Marcas

Gallardo vence en el foto finish

Dos bolivianos subieron al podio de la quinta. Campero fue tercero

Podio. Rivera (izq.), Gallardo y Campero durante la entrega de premios.

Podio. Rivera (izq.), Gallardo y Campero durante la entrega de premios.

La Razón / Marcos Bonilla / Villa Tunari

00:52 / 07 de noviembre de 2012

Después de la tormenta salió el sol para el boliviano Horacio Gallardo, de Glas Casa Real de Tarija, ganador de manera brillante de la quinta etapa de la Vuelta a Bolivia de ciclismo, la más larga (205 kilómetros) y también la más dura de la competencia, que se corrió ayer entre Buena Vista (Santa Cruz ) y Villa Tunari (Cochabamba).

Un diluvio marcó el inicio de la jornada en Buena Vista. Nunca antes una etapa de la Vuelta había empezado con un temporal así. El aguacero empezó a caer cerca de las 21.30 del martes y no paró ni un sólo instante hasta las diez de la mañana de ayer. Lluvia y un fuerte viento fueron los enemigos de los “héroes de la carretera”, cuando se esperaba que fueran las altas temperaturas. Castigados de esa manera ingresaron al trópico cochabambino.

El tarijeño le ganó por centímetros a José Luis Rivera (Clos de Pirque), el segundo clasificado, y con algo más de holgura a Piter Campero (Pío Rico). Los tres y otros 48 ciclistas que ingresaron con el pelotón cronometraron el mismo tiempo: cuatro horas, 40 minutos y 38 segundos.

El grito de felicidad de Gallardo justo al cruzar la meta confirmó su victoria, pues la diferencia con Rivera fue apenas perceptible, y los encargados del cronometraje tuvieron que recurrir al “foto finish” para determinar quién ingresó primero.

Como ya sucedió en dos etapas anteriores de la carrera —la segunda y la cuarta— hubo una fuga tempranera, en este caso antes del kilómetro 10, nueve ciclistas desafiaron al temporal y se separaron del grupo: Edward Ortiz (Claro), Cid Martínez (Glas), Jonathan Camargo y Yhonathan Salinas (Lotería), Gustavo Hernández (Clos), Luis Martínez (Carchi), Jorge Giancinti (San Luis) e Ibon Zugasty y Rubén Menéndez (Start Cicling).

La aventura juntos se prolongó por más de 80 kilómetros; después, cuando cuatro bajaron el ritmo y fueron cediendo terreno. Los que continuaron: Salinas, Hernández, Martínez, Zugasty y Menéndez permanecieron así unos 100 kilómetros más, aunque para ese momento la lluvia había bajado de intensidad y alcanzaron una diferencia máxima con el pelotón de nueve minutos y 36 segundos en Ivirgarzama, pero después las distancias se fueron recortando.

Faltando aproximadamente 20 kilómetros para la meta, el español Zugasty empezó a rodar solo, empero duró así hasta cuatro kilómetros antes de llegar, pues el pelotón se hizo fuerte, lo devoró y empezó otra carrera con un resultado distinto. Con el grupo compacto y en lo poco que quedaba de competencia empezaron las fugas de los diversos participantes en el lote, aunque todas fueron controladas.

Faltando 400 metros Rivero inició la escapada, creyó que había alcanzado un espacio lo suficientemente grande para ganar —así lo reconoció al final de la carrera— pero no contó con la reacción del boliviano Gallardo que lo pasó en los últimos metros antes de cruzar la meta y se adjudicó el primer lugar.

La opinión de:

Horacio Gallardo: ‘Había corredores muy fuertes’

“Sé que había corredores muy fuertes embalando, y la verdad es que no creí que yo estaba entre ellos, en ese grupo selecto; pero les hemos demostrado todos los días que se podía llegar al sprint y hoy (ayer) se dio ganando”.

José Luis Rivera: ‘Gallardo me ganó con lo justo’

“Faltaba (para la meta) muy poco, es una lástima. Cuando vi que quedaban 300 ó 400 metros partí, pensé que había hecho un espacio suficiente para que no me sobrepasaran, pero Gallardo parece que viene bien y me ganó con lo justo”.

Piter Campero: ‘Ojalá se dé un primer lugar’

“Estoy feliz con el tercer puesto, más por haberlo conseguido en Villa Tunari, en Cochabamba. Hay varias etapas que quedan por correr y veremos qué podemos dar. Ojalá se dé un primer lugar”.

Horacio siente que ya cumplió en esta carrera

Con lo de ayer, Horacio Gallardo ya cumplió en esta Vuelta a Bolivia. El tarijeño del Glas Casa Real dijo que continuará peleando por los primeros lugares de la clasificación por puntos, pero con el triunfo obtenido en la etapa más larga y más dura “puedo terminar la Vuelta tranquilamente”.

El Chapaco no se cambiaba por nadie en las calles de Villa Tunari. Quedó reconfortado con su victoria, que la había buscado en tres de las cuatro etapas anteriores. Fue segundo el sábado, en la segunda; y el lunes, en la cuarta, se había clasificado quinto.

“Con este triunfo nos acercamos un poquito al líder (de la clasificación por puntos), se pone difícil porque ayer (por el lunes) se me fueron muchos puntos, vamos a luchar; pero con lo que hemos conseguido hasta ahora me puedo ir tranquilo”.

Está feliz con su producción hasta la quinta etapa, que supone la mitad de la carrera. Es el mejor boliviano en la general (décimo cuarto), aunque es consciente de que en lo que resta a partir de hoy otros ciclistas nacionales como Óscar Soliz y Juan Cotumba “me van a pasar porque en la montaña van mucho mejor que yo, pero sin embargo lo que hemos hecho hasta ahora, que es ganar una etapa, la más larga y ante tanto público, estamos felices”.

De la etapa, Gallardo manifestó que llegó a pensar que se le escapaba: “Nos veníamos marcando justo con el corredor argentino (Rivera) del Clos de Pirque, sabía que él era más fuerte para el sprint y cuando me pasó por la izquierda no lo perdí de vista, al final lo volví a encontrar y lo pude pasar sobre la raya”.

La de ayer fue la segunda etapa que Horacio Gallardo gana en una Vuelta a Bolivia, la primera fue en 2009. “Desde entonces estuve buscando una victoria y ahora se dio. Le agradezco al público que me alentó”.

La otra cara. El español Ivon Zugasty no ocultó su molestia por haber sido sobrepasado por el pelotón pocos kilómetros antes de llegar a la meta y terminar en el puesto 70. “Yo iba bien, pero contra un grupo de 50 (el pelotón) no se puede hacer nada”.

Responsabilizó de lo que a la postre fue una mala posición, pues ingresó siete minutos después del pelotón, a su director deportivo (Mauricio Frazer). Dijo que la fuga empezó “demasiado pronto, prácticamente yo estuve fugado 200 kilómetros. Yo no quería arrancar, pero el director me obligó. Pienso que nos hemos equivocado”.

El Valle da una buena bienvenida

El apoyo

Ya es tradicional en el Departamento de Cochabamba que la gente salga masivamente a ver la carrera: Shinaota, Bulo Bulo, Entre Ríos y en la meta en Villa Tunari hubo mucha gente, algunos portaban la bandera nacional.

Uno menos

Sólo un abandono se produjo ayer, el de Ronald Gómez, del Claro de Colombia. Hubo además varias caídas, la más grave de Richard Basualdo de la selección nacional, que se golpeó la nariz. La oportuna atención del personal de la Clínica Fides posibilitó controlar la hemorragia y el ciclista continuó en competencia.

La sexta

La sexta etapa de la Vuelta —que se correrá hoy— será la más corta de todas: 103 kilómetros entre Corani y Cochabamba. Comenzará a 3.290 metros sobre el nivel del mar y bajará hasta los 2.574 de la capital valluna.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia