Marcas

Editorial

Mientras Ronald Raldes hace votos y fuerza por recuperarse rápido de una grave lesión y por volver a jugar cuanto antes, Carlos Arias envía mensajes de no querer ser convocado a la selección nacional para los partidos de junio por las eliminatorias.

La Razón

00:00 / 20 de febrero de 2012

Son las dos caras de una moneda reveladora. Y a veces es bueno lanzarla al aire y ver si todavía hay eso que se llama ‘amor por la camiseta’ o, en este caso, ‘amor por la patria’.

A Raldes no le importa perderse unos cuantos meses de fútbol —lo que significa quedar al margen de su equipo, el Colón argentino— con tal de poder estar bien para cuando Bolivia tenga que jugar contra Chile y Paraguay en La Paz, dos partidos que probablemente sean los que definan el futuro de la selección en las eliminatorias mundialistas.

Ronald —el capitán de la Verde— sabe cuán grave es su lesión —una fractura de peroné— y cuánto tiempo —mínimo unos cinco meses— le demandará recuperarse, pero prefiere confiar en que la adversidad momentánea no le impedirá llegar a junio recuperado y ser convocado.

El zaguero no ha dejado que la desgraciada coyuntura le impida soñar poniendo en claro cuál es su prioridad: la selección.Arias piensa diferente, no otra cosa afirman —y no se trata de una interpretación— declaraciones suyas hechas en España anunciando su decisión de pedirle al técnico de Bolivia que no lo convoque para esos encuentros de junio si se llegan a cruzar con la probable incursión de su equipo —el Córdoba— en una liguilla para buscar el ascenso a la máxima categoría.

(Mejor no entrar en aquel detalle referido a la altura, de propia boca del guardameta, que parece más un exabrupto de parte de alguien que durante años jugó a miles de metros de altitud sobre el nivel del mar).

Hay quienes dicen que no hay mejor premio para un deportista que ser convocado a su selección; no todos lo entienden así.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia