Marcas

Gustavo Quinteros: ‘Un Mundial sería la consagración como entrenador’

Exitoso. Es el técnico del comienzo de las eliminatorias. Con Ecuador ha ganado todo hasta ahora. Sigue la senda que formó en los clubes que dirigió.

Gustavo Quinteros. Foto: EFE

Gustavo Quinteros. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

00:18 / 07 de diciembre de 2015

Ecuador cerró el año no solo como puntero de las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, sino con puntaje perfecto: cuatro partidos jugados, todos ganados, hacen 12 puntos. Su técnico es  Gustavo Quinteros, nacido en Argentina y naturalizado boliviano. Su sueño es ir a la Copa del Mundo. Espera que a Bolivia le vaya bien y algún día le gustaría volver al país, donde fue campeón con Blooming, Oriente y Bolívar, para dirigir a The Strongest.

— ¿Este 2015 no podía ser mejor para vos?

— Hace poco lo estábamos hablando con la familia y la verdad es que éste como los últimos años los estamos disfrutando mucho porque o salimos campeones con los clubes o nos tocó hacer cosas importantes con las selecciones. Con Bolivia tuvimos algunos resultados buenos como contra Argentina jugándole allá. Es decir que todos estos años Dios nos bendijo con felicidad y buenos resultados deportivos allá en donde estuvimos. Estamos muy contentos, fueron espectaculares, unos más que otros, así que muy bien. Y este 2015 fue un fin de año soñado.

— ¿Qué balance haces de las eliminatorias?

— Si miras la clasificación ahora, no están ni Argentina ni Colombia en el grupo de los clasificados y eso por supuesto es raro que  suceda. Hay muchos candidatos buenos para tan pocos cupos. De entrada se vio que va a ser unas eliminatorias duras con Brasil que se sumó, mientras Perú y Paraguay se están recuperando.

— ¿Te sorprendió alguna selección?

— Me sorprendió gratamente el juego de mi equipo, Ecuador. Con menos felicidad me sorprendió el arranque de Argentina; Brasil está ahí sin definir, pero igual hay que temerle porque reacciona cualquier rato.

— ¿Qué te gustó de Ecuador?

— Los jugadores están convencidos de la idea de juego que tenemos, saben que jugando de esta manera se le puede ganar a cualquiera y con eso podemos sumar aquí o afuera. Antes por ahí éramos un equipo que se defendía demasiado, pero desde el último partido en la Copa América comenzó ajugar como me gusta. Desde ahí jugamos seis cotejos y los ganamos todos, incluido los de eliminatorias.

— ¿Tu estilo hace que Ecuador sea más agresivo?

— Desde la Copa América, creo que con la nueva propuesta volvimos a jugar de una forma muy agresiva. Al inicio tuvimos altibajos, pero luego logramos intensidad y mucha fuerza ante los rivales que enfrentamos y por eso alcanzamos lo que tenemos ahora.

— ¿En Ecuador trabajas como lo hacías en Bolivia, por ejemplo con miniciclos previos?

— No, porque los equipos locales aquí nos dan solo con cinco días antes a los jugadores y los de afuera igual. A veces es menos con los viajes y traslados que se deben hacer. Ahora la diferencia es que esos jugadores tienen un nivel muy grande y competitivo, cosa que antes no pasaba. Los futbolistas ya vienen con una preparación muy buena y no se hace necesario más tiempo juntos. En cambio, con Bolivia sí se hace necesario trabajar más porque no tiene muchos jugadores con esa talla de estar afuera.

— ¿Ecuador va al ritmo de los grandes?

— No, porque Argentina y Brasil tienen muchísimos jugadores en el exterior, son otra cosa. Chile y Uruguay trabajan con la misma idea hace seis años y van bien, tienen futbolistas de talla internacional y trabajo, por eso juegan casi de memoria. Ecuador será importante luego de este proceso, porque peleará los primeros lugares jugando de la misma manera de visitante y local, pero no podemos compararnos con Argentina y Brasil o con Chile y Uruguay, que están más arriba.

— ¿Crees que Ecuador va camino a ser potencia?

— No sé si potencia, porque cada año que pasa Ecuador tiene más jugadores afuera y al tener a ellos en ligas más competitivas, exigentes, entonces el país se fortalece y  mucho más la selección nacional. Colombia tiene a varios afuera y realmente es una potencia, nosotros debemos seguir trabajando para fortalecernos y pelear un lugar en el Mundial que viene.

— ¿Sueñas con ir a Rusia?

— Falta mucho todavía, a Ecuador aún le falta más de la mitad de los puntos y varios partidos difíciles, y yo creo que Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Uruguay son candidatos firmes a los cupos, pero Ecuador está para pelear, es una buena posibilidad, estamos en buen camino, jugamos bien, la idea de juego implementada le gusta al jugador ecuatoriano y le agrada ser protagonista.— ¿Cómo has visto a Bolivia en estas eliminatorias?

— A Bolivia la vi bien en la Copa América, ahora en estas eliminatorias cambió jugadores y cuerpo técnico y todavía no ha podido demostrar lo suyo, pero hay que darle tiempo, trabajo y partidos, creo que con eso se puede formar un equipo competitivo que sea un peleador más en la historia.

— ¿Qué hacer para mejorar?

— Lo dije muchas veces: es que en Bolivia faltan torneos juveniles, las escuelas y divisiones menores de los clubes deben jugar muchos torneos competitivos para así tener más jugadores y mejor preparados. Otros países tienen bastantes futbolistas en Europa y Bolivia no, entonces falta una gran formación de juveniles para pasar a los clubes y a la selección.

— ¿Por eso es que con Bolivia no lograste el éxito que tienes ahora con Ecuador?

— Lo fundamente es que se debe trabajar desde abajo, la diferencia es que en Bolivia las divisiones inferiores no juegan la misma cantidad de partidos que la primera. En Venezuela y otros países se hace eso.

¿Tu paso por la selección boliviana fue negativo en tu carrera por la falta de buenos resultados ? 

— Cuando estaba al mando de Bolivia el equipo jugaba como a mí me gusta, y logró resultados históricos. Tratamos de jugar de igual a igual a donde fuimos. Para nada yo lo tomo como negativo por como nos fue. Yo me tuve que ir antes por un tema de planificación, la Liga nos sacó días de trabajo. En todo caso, gracias al buen juego que logramos con Bolivia es que tuve la posibilidad de dirigir en otro lado.

¿Por qué a nivel de clubes te ha ido tan bien?

— Es verdad que en los clubes que dirigí me fue bien. Ojalá que sigamos en este camino para continuar evolucionando como profesionales y tener oportunidades de seguir dirigiendo en el fútbol internacional. Lograr dirigir en un Mundial sería la consagración como entrenador.

— ¿Cuál es la clave para tener éxito a donde vas?

— Debe ser el método de trabajo que tenemos, es bueno. Tengo un gran cuerpo técnico, un mejor preparador físico como (Rodrigo) Figueroa, y siempre me estoy actualizando, mirando videos, viajando, yendo a entrenamientos en Europa, en Sudamérica, intercambiando conceptos con grandes técnicos, me voy enriqueciendo y no dejo de formarme día a día y todo eso me ayuda. En Argentinos Juniors en cuatro años de trabajo en divisiones inferiores gané esa misma cantidad de campeonatos, luego en los clubes de Bolivia que dirigí, y por último en Ecuador.

¿Cuántos títulos son?

— Gané seis títulos nacionales, tres copas AeroSur, cuatro copas de inferiores, fácil más de 10. Luego, cuando antes dirigí de manera amateur también me fue bien. Todo eso me motiva a seguir mejorando y aprendiendo.

¿Dirigir un Mundial será tu consagración?

— Es un sueño que tengo, ojalá lo pueda conseguir. Si no se da más adelante, insistiré con la selección que confíe en mi trabajo. Ya me tocó jugar una Copa Mundial con Bolivia y ahora quiero dirigir en una y si no es en 2018 nunca voy a bajar los brazos.

¿Apuntas a Europa?

— No sé, ahora estoy muy ilusionado con lo que estoy haciendo porque todo un país mantiene vivo su sueño. Veremos qué posibilidades hay de dirigir en otro país, primero está la selección y para llegar a Europa tienes que clasificar a un Mundial, dirigir y hacerlo bien. No es fácil ir hasta allí y lograr lo que quieres. Por ahora caminaremos y nos haremos camino al andar y bien metidos en la selección ecuatoriana. Estoy muy contento acá, donde podría quedarme a vivir toda mi vida, y sería feliz de igual manera.

— ¿Te quedó algo pendiente en Bolivia?

— Me hubiese gustado dirigir al Tigre, igual como jugador salí dos veces campeón y jugué Copa Libertadores. Le tengo un gran cariño, lamentablemente no se dio la posibilidad, pero uno nunca sabe, todo se puede dar. Mi mente está puesta ahora en Ecuador y clasificar a Rusia. Ya más adelante será. Es una de las cosas pendientes que tengo en mi carrera como entrenador de fútbol.

¿Quieres decirle algo a la gente de Bolivia?

— Que siempre la pase con mucho amor, con mucha paz, que haya hermandad en Bolivia. Que siempre disfrute con la familia y los amigos. Y en el plano futbolístico le deseo lo mejor a la selección en las eliminatorias, que le vaya bien y seguro al año nos veremos cuando con Ecuador juguemos en La Paz.

Perfil:

Nombre: Gustavo Quinteros Desábato

Nacimiento: Santa Fe,  Argentina, el 15 de febrero de 1965.

Cargo: Seleccionador de Ecuador.

El exzaguero de The Strongest y mundialista con la selección boliviana en 1994 cierra otro año exitoso, de acuerdo con su propio balance.Su sueño ahora es dirigir a Ecuador en   Rusia 2018.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia