Marcas

Gerardo García Berodia: ‘Creo que cerraré mi carrera en Bolivia’

Español No es habitual que un jugador europeo, menos si se formó en el Real Madrid, actúe en el fútbol boliviano

La familia en pleno: Su esposa Gema, su hijo Gerardo (8 años) y el futbolista español de Wilstermann. Foto: Fernando Cartagena

La familia en pleno: Su esposa Gema, su hijo Gerardo (8 años) y el futbolista español de Wilstermann. Foto: Fernando Cartagena

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:47 / 06 de mayo de 2013

Tiene talento en las piernas y visión de juego, dos detalles que lo convierten en un futbolista de primera línea, algo que ha demostrado en el aún corto tiempo desde que llegó al fútbol boliviano.

Gerardo García Berodia es un futbolista español formado en el Real Madrid. Cuando tenía 15 años disputó el Mundialito Paz y Unidad de la Academia Tahuichi en Santa Cruz. Tiempo después se le presentó una oportunidad, la pensó y decidió probar suerte en Wilstermann, donde hoy es una de las figuras.

— ¿Cómo está en Bolivia?

— Bien. Llegué en enero. Es un país muy diferente al mío, así que tuve que cambiar el chip y la mentalidad. Pero, hombre, tiene cosas buenas. Por ejemplo, aquí, en Cochabamba, el tema de alimentación, pues  se come muy bien. Además, es una ciudad tranquila donde la gente vive mucho el fútbol. Aquí, la gente te para en la calle y te alienta, eso es lindo para un jugador.

— ¿Cómo es el aficionado boliviano a diferencia del español?

— Cuando el equipo gana se le nota una gran euforia, pero cuando el plantel pierde se dramatiza demasiado, la gente se cabrea mucho; en cambio, en España, es más moderada, si su equipo gana es más cauta y cuando pierde tampoco lo llevan tan mal, no dramatiza tanto.

— Por supuesto, futbolísticamente hay mucha diferencia, ¿no?

— Hay una gran diferencia con Europa, pero no es el tema táctico, la velocidad, el planteamiento o el físico; lo que veo es que aquí no hay buenos campos deportivos, los terrenos de juego son muy secos y a la hora de jugar no los riegan, de paso el césped suele ser más alto, entonces el balón corre más lento aunque salgas rápido; por tanto, si la pelota no corre o circula bien se hace más lento el juego. Aquí uno tiene que tener más el balón como consecuencia del estado del campo de juego.

— ¿El  boliviano tiene buena técnica y es disciplinado en ese aspecto?

— Bueno, hay diferencias: el jugador boliviano no tiene tanta disciplina a nivel, por ejemplo, de la alimentación y los descansos. Son formas diferentes. Allá se controla más el peso y otro tipo de detalles que en Bolivia no se mira tanto o no lo controlan tanto. Creo que son cuestiones de cultura.

— ¿Hay talento?

— También hay diferencias: creo que en Bolivia  se está empezando a trabajar más en el tema de las canteras (divisiones inferiores),  se están dando cuenta de que es la base de cualquier equipo y seguramente irán saliendo jugadores; en Europa se trabaja mucho en este tema, desde pequeñitos,  desde los cinco años, los niños empiezan a caminar  en esta disciplina.

— ¿Qué hace un jugador español en el fútbol boliviano?

— Es que surgió esta oportunidad porque se abrió el mercado de invierno en España, estaba jugando en segunda división y no tenía muchos minutos, así que dije ‘vamos a probar suerte’. Estuve en Bolivia cuando era muy joven, en 1995 jugué con el Real Madrid un torneo en Santa Cruz, así que sabía adonde venía; además hice consultas, por ejemplo al profesor Miguel Ángel Portugal (DT de Bolívar), y con todas esas referencias me animé.

— ¿Se quedará mucho tiempo en el país?

— Al principio pensé y decidí venir por un corto tiempo, pero me siento contento, muy cómodo con el trato de los dirigentes y también de los aficionados , lo que me hizo cambiar de opinión. Quería probar suerte, pero ya he renovado contrato hasta junio de 2016; incluso estoy pensando en cerrar mi trayectoria deportiva en Bolivia, pues tengo 31 años y creo que puedo jugar un tiempo más, por eso hice traer a mi familia, a mi esposa y mi hijo.

¿Cuál es el objetivo con Wilstermann?

— Aún tenemos posibilidades de pelear la clasificación a algún torneo internacional , vamos a intentarlo. Y de cara al próximo torneo, hay que aprender de los errores que cometimos y mejorar. Creo que la dirigencia del club está con ganas de armar un equipo competitivo.

— ¿Se puede decir que ya se ganó el cariño de la gente?

— Sí, y aquello me sorprendió, porque no había debutado en el torneo de la Liga y la gente ya me tenía como la esperanza para poder lograr un campeonato o clasificar a un torneo internacional, todo eso para mí fue bueno, pero también una presión porque la gente estaba expectante; felizmente las cosas me salieron bien, aún estoy terminando de adaptarme  a lo que es la Liga y creo que más adelante podré dar más a nivel individual .

— ¿Le incomodó la altura como ocurre con otros jugadores?

— Creo que uno debe ambientarse, me costó un poco, pero no he tenido mayores problemas y cuando voy a Oruro o La Paz ya no la siento mucho; sí en Potosí, donde creo que es demasiado, pero así es la Liga y hay que adaptarse. En el fútbol no hay excusas, hay que ganar en cualquier campo.

— ¿Le causó sorpresa que los equipos españoles hayan quedado eliminados de la Liga de Campeones?

— Me sorprendió mucho por el nivel que tienen tanto Real Madrid como Barcelona, mucho más por los marcadores con que cayeron derrotados; sin embargo, siempre a los equipos españoles les fue complicado jugar en Alemania y ganar a sus equipos,  creo que esta vez los rivales fueron más contundentes y me parece que el campeón será  Báyern Múnich.

Si tuviera que recomendarle a otro español, ¿le diría que venga a jugar a Bolivia?

— Sí, está claro. Pueden llegar más futbolistas españoles. Yo estoy viviendo una grata experiencia y animaría a otros a probar suerte. Quisiera abrir las puertas para que más jugadores de mi país vengan.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia