Marcas

Galarza evoca la Navidad 2004

Euforia. El técnico Luis Galarza y el zaguero Doile Vaca se abrazan al final del partido. Fue en 2004.

Euforia. El técnico Luis Galarza y el zaguero Doile Vaca se abrazan al final del partido. Fue en 2004. foto: archivo Fernando Cartagena

La Razón / Rafael Sempértegui

23:40 / 17 de diciembre de 2011

El técnico del Tigre campeón de la Liga de 2004, el último título liguero de los gualdinegros hasta ahora, era Luis Esteban Galarza. El exgolero, todo un símbolo de The Strongest por los años que jugó y capitaneó al gualdinegro, recuerda hoy cómo fue aquella alegría, el 25 de diciembre, en plena Navidad.

“Más que la Navidad, me acuerdo que el equipo llegó bastante disminuido a esa final y pese a ello pudimos lograr un campeonato, lo hicimos  con muchos chicos que por primera vez alcanzaron una conquista así. Y  fue con las características del Tigre, porque cuando nadie daba nada por nosotros les sorprendimos”.

En esa oportunidad The Strongest ingresó a la fase final casi ‘por la ventana’, luego fue avanzando hasta toparse en la serie definitiva con Oriente Petrolero.

Fueron tres encuentros. Oriente ganó 3-1 en Santa Cruz, The Strongest se impuso en La Paz 2-1 y la final de Cochabamba se cerró con un 1 a 1, pero los atigrados ganaron 4-3 a través de la ejecución de penales.

“A ese último partido llegamos bastante disminuidos, a partir de la impugnación en contra de Marcelo Robledo, pasando por los abandonos de algunos jugadores, las lesiones y suspensiones que dejaron al primer plantel muy complicado”.

A Marcelo Robledo se le observaba su nacionalidad  boliviana por parte de padres cuando, según los impugnadores, era extranjero, y eso obligo al Tigre a no tomarlo en cuenta en la recta final. A esa baja se sumó la del golero alterno, Gonzalo Berdugo, y por ello terminó jugando la final el entonces juvenil Mauricio Sahonero.

Según Galarza, algunos jugadores se alejaron del club porque adujeron problemas personales, como los argentinos Christian Zermatten y Juan Ignacio Brown, quienes eran parte de la columna vertebral. En el medio campo hubo ausentes por lesión, tal el caso —sostiene Galarza— de Sandro Coelho e Iván Castillo.

“El panorama se hizo difícil, así que apelamos a lo que quedó y la verdad a ese grupo le tengo un agradecimiento eterno, porque dio la talla de lo que es el Tigre, desde la valentía de un arquero juvenil como Sahonero, pasando por la experiencia de jugadores como Eduardo Jiguchi, Marcelo Carvallo, Doile Vaca, el argentino Gabriel Caiaffa, los atacantes Líder Paz y Limberg Méndez entre algunos, y jóvenes como Juan Carlos Melgar, Záckary Flores y Boris Montaño”.

“Ya cuando empezamos la definición ante Oriente, en el partido de ida el rival fue muy superior y nos ganó con contundencia. En la revancha en La Paz muchos descontaban que Oriente venía a cumplir el trámite y parecía así, porque íbamos empatando, hasta que un cabezazo salvador de Diego Cabrera nos dio el triunfo y se forzó a la final en Cochabamba, justo en plena Navidad, lo recuerdo claramente”, expresa Galarza.Sahonero. Como la historia bíblica, cuando David derrotó a Goliat, así fue el duelo en el último penal entre el juvenil arquero Sahonero y el afamado Erwin ‘Platiní’ Sánchez, que capitaneaba a Oriente Petrolero. “Era el último penal, y todos saben de la calidad, experiencia y potencia en el remate de Platiní, si no me equivocó tiró a la derecha y Sahonero, ese muchacho valiente, se lanzó a ese sector, desvió el penal y el Tigre logró el campeonato”.

Galarza cuenta que en la charla técnica a los jugadores les contó por qué al Tigre le dicen ‘Derribador de Campeones’ y otras cosas que elevaron el ánimo del grupo.

En el partido, Líder Paz anotó el gol y en los penales volvió a marcar, junto con Diego Cabrera, Gabriel Caiaffa y Marcelo Carvallo.

Los datos

Ida y vuelta En la final de ida en Santa Cruz, Oriente ganó por 3-1; en la vuelta, en La Paz, The Strongest venció por 2-1.DesempateEl partido final se jugó el sábado 25 de diciembre en Cochabamba, igualaron a un gol y en los penales el Tigre ganó por 4-3 obteniendo su séptimo título.

El corazón de Lucho está con el aurinegro

El otrora gran guardameta stronguista asegura que preguntarle por quién se inclina en la definición del torneo Apertura, entre The Strongest y Universitario, está demás, pues quiere ver al Tigre campeón, aunque admite que los partidos primero se los tiene que jugar y que al frente estarán un buen equipo y un mejor entrenador, en alusión a Eduardo Villegas.

“En estos partidos estaré con el Tigre por la increíble afición que tiene. La gente, el hincha stronguista, se merecen un título. Ahora lo complicado es que se enfrenta a otro gran stronguista como Eduardo (Villegas), que es un gran entrenador y seguro que luchará por ganar el campeonato y él sabe parar a sus equipos”.

Recordó que además Villegas ya demostró que sin muchas figuras, él arma equipos bastante guerreros, como ahora.Galarza también destacó el trabajo laborioso y detallado que hace Mauricio Soria, quien llevó a The Strongest a una final luego de bastantes años.  

“Serán finales en las que quien aproveche sus oportunidades, cometa menos errores y tenga mayor resto físico saldrá adelante. Ahora, pese a ello, en el fútbol todo puede ocurrir, porque a veces las situaciones se presentan de diversa manera”.

Pase lo que pase, dijo Galarza, el Tigre debe mantener la base y no echar a 13 jugadores para luego traer a 15 y empezar de nuevo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia