Marcas

Dakar, ¿gasto o inversión?

El Rally Dakar volvió a gambetearle a Bolivia, pasará cerca, pero no entrará al país en 2013. La noticia fue recibida como ‘un balde de agua fría’ por quienes esperaban ilusionados que la carrera de autos, motos y camiones más espectacular y peligrosa del mundo pise nuestro territorio. Los organizadores dejaron señales de que podría darse en 2014. ¿Será?

La Razón

00:00 / 26 de marzo de 2012

En medio del desencanto cabe volver a preguntarse si vale la pena insistir con que el Dakar venga. La mayoría dirá que sí, si se trata de dar credibilidad a los informes sobre el impacto económico que genera esta competencia en los países por donde transita.

En Perú, los cálculos alcanzan a los 600 millones de dólares de retorno en favor de la actividad económica de ese país gracias a que la carrera largará en Lima y albergará el desarrollo de otras etapas más. La cifra supera a los 520 millones de dólares que dejó al Perú el Rally Dakar de este año. Se calcula que, a cambio, la inversión es de unos 30 millones de dólares. Negocio redondo.

¿Quiénes se benefician? El turismo receptivo es el que se saca la lotería, el impacto favorable va directo a las empresas vinculadas a ese sector. Ocurre lo mismo mediante el turismo interno. Y se prevé que sus destinos turísticos más emblemáticos reciban un incremento importante de visitas desde los días previos a la carrera.

A partir de esos y otros datos, la lógica en Bolivia es la misma y señala que apostar por el Dakar no es un gasto, sino una inversión.

Una reacción inmediata fue un comunicado del Viceministerio de Deportes recordando los esfuerzos que hizo el Gobierno en procura de que el Dakar venga, con respaldo financiero asegurado con un costo aproximado a los 6 millones de dólares, monto pensado para dos días de carrera en Bolivia.

La cifra es llamativa si se la ve desde otro ángulo: según la Ley del Deporte vigente, el presupuesto anual destinado al deporte es de 8 millones de UFV, lo que traducido a moneda nacional equivale a unos 12 millones de bolivianos al año. Traer el Dakar supondría pagar unos 42 millones de bolivianos, es decir cerca de cuatro veces el presupuesto anual destinado al deporte.

Que el Dakar es un negocio, es innegable. Pero nadie ha dicho con cuánto se beneficiaría el deporte boliviano, al que hoy por hoy se lo ve como gasto, no como inversión.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia