Marcas

El Dakar se disputa primero en mesa

Los pilotos hacen una ‘carrera’ para verificaciones administrativas y técnicas.

 Verificaciones. Todo un equipo de trabajo de la ASO atiende a los pilotos en las previas. Foto: Eduardo Callizaya

Verificaciones. Todo un equipo de trabajo de la ASO atiende a los pilotos en las previas. Foto: Eduardo Callizaya

La Razón (Edición Impresa) / Eduardo Callizaya / Lima (Perú)

18:10 / 05 de enero de 2018

Competidores y asistentes deben realizar un complejo trámite para estar habilitados y ser de la partida en el Dakar. En el segundo día de verificaciones administrativas y técnicas, los citados por la organización llegaron con anticipación al campamento instalado en la Base Aérea de Lima.

Estar a tiempo a la primera inspección es lo más importante, de lo contrario los pilotos son multados.En esta primera instancia deben mostrar su pasaporte, permiso de conducir, licencia internacional de las federaciones de cada categoría, autorización para correr en el extranjero, visas para los países que visitarán durante el rally e implementos de seguridad, como los cascos.

Cuando toca revisar los motorizados, la organización exige el título de propiedad del vehículo o una autorización de uso de la máquina emitida por el propietario, si éste no es el piloto o no forma parte del equipo.

En las verificaciones administrativas se pasa al menos por 15 mesas de control y este trámite puede prolongarse por hasta una hora. En este papeleo, los corredores deben dar cuenta del dinero que llevan, se les distribuye los tickets para recargar combustible en los vivacs, números de teléfono que usarán en Perú, Bolivia y Argentina, se elabora su ficha médica, se toma la foto oficial de cada uno y se le entrega una pulsera que lo habilita para las verificaciones técnicas.

La asistencia a dos de las 15 mesas de control es opcional ya que en las mismas se sugiere comprar seguros de vida adicionales. No obstante, la que es imprescindible es la Formación Iritrack y GPS-Sentinel Unik II, en las que se activa el sistema de ubicación y control satelital. La ausencia a estas dos formalizaciones es penada con 500 euros (4.168 bolivianos).

En las verificaciones técnicas, las mesas se reducen a ocho y además del control mecánico se verifican los uniformes, se pegan adhesivos y el equipamiento de supervivencia.

“Son como cincuenta pasos y te chequean todo; lo más complicado son las verificaciones técnicas porque ven todo de la moto, como la luz, que tiene que estar muy bien. Gracias a Dios, cumplimos los requisitos”, indicó Daniel Nosiglia, quien pasó los controles junto con su hermano Wálter junior, ambos en categoría motos.

Las inspecciones terminarán hoy y los carros que pasen la prueba se irán al parque cerrado, donde esperarán la largada de la competencia prevista para mañana en el atrio del Pentagonito del Cuartel General del Ejército del Perú, de donde se irán hasta Pisco para correr la primera etapa de esta cuadragésima edición del Dakar.

Nosiglia. Wálter junior en una de las mesas del Dakar.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia