convertirse en la primera mujer que dirige a un club profesional. Tomó el mando de Sport Boys días después de que Edgardo Malvestiti renunciara al cargo (28 de noviembre) luego de perder con The Strongest (1-2) en Warnes, por la jornada 18 del torneo Apertura 2013-2014 de la Liga.

La primera opción para reemplazar al argentino era Julio César Baldivieso, pero las negociaciones no llegaron a buen puerto. El club tocó otras puertas, que tampoco se abrieron. Ante la necesidad y la urgencia, su presidente, Mario Cronembold, decidió darle la confianza a su secretaria general, quien ya había cumplido una tarea similar cuando el plantel militaba en la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF).

Su designación cayó bien en algunos sectores; mal en otros, sobre todo en la Federación Boliviana de Entrenadores que preside Félix Berdeja; aunque el sentimiento general fue de sorpresa, porque nunca se había dado una situación similar.

Hilda —de profesión profesora de Educación Física— asume que no es común, por lo menos en Bolivia, y sabe de las críticas que recibió el presidente de su club, además de las observaciones que hizo ante la Liga el ente que aglutina a los técnicos en el país, porque al no tener un título se vulnera la norma FIFA; y también es consciente de que a muchos jugadores de su plantilla no les gustó la idea; pero lo hace segura de que sabe mucho de fútbol.

Para ella es “normal” ser entrenadora, porque viene haciendo lo mismo desde hace dos años y medio, trabajando día a día en la cancha, colaborando con los cuerpos técnicos que en su momento pasaron por el club. “No es extraño para mí”, ratifica.

Sí reconoce que ahora es diferente, porque ella es la cabeza técnica del grupo, y debe comandar las tareas de 32 jugadores que integran el plantel y sus colaboradores, y debe tomar las decisiones; “pero con humildad, con cariño y respeto se está haciendo un buen trabajo. En los dos partidos que me ha tocado dirigir (con Oriente y Real Potosí) no me he equivocado, inclusive hice un planteamiento ofensivo para ir a Potosí, y pese a la derrota, demostramos que donde vamos podemos jugar”. A partir de eso se define como una entrenadora a la que le gusta que su equipo vaya al frente: “Siempre me ha gustado jugar ofensivamente, siempre planteamos 4-4-2”.

Opta, además, por que todos opinen en su plantel, “desde el utilero”. Por eso antes del partido del domingo contra Real Potosí se reunió con tres jugadores: Héctor Gaitán, Thiago Leitao y Miguel Mercado para planificar el cotejo y, además, les pidió que ellos dieran la charla técnica, porque “al final de cuentas son ellos los que entran en la cancha”.

Se despedirá de la dirección técnica de Sport Boys el domingo, tras el partido con Universitario, y no sabe quién asumirá en enero para empezar la pretemporada con el plantel para encarar el torneo Clausura 2013-2014 de la Liga, no obstante de que el presidente Cronembold le ratificó su confianza y le expresó su deseo de que continúe; en todo caso, ya sabe que no será así, porque “la Liga y la asociación de entrenadores ya han observado, porque yo no tengo un título de director técnico”.

Desde el lunes volverá a desempeñar sus funciones de secretaria general del club y empezará el curso de entrenadora “para tener un cartón y no le pongan peros a mi trabajo, aunque no lo considero necesario, porque estoy haciendo lo que me gusta y entiendo de lo que se trata”.

Los datos

No cobra

La profesora Ordóñez no cobra sueldo, porque en realidad “mi cargo en el club es el de secretaria general y los dirigentes no cobramos; más bien, ponemos lo poco que tenemos”.

Aceptación

Admite que a varios jugadores no les gustó que asuma como entrenadora; pero “me han expresado que están contentos que esté al mando”.

‘A los ignorantes hay que ignorarlos’

La DT de Sport Boys, Hilda Ordóñez, descartó demandar o iniciar algún proceso a Mauricio Soria, entrenador de Real Potosí, quien el domingo en la Villa Imperial la agredió verbalmente. “Me dijo ‘vos  callate y andá a lavar los platos’”.

Ordóñez recordó que en el entretiempo del partido que enfrentó a Real y Sport Boys se acercó  molesta al árbitro Luis Irusta porque “estaba influyendo en el resultado”, para decirle que ninguno de los dos equipos necesitaba de su ayuda para ganar; pero en eso el ayudante de campo de Soria (Alberto Illanes) “lo amenazó, le apuntó con el dedo y le dijo ‘vos no le vas a cobrar nada a estos cambas de m…, a este equipo de quinta’. Me molesté mucho por ello, quise brincarle para que me explicara lo que acababa de decir, entonces Soria me empujó y me dijo ‘callate vos, andá a lavar platos y ollas, qué haces aquí dentro de la cancha’”.

Cuando un periodista de Marcas le consultó a Soria, el DT contestó: “no sé de qué estás hablando, no conozco a una mujer que dirija en el fútbol”. La profesora lamentó que Soria “crea que las mujeres solo servimos para lavar platos. Piensa que me agredió solo a mí, lo hizo a todas las mujeres, incluyendo a su madre”.

Contó que hubo varios testigos de la agresión, entre ellos el árbitro y sus colaboradores, “por eso lo expulsó en el segundo tiempo”; pero anticipó que no le seguirá ninguna acción al técnico de Real, pese a que la ley la ampara. “Ya le pedí al presidente (Mario Cronembold) que no hagamos nada”. Soria fue un gran jugador y es un excelente técnico, expresó; “pero como persona deja mucho que desear. No voy a hacer nada, a los ignorantes se les responde ignorándolos”.

Los que ven con buenos ojos

‘Me alegra que le den oportunidad’: Nelfy Ibáñez, entrenadora titulada

“Me alegra que le hayan dado la oportunidad en Sport Boys, ojalá que no sea para dos o tres partidos. En esta profesión ingrata, las mujeres luchamos contra la discriminación”.

‘El trabajo es normal’: Luis Liendo, jugador de Sport Boys

“El trabajo es normal, venimos haciendo lo que antes se hacía con (Edgardo) Malvestiti; además le está ayudando mucho el entrenador de arqueros, el brasileño Robson”.

‘Es la primera vez que pasa’: Ronald Rivero, defensor de Sport Boys

“Es la primera vez que pasa, nosotros estamos experimentando ese cambio. Creo que uno tiene más respeto hacia ella por el hecho de que es mujer. Estamos respondiendo bien”.

‘No cumple con la norma’: Marcelo Carballo, DT de Wilstermann

“Es algo inédito, y no tengo problemas de que una mujer entrene un equipo de varones; pero no tiene el título que le otorgaría el derecho de dirigir, no cumple con la norma”.

‘No tiene título y no puede dirigir’: David Avilés, técnico de Oriente

“No tiene título y no puede dirigir. Ella está ahí porque nadie quiso hacerse cargo del club; solamente está figurando, porque el trabajo se lo hace otra persona. No sé quién”.

‘Me parece un irrespeto’: Félix Berdeja, entrenador de fútbol

“Me parece que es un irrespeto a nuestra profesión; pero no me refiero a que sea mujer. Si tuviera la preparación, podría dirigir al club que quisiera y de cualquier categoría”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia