Marcas

El Decreto 1515 antiviolencia está en marcha

La norma prohíbe el ingreso a los campos deportivos de todo tipo de bebidas alcohólicas, de asistentes en estado de ebriedad, las personas no podrán lucir disfraces.

Prohibido. Los fuegos artificiales y bengalas ya no están permitidos en los espectáculos deportivos.

Prohibido. Los fuegos artificiales y bengalas ya no están permitidos en los espectáculos deportivos. Ángel Illanes-archivo.

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

03:16 / 07 de marzo de 2013

El Decreto Supremo 1515, que previene hechos de violencia en los estadios de fútbol del país, entró en vigor ayer luego de ser promulgado por el presidente en ejercicio, Álvaro García Linera. A partir de ahora todos los espectáculos organizados por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), la Liga del Fútbol Profesional Boliviano y la Asociación Nacional de Fútbol (ANF) deben adecuarse a su cumplimiento.

El decreto prohíbe el ingreso a los campos deportivos de todo tipo de bebidas alcohólicas y de asistentes en estado de ebriedad o con alteración de su conciencia por efecto de cualquier droga, químico o estupefaciente. La persona está impedida de lucir indumentaria o cualquier tipo de disfraz que limite su adecuada identificación, salvo que sea debidamente revisada e identificada al ingreso del estadio.

Asimismo, no se le permitirá que porte cualquier tipo de objetos contundentes, armas blancas o de fuego, explosivos y/o fuegos artificiales o pirotécnicos. Están prohibidas las botellas de vidrio o de plástico, así como latas. Asimismo, la venta de productos en esos envases.

Según dijo ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero, la Policía Nacional ya efectuó controles para dar cumplimiento a esas prohibiciones en programaciones específicas de la Liga, y decomisó incluso droga.

La idea es que a partir de ahora ninguna persona que asista a los estadios altere la disposición, si lo hace correrá el riesgo de ser sometida a sanciones que van desde su arresto por el lapso de ocho horas y, de acuerdo con la falta, incluso puede ser motivo de un proceso en su contra en la instancia que corresponda.

De hecho, en los partidos que se avecinan por los torneos domésticos, los controles serán rigurosos. Por ejemplo, el domingo en La Paz, cuando jueguen en el Hernando Siles Bolívar y Wilstermann por la undécima jornada del torneo Clausura de la Liga.

La medida abarca también a los partidos internacionales, sea de selección nacional como las eliminatorias mundialistas, o de clubes, como la Copa Libertadores de América. Incluso deben tomarla en cuenta los organizadores del Nacional B Simón Bolívar, que controla la ANF.

Según el decreto supremo, también se prohíbe el ingreso, promoción o exposición de cualquier pancarta con mensajes racistas y provocaciones que inciten a la violencia, tanto en el estadio como en sus inmediaciones, antes, durante y después de los partidos. De ello deberán tomar nota sobre todo las barras organizadas.

“Sólo podrán ingresar con armas el personal de la Policía Boliviana asignado para el resguardo de la seguridad del evento deportivo, así como aquel de seguridad personal de una autoridad pública, siempre que ésta asista al espectáculo”, dice la norma.

Los detalles

Los medios. El decreto supremo establece que “los medios de comunicación, a través de los programas deportivos, tienen la responsabilidad de destinar parte de sus espacios periodísticos para difundir mensajes que ayuden a prevenir actos de violencia y difundan las medidas de seguridad para el normal desarrollo de los eventos futbolísticos”.

Abarca conciertos. En partidos internacionales los equipos visitantes podrán solicitar información sobre el funcionamiento y seguridad de los campos deportivos en el marco de los acuerdos suscritos. Asimismo, la aplicación de la norma se extenderá también, en lo que corresponda, a los eventos artísticos celebrados en los estadios.

De acuerdo. El texto del documento fue consensuado con los organismos del fútbol nacional y tiene una parte de las normas que se utilizan en otros países. Fue concebido después de que en Oruro falleciera un hincha, Kevin Beltrán (14 años de edad), al ser alcanzado por una bengala en un partido de Copa entre San José y Corinthians.

Todos tienen responsabilidades

El decreto supremo encarga responsabilidades a todos los actores, empezando por el Ministerio de Gobierno, que debe fortalecer las acciones de prevención y control por parte de la Policía Boliviana, y garantizar el cumplimiento de la norma.

La Policía debe ejercer sus competencias en materia de seguridad interna en todo el estadio, administrar y operar los sistemas de video y vigilancia de los escenarios, disponer el uso del equipamiento, verificar el ingreso del público con la finalidad de detener o aprehender a quienes incumplan las prohibiciones; decomisar bebidas alcohólicas y cualquier tipo de objetos prohibidos, implementar mecanismos de prevención y evacuación, impedir el ingreso de personas no acreditadas a la cancha y vigilar y escoltar a los equipos y árbitros protagonistas.

También responsabiliza a los clubes organizadores de presentar la programación oficial a la Policía Boliviana mínimo con tres días antes de los eventos, asegurar la venta anticipada de boletos y que éstos tengan características técnicas para evitar su falsificación; además de controles de ingreso y de salida, entre muchos otros.

Los administradores de los estadios están obligados, en un plazo no mayor de 120 días, a instalar cámaras de video, “en un número y ubicación que asegure la cobertura de la seguridad durante todo el evento deportivo”, como también otras responsabilidades menores.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia