Marcas

Estadios echados al olvido

La Paz, como departamento, tiene cinco escenarios. Sólo uno de ellos es utilizado permanentemente. Bolívar y The Strongest hacen uso de los suyos para entrenarse

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

03:15 / 18 de enero de 2013

Los clubes le dan poca “pelota” a sus estadios. En La Paz, The Strongest y Bolívar los utilizan para entrenarse, siendo que sobre todo en el atigrado hay condiciones para jugar de forma permanente partidos oficiales. Si se juega, los propios gualdinegros reniegan. Por eso, cuando el Hernando Siles cierra sus puertas —como ocurrió hace poco—, ambos se ven en “figurillas”.

Sólo en el departamento de La Paz hay cinco estadios. En todos ellos se jugaron alguna vez partidos de la Liga, en más de uno hubo confrontaciones internacionales, pero con el tiempo, en vez de darles un buen uso, a varios de ellos sus propietarios los han relegado, en algunos casos por completo.

Por lo general en el Siles recae todo el peso. Atigrados, celestes y azulganas de La Paz Fútbol Club ven al recinto de Miraflores como escenario casi exclusivo para sus confrontaciones. Es el estadio más grande del país, el más cómodo empezando por su ubicación, el más completo y por eso lo eligen tanto a nivel nacional como internacional. Pero también les queda grande a varios partidos que algunos clubes tranquilamente podrían afrontarlos en sus canchas.

El más nuevo de todos es el estadio Los Andes de la zona Cosmos 79 de El Alto; sin embargo, para muchos ligueros es un “pecado” que haya un estadio en ese lugar por la altura, además tiene césped sintético y la capacidad de su tribuna no es mayor a las 4.000 personas. La Liga considera, asimismo, que no reúne las condiciones para albergar sus partidos. A pesar de ello se han dado programaciones con previa inspección y autorización. El último encuentro liguero se jugó la semana pasada entre La Paz FC y Aurora. No hubo muertos ni heridos, además ganó el visitante. Con el tiempo, el nuevo propietario azulgrana espera que su equipo juegue más veces en ese escenario.

The Strongest tiene un lindo estadio en Achumani. Más de un club profesional de otro país podría envidiar al Tigre por la infraestructura con la que cuenta el primer plantel en esa zona del sur de La Paz. Tiene todo apto: cancha, tribunas para casi 14 mil personas, vestuarios, cabinas de transmisión, etcétera. Lo único “malo” es que está lejos y por las tardes el clima ventoso en el lugar no ayuda. Allí The Strongest se da el lujo de entrenarse día a día, y de vez en cuando, sobre todo cuando el Siles no está a la mano, lleva adelante partidos amistosos y ligueros.

El domingo jugó en la apertura del Clausura y perdió ante Oriente Petrolero. Hasta el miércoles por la tarde estaba previsto que el Tigre sea local en el Rafael Mendoza Castellón pasado mañana, cuando reciba al orureño San José; sin embargo, por la noche, los presidentes de Bolívar y The Strongest lograron que la Gobernación de La Paz abra el estadio Hernando Siles para que jueguen este fin de semana.

Dos olvidados. Bolívar todavía no tiene intenciones de meterle mano a su estadio, el Libertador Simón Bolívar, ubicado en la zona de Tembladerani. Aquel lugar, escenario de partidos locales, nacionales e internacionales, incluso de selección nacional, con los años se ha reducido a ser el sitio de entrenamientos del primer plantel y también de sus divisiones inferiores e incluso de su escuela de fútbol.

Tiene cuatro tribunas, pero sólo una de ellas es prenda de garantía, la que está construida de cemento. Las otras, de madera, hoy en día ya no resistirían el peso del público, que alguna vez llenó ese recinto con unas 20 mil personas. Sus camarines están bien cuidados, sobre todo el que utiliza a diario el primer plantel. Y tiene un césped que, según la dirigencia actual, es uno de los mejores del país, así que tranquilamente se podría jugar. Con carácter excepcional iba ser reabierto mañana para el partido La Paz FC y Bolívar, pero no, el estadio de Tembladerani sigue cerrado y olvidado para partidos oficiales.

Peor aún es la situación del estadio Luis Lastra, ubicado en Sopocachi. Fue testigo de algunos encuentros de Liga, en la época en que Municipal era liguero, pero nadie se ocupó para darle mejores condiciones y, hoy por hoy, al menos para el fútbol profesional está tachado. En su época tenía un buen césped natural y dos tribunas de cemento recibían a los espectadores.

Como es de propiedad de la Alcaldía Municipal de La Paz, el Gobierno Municipal ha optado por invertir sobre todo en otras áreas, por ejemplo una piscina y una cancha de pelota a frontón; pero, no ha habido la preocupación de convertirlo en mejor escenario para el fútbol.

Los datos

Extraño

Algunos jugadores atigrados admitieron que no les agrada la idea de ser locales en su estadio en Achumani, aunque lo conocen de memoria.

Debe mejorar

El DT Eduardo Villegas sostuvo que al Rafael Mendoza aún se le debe mejorar el campo de juego, porque la pelota no corre regular.

Tembladerani

Lothar Kerscher mandó a comprar diferentes elementos de construcción para equipar y mejorar ambientes del estadio de Bolívar.

El estadio  más alto de La Paz es de Bolívar

El Simón Bolívar, de Tembladerani, es el escenario liguero de La Paz (ciudad) de mayor altura, pues según la medición del Instituto Geográfico Militar está situado a 3.702,48 metros sobre el nivel del mar. Es de propiedad del club Bolívar y fue inaugurado cuando Mario Mercado Vaca Guzmán ejercía la presidencia de la entidad.

En los primeros tiempos sirvió para cotejos de la Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP), y el primer partido oficial fue precisamente un clásico (Bolívar-The Strongest) que se efectuó el 15 de enero de 1976 por el campeonato nacional “Sesquicentenario de la República”.  Se produjo un empate en un gol, el primer tanto fue anotado por el delantero argentino Luis Fernando Bastida, y asistieron 13.730 espectadores.

En el estadio de Tembladerani se jugaron cuatro partidos de la selección boliviana mientras se procedía a la remodelación del Hernando Siles, todos los partidos fueron en 1977: Bolivia 0-Paraguay 1 (Copa Paz del Chaco); Bolivia 1-Uruguay 0 (Eliminatorias de 1978); Bolivia 2-Venezuela 0 (Eliminatorias de 1978) y Bolivia 1-Polonia 2 (amistoso).

En 1976 y 1977, Bolívar jugó en su escenario varios encuentros correspondientes a la Copa Libertadores de América. Recibió a los ecuatorianos Deportivo Cuenca y Liga Deportiva Universitaria y a los colombianos Deportivo Cali y Atlético Nacional y a los bolivianos Oriente Petrolero y Guabirá.

Con respecto a encuentros de Liga, el campo bolivarista tiene un rico historial en sus antecedentes, con 134 cotejos y 500 goles anotados en su cancha. El primer cotejo liguero (The Strongest 2-Municipal 1) se jugó el domingo 18 de septiembre de 1977, y el último registrado es el de La Paz Fútbol Club y Oriente, del 30 de septiembre de 2007. La mejor asistencia se produjo en enero de 1978, cuando Bolívar recibió a Blooming por el torneo liguero y se vendieron 19.951 localidades.

El Luis Lastra tiene 44 años

El estadio Luis Lastra de La Paz, que era donde jugaba como local el Deportivo Municipal, fue inaugurado durante la gestión presidencial de Heriberto Centellas, el 30 de marzo de 1968. Según el Instituto Geográfico Militar, está ubicado a 3.535,30 metros sobre el nivel del mar, esto quiere decir unos 40 metros menos que el estadio Hernando Siles de Miraflores.

En ese escenario de Sopocachi se disputaron encuentros sobre todo de la Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP), y luego algunos de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano: el primero de ellos (4 de diciembre de 1977) sirvió para el  choque entre Municipal y Wilstermann.

En el Lastra se jugó por última vez el domingo 26 de octubre de 1997, cuando el conjunto edil, al que también le llamaban “Muni”, le ganó al montereño Guabirá (6-2). En total, el estadio Luis Lastra (denominado así en homenaje a uno de los principales trabajadores de ese escenario, quien hasta morir vivió en esas instalaciones) cobijó ocho partidos de Liga, y fueron anotados 29 goles.

La opinión de:

Felipe Rodríguez: ‘Faltan recursos y hay descuido’

“El tema económico influye bastante en los clubes y también en algunos casos hay descuido, porque yo creo que algunos clubes que tienen su estadio propio no le dan el mantenimiento. Bolívar tiene una bonita cancha en sí, pero le falta graderías y eso tiene que mejorar para un club de la talla de la Academia”.

Luis Méndez: ‘Nos sentimos mejor en el Siles’

“No sé si en La Paz hay estadios olvidados, pero en Achumani hay muchos pozos y se debe arreglar para tener un estadio regular. En nuestro caso, la verdad que nos sentimos mejor en el Siles y también para la afición creo que es lo más cómodo. Sería bueno jugar en tu propia cancha, pero debe mejorar mucho”.

Lothar Kerscher: ‘La cancha está, faltan mejoras’

“Tenemos un campo de juego en buenas condiciones. La cancha está, faltan otras mejoras que se deben hacer. Se hace el trabajo de mantenimiento a la cancha, de eso no habría quejas. Tenemos vestuarios con condiciones cómodas, por lo que en ese sentido no hay problema alguno para albergar algún partido’.

Carlos Urquizo: ‘Debemos darle funcionalidad’

“La verdad que se tienen carencia de canchas propias y las que están seguramente debemos darles funcionalidad. En la Subalcaldía vamos a considerar en los espacios que tenemos y cómo habilitamos para las áreas verdes y para campos deportivos”.

Etiquetas

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia